Retiro anual y Asamblea. Fraternidad de Brasil. Febrero 2024. Carlos Roberto dos SANTOS

Del 23 al 30 de enero tuvo lugar en la ciudad de Jundiaí – SP el Retiro anual de la Fraternidad Sacerdotal de Brasil. El día 29 se realizó la Asamblea electiva, que se realiza cada seis años, según el Directorio y el Estatuto, al finalizar el mandato del padre Carlos Roberto dos Santos como responsable nacional.

Este año el retiro fue un poco diferente, primero porque, como es habitual, sólo participaron 27 personas.

En segundo lugar, porque el padre Antônio Reges Brasil, que sería el predicador, no puede hacerlo por indicaciones médicas. Como llegó la noticia en octubre, no hubo tiempo para invitar a otro asesor al retiro, y organizamos un equipo y sacerdotes de la Fraternidad, coordinados por el Padre Carlos Roberto dos Santos, para predicar el retiro. Los temas para cada meditación los elegimos a partir de las decisiones de la primera parte del Sínodo de la Sinodalidad, de la siguiente manera:

La introducción al Retiro y la primera meditación fueron dadas por el Padre Carlos y tuvieron como tema: Carlos de Foucauld, un hermano inacabado: desde el camino de Carlos de Foucauld y su herencia espiritual motivaron la experiencia de todos los demás temas, teniendo en cuenta los desafíos actuales del camino eclesiástico.

En la 2ª meditación Dom Eugênio Rixen compartió sobre la Sinodalidad como novedad, presentando varios aspectos controvertidos de la Carta Sinodal, ayudándonos a meditar sobre esta realidad; El Padre Willians Roque de Brito impartió la 3ª meditación, ayudándonos a actualizar un tema importante de nuestra espiritualidad: “Apostolado de la Bondad: Una Iglesia sinodal en misión”, valorando el aporte de todos los bautizados, en la variedad de sus vocaciones. En la 4ª meditación Dom Eugênio Rixen trabajó sobre el tema: “Tejiendo vínculos, construyendo fraternidad y comunión; desde la fraternidad universal, propuesta en nuestra Fraternidad.

La quinta meditación, realizada por el hermanito Lindolfo Euqueres, nos ayudó a meditar sobre una verdad muy querida por todos nosotros: “Los pobres son los protagonistas del camino de la iglesia”. Dio un excelente testimonio de la inserción de sus hermanos en el mundo, entre los pobres. En la sexta meditación, el Padre Gildo Nogueira Gomes, de Fratelli Tutti, nos ayudó a revisar el profetismo de la Iglesia, frente a un individualismo que se vuelve contra sí mismo, un populismo que divide a los pueblos creando odio contra sus hermanos, y una globalización que homogeneiza a los pobres y estandariza la explotación y disminución de la calidad de vida de los seres humanos.

En la séptima meditación, el padre Willians Roque de Brito nos ayudó a afrontar la “misión en el entorno digital”, muchas veces falsa, pero también un nuevo areópago donde testimoniar la espiritualidad de San Carlos de Foucauld y ayudar en el camino de la Iglesia en nuestro tiempo . La gran pregunta: ¿cómo podemos contribuir en este entorno digital, de forma segura tanto a nuestra existencia humana y ministerial, cómo a ayudar a otros a crecer? Es necesaria la formación y seguimiento de los misioneros digitales y la creación de redes.

En la octava meditación el Padre Carlos Roberto dos Santos nos ayudó a meditar sobre el tema “Ansiedad, depresión y suicidio en la vida de las personas, especialmente del clero”. Basado en datos concretos sobre la alta tasa de suicidio entre el clero en Brasil; la colaboración de la psicología y la neurociencia, presentada como principio curativo, para el cuerpo y el alma, la amistad con Jesús y con nuestros hermanos vivida desde el apostolado de la bondad, en la gratuidad de la vida. La verdadera amistad permite a los hermanos hablar, sin miedo, de sus alegrías y esperanzas.

Estaba prevista, una mañana, antes del almuerzo, una conversación con el padre Julio Lancelloti.

Esperábamos escucharlo compartir su testimonio de vida, pero no pudo venir. A última hora, sus abogados se reunieron con él para preparar su defensa ante la constante persecución y acusaciones que ha sufrido por su trabajo con sus hermanos y hermanas sin hogar. Pero la intención de la semilla valió la pena.

El día 29 quedó constituida en Brasil la Asamblea electiva de la Fraternidad Sacerdotal Iesus + Caritas. El padre Carlos, responsable nacional, presentó y leyó los lineamientos y procedimientos para la elección previstos en el Directorio y Estatuto de la Fraternidad. Estas mismas orientaciones las presentó, durante el año 2023, en encuentros de las diversas fraternidades en las seis regiones de Brasil. En la primera vuelta de la elección, cada región nominó tres nombres de hermanos de todo Brasil para asumir el cargo de Responsable Nacional en los años 2024-2029. Los tres más votados fueron: el padre José de Anchieta Moura Lima, de la Archidiócesis de Juiz de Fora/MG, Dom Edson Tasqueto Damian, obispo emérito de la Diócesis de São Gabriel da Cachoeira/AM y el padre Willians Roque de Brito, de la Diócesis de Marília/SP. Por unanimidad fue elegido el padre José de Anchieta Moura Lima, de la archidiócesis de Juiz de Fora, estado de Minas Gerais. Fue consultado por el Padre Carlos Roberto dos Santos, y luego de la aceptación, como ya había habido aprobación verbal de su obispo, tomó inmediatamente posesión del cargo, asumiendo la coordinación de la Fraternidad Sacerdotal Iesus + Caritas como Responsable Nacional para el período. de 2024 a 2029.

Goiás, 21 de febrero de 2024

P. Carlos Roberto dos SANTOS


Leer en PDF: Retiro anual y Asamblea. Fraternidad de Brasil. Febrero 2024. Carlos Roberto dos SANTOS es

Casa de la Fraternidad Jesus Caritas, Goiás, Brasil. Carlos Roberto dos SANTOS

Hace muchos años, con el Padre Celso Pedro, el “vieux frère” de la Fraternidad Sacerdotal Iesus Caritas en Brasil, alimentamos el sueño de organizar la “Casa de Nazaret”: una casa de acogida basada en la espiritualidad del Hermano Carlos de Foucauld, que podrían acoger a hermanos para descansar o pasar tiempo en retiro espiritual e incluso de vacaciones, etc.

Hubo algunos intentos de poner en marcha este plan, pero no tuvieron éxito debido a las dificultades que se presentaron en cada momento.

En el año 2018 se abrió un kairos: por un lado, la jubilación del padre Carlos Roberto dos Santos, elegido responsable nacional, el emérito monseñor Eugênio Rixen, el deseo explícito de los padres Freddy Goven, Gunther Lendbradl y monseñor Edson Tasqueto Damián (para cuando sea emérito). Por otro lado, el Monasterio de la Anunciación estuvo disponible para acoger nuevos proyectos que estuvieran en comunión con la acción pastoral de la Diócesis de Goiás.

En el año 2020, mientras estábamos reflexionando sobre estas posibilidades, tomamos conciencia del elevado número de suicidios de sacerdotes en el clero de Brasil. Inmediatamente empezamos a preguntarnos qué podríamos hacer a partir de las intuiciones espirituales de san Carlos de Foucauld. Así fue como la “Casa de Nazaret” se convirtió en la “Casa de la Fraternidad”. Con este deseo, la Fraternidad de Brasil entró en contacto con la Diócesis de Goiás y presentó la solicitud de contrato por un año, para desarrollar este trabajo en el “Monasterio de la Anunciación”. Fue aceptado e iniciamos la experiencia el 18 de enero de 2021. Éramos cuatro hermanos: Carlos, Eugenio, Gunther y Fernando (ex monje del monasterio).

Objetivo general: la “Casa de la Fraternidad Jesus Caritas” no es un monasterio ni una casa terapéutica, sino un centro de vivencia de la espiritualidad del Padre Carlos de Foucauld. Un lugar para testimoniar el Evangelio y la vivencia fraterna con sencillez y humildad. ¡La oración es y será nuestra fuerza!

Objetivos específicos: la “Casa de la Fraternidad Jesus Caritas” es un lugar de acogida para descanso, oración y vida fraterna a los sacerdotes, diáconos, religiosos/as y laicos/as que quieran profundizar su vida espiritual. Pero también un espacio de acogida a aquellos que estén heridos, estresados o exhaustos existencialmente, y quieran crecer en su identidad vocacional.

Todo el trabajo se realiza a partir de la sencillez de nuestra espiritualidad: lectura y meditación del Evangelio, Eucaristía y adoración Eucarística, trabajo manual y conversaciones sobre la vida. Deseábamos que esta experiencia pudiera ayudar al “hermano retirado” a volver a lo esencial en su vida ministerial y, por “causa de Jesús y del Evangelio”, volver a casa con más ardor evangélico y lleno de esperanza, y ponerse al servicio de los más necesitados.

La Casa también ofrece acompañamiento espiritual y cursos o retiros a los sacerdotes, diáconos, religiosos/as y laicos/as que quieran. Además, albergará una biblioteca y archivo de la Fraternidad Sacerdotal Iesus Caritas en Brasil. Allí guardará y cuidará de los libros, de los boletines y toda documentación de la Fraternidad Nacional. Será, inclusive, lugar de investigación para quien lo desee.

Financieramente, estamos viviendo con muy poco: el compartir de los hermanos que aquí residen y las pocas donaciones de los hermanos de nuestras fraternidades. ¡Y cómo necesitamos ayuda…!

Los miembros residentes en la Casa de la Fraternidad viven diariamente una rutina espiritual en comunidad: oración de la mañana, adoración, misa diaria con el pueblo de la comunidad, comidas diarias y trabajos manuales. Una vez al mes hacen la revisión de vida, y una vez al mes el día del desierto, según los medios propuestos por la Fraternidad Sacerdotal Iesus Caritas.

¡San Carlos de Foucauld, ruega por nosotros!

Padre Carlos Roberto dos SANTOS
Responsable de la Casa de la Fraternidad


Leer en PDF: CASA DE LA FRATERNIDAD JESUS CARITAS. GOIÁS, BRASIL Carlos Roberto dos SANTOS es

Eric y Matthias en Formación permanente de Sacerdotes, Roma, febrero 2024

Eric LOZADA y Matthias KEIL, ambos miembros del equipo internacional de nuestra fraternidad de sacerdotes, fueron enviados por sus respectivas diócesis como representantes a un congreso en Roma. El Dicasterio para el Clero organizó allí del 6 al 10 de febrero una conferencia internacional sobre el tema “La formación permanente de los sacerdotes”. En este congreso participaron alrededor de 1.000 sacerdotes de 60 países diferentes.

En agradecimiento a los sacerdotes de nuestra Fraternidad Iesus Caritas, Eric fue invitado a sentarse en la primera fila durante la audiencia con el Papa. Esto le permitió reunirse directamente con el Papa. En su discurso, el Papa dijo, entre otras cosas: “¡Perdona siempre!”.
El objetivo de la formación permanente, es decir, de manera continuada, es renovar y profundizar el “amor pastoral” del sacerdote.

Eric LOZADA y el cardenal Lazarus YOU, Corea del Sur,, Prefecto del Dicasterio `para el Clero

Eric LOZADA y el papa Francisco

Eric LOZADA y Matthias KEIL en el Congreso de Formación permanente para el Clero en Roma


Ver en PDF: Eric y Matthias en Formación permanente de Sacerdotes, Roma, febrero 2024 es

Carta a los hermanos de América, febrero 2024

Brasil, 10 de febrero de 2024

A los hermanos de la Fraternidad Jesús Caritas

¡Paz y Bien!

Con la gracia de Dios iniciamos muy bien el año 2024.

El equipo panamericano se reunió en Oaxaca del 2 al 8 de enero. Agradecemos a nuestro hermano Padre José Rentería y su comunidad, por la acogida y toda la logística creada para que pudiéramos tener una excelente estadía y un buen encuentro en Oaxaca. En nuestro encuentro:

1) Seguimos la metodología de Fraternidad durante todo el encuentro

2) hemos revisado el camino de nuestras fraternidades en toda América, luego hemos buscado medios para fortalecer la vida de nuestras fraternidades y para incentivar a la creación de nuevas fraternidades en los países donde todavía no existen;

Nos proponemos contactar con hermanos de Venezuela, Colombia, Panamá y Cuba, que tengan alguna similitud con nuestra espiritualidad o con este rostro de iglesia pobre y servidora, para invitarlos a participar con nosotros en nuestras fraternidades.

Solicitamos a los hermanos que conocen a alguien que nos envíen sus datos de contacto.

3) El 4 de enero, el P. Willians R. de Brito, de Brasil, hizo una iluminación (charla) sobre la “Sinodalidad en la Iglesia bajo una visión Latinoamericana”, por videoconferencia.

Después, discutimos sobre estos tres temas:
a. ¿Cuál es el mayor problema de las fraternidades de nuestro continente?
b. Propuestas para el futuro de nuestras fraternidades
c. ¿Cómo incentivar nuestra fraternidad en otros países?

4) El 7 de enero hicimos un día de desierto, en una hermosa colina de Oaxaca.

5) En este encuentro comenzamos a organizar la creación de un folleto con la Misa en español, inglés, portugués y francés, y algunos cantos de nuestros países, para ayudarnos en nuestras reuniones y asambleas panamericanas e internacionales.

6) No hemos de olvidar que tuvimos la oportunidad de visitar la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, y también participar de la vida de la Parroquia San Bartolo Coyotepec. Misa festiva en honor a la Virgen Nuestra Señora de la Soledad al pie de la Cruz, de la Misa festiva de Santos Reyes, de encuentros con la comunidad de los Sordos, y también de un matrimonio y bautizado con ellos. Y por último, de un hermoso almuerzo con los líderes de las comunidades de la parroquia de José Renteria.

Hermanos, siguiendo el ejemplo de san Carlos de Foucauld, gritemos el Evangelio con la vida.

Un gran abrazo,

Carlos Roberto dos Santos
Responsable Continental

Cuaresma 2024 Reflexiones e invitación a la Revisión de Vida. Aurelio SANZ BAEZA

Nos encontramos en un tiempo de gracia, de comunión con todas las personas de nuestro mundo que desean la paz, la concordia, la solidaridad hecha realidad con la humanidad que sufre. Nos encontramos también en un tiempo convulso, de inseguridades, de resoluciones pendientes de conflictos, de explotaciones humanas en sus diversas formas.
Son llamadas permanentes ante las cuales nos sentimos impotentes muchas veces.

También nuestra vida personal se ve afectada por todo lo de nuestro entorno, por el trabajo o el estrés de múltiples actividades, buscando más horas a cada día, o la inactividad por la edad, el cansancio, la enfermedad…

La palabra CONVERSIÓN viene de nuevo a nosotros en este tiempo, y podemos dejarla como en tiempo de Navidad como un adorno que acompaña la estación del año, porque es actitud necesaria para celebrar la Pascua, una de resurrección y otra de nacimiento. Es decir, que la conversión se puede quedar en un tópico que se repite anualmente, y pasar por nuestra vida como la curación de un resfriado o poco más.

Si observamos la conversión de Carlos de FOUCAULD, además de su personalidad, su pasado más reciente y su biografía hasta ese momento, hay una acción de Dios, que llama a su hijo, que pone en su camino a Henri HUVELIN, que cuenta con el apoyo espiritual de parte de su familia, tan angustiada por ese hermano, primo, tan inteligente y creador que resulta difícil comprender.

Ante esto, podríamos hacernos estas reflexiones:

1 ¿En qué aspectos de mi vida, de mi espiritualidad, de mi trabajo ordinario y de mis relaciones con los demás necesito cambios? ¿Me he acomodado a estar como siempre o siento que así no funciono bien? ¿Doy la cara por los demás, por el papa Francisco, por mis compañeros curas? ¿Doy la cara por los pobres que están conmigo?

2 La amistad con Dios, mi relación con él en la oración, en la celebración de la eucaristía o la Liturgia de las Horas, ¿está marcada por el rito repetitivo, rutinario, ordenado, o es expresión diaria, del presente, de mi momento actual y del mundo, con las inquietudes o alegrías del día? La adoración, la escucha de la Palabra, ¿qué lugar y tiempo ocupan en mi vida diaria? ¿Tengo tiempo para casi todo menos para orar y contemplar? La jornada de desierto, ¿es una prioridad? ¿Tengo, pereza, miedo…?

3 Cuando en un aparato electrónico son bastantes los cables de conexión y no acertamos dónde va uno y el otro, ¿cómo conecto desde mi buena voluntad en mi corazón la llamada de Jesús a trabajar en su Reino, la urgencia de respuestas desde mí mismo ante los conflictos humanos que hay cerca o lejos de mí? ¿Tengo capacidad de escucha a quien me necesita?

La Cuaresma es tiempo de conversión, No hagamos un mito o una idea más, o un adorno en nuestro conjunto de ser creyentes, fácil de explicar a los demás, pero difícil de afrontar interiormente.

Aurelio SANZ BAEZA,
fraternidad de Murcia

Febrero 2024


PDF: Cuaresma 2024 Reflexiones e invitación a la Revisión de Vida. Aurelio SANZ BAEZA es

Horeb Ekumene, febrero 2024. La fe y los jóvenes de hoy

Esperemos la llamada de Dios, no la anticipemos, ya que es cierto que Dios no nos necesita y que no sabemos si quiere usarnos para la obra que nos parece deseable. .. Y cuando Dios llama a Moisés, Moisés tiene una extrema renuencia a obedecerlo, lo que nos muestra que el deseo de hacer algo no es la prueba del llamado de Dios, como la renuencia, incluso muy fuerte, a hacer algo. La cosa no prueba que Dios no nos lo pida … Por tanto, esperemos el orden de Dios sin anticiparlo … y cuando lo recibamos, lo obedecemos, a pesar de ….
(San Carlos de Foucauld)

Artículos

  • Cómo proponer la fe a los jóvenes hoy.
  • Los estudios me interesan pero no tienen el valor del trabajo manual.
  • 2024 (=8).
  • Vida contemplativa.

Leer el documento completo en PDF: Horeb Ekumene febrero 2024

Sinodalidad y proceso sinodal, promesa para el Tercer Milenio. Fausto FRANCO MARTÍNEZ

El enfoque sinodal es algo que nuestro mundo de hoy necesita urgentemente. En vez de perseguir la confrontación declarando la guerra y buscando vencer al otro, hacen falta procesos que permitan que las diferencias se expresen, se escuchen y maduren para así poder caminar juntos sin necesidad de aniquilar a nadie. Es una tarea difícil; implica paciencia y compromiso con el otro. Construimos un pueblo no con armas de guerra, sino en la tensión fructífera de caminar juntos.

Esta charla se impartió en Becerril de la Sierra (Madrid) en septiembre de 2021 en una convivencia del Instituto Español de Misiones Extranjeras (IEME)

El sueño de la sinodalidad

El camino de la sinodalidad es el camino que Dios espera de la Iglesia del tercer milenio. Se trata de la llamada de Dios a la Iglesia de nuestro tiempo, que tiene estas sombras: Falta de fe y corrupción. También abuso sexual, abuso de poder y abuso de conciencia perpetrado por un número importante de clérigos y consagrados. Esquemas y estructuras medievales y usos y costumbres fosilizadas e innamovibles.

El camino de la sinodalidad

En una Iglesia sinodal todos los bautizados son corresponsables, todos evangelizadores. Todo el Pueblo de Dios comparte una dignidad y una vocación común. Son sujetos activos de la evangelización. Este es el presupuesto indispensable para un nuevo impulso misionero que involucre a todo el Pueblo de Dios.

La sinodalidad obliga a revisar las estructuras eclesiales. Será necesario cambiar toda una serie de moldes y mecanismos jurídicos y pastorales que han perdido su razón de ser con el paso de los tiempos, que no sirven más pero sin embargo continúan hasta hoy intangibles.

La sinodalidad es profecía para el mundo. Además de un modo de ser eclesial, la sinodalidad vivida es una profecía para el mundo de hoy, abre nuevos caminos e indica nuevas metas para la humanidad.

Un proceso sinodal inédito

La particularidad de este proceso sinodal es que nunca antes se había planteado un sínodo con estas características. Algunos comentaristas se atreven a decir que es como un Vaticano III.

La sinodalidad no es un tema más. En los Sínodos anteriores se abordaron diversos temas de la vida de la Iglesia. En este Sínodo se va a plantear su misma vida, su esencia.

Escuchar al Pueblo de Dios no es un simple escuchar a las personas. La opción de consultar al Pueblo de Dios es fruto de redescubrir el valor insustituible del Sensus fidei Fidelium debido a la presencia del espíritu Santo en ellos. Por tanto se trata de escuchar la voz de Dios. Escuchar lo que el Espíritu quiere decir a la Iglesia.

Objetivos del proceso sinodal

La finalidad última de este Proceso no es sacar un documento. Va mucho más allá.

En primer lugar promover la conversión sinodal de toda la Iglesia. Es urgente un cambio de mentalidad en cada uno de los bautizados. Hay que vivir la experiencia de la sinodalidad en el día a día, como nuevo talante eclesial.

No basta la conversión personal. Es urgente dejar de lado vijos esquemas y engranajes del pasado y proponer nuevas herramientas que sirvan para mantener la transparencia del evangelio en nuestro mundo de hoy.

Desafíos que el proceso sinodal ha de afrontar

El clericalismo es el número uno de la Iglesia, que se partió en dos: De un lado la jerarquía-Papa-Obispos-Sacerdotes-, y del otro los fieles.

Hay asignaturas pendientes; por ejemplo el papel de la mujer en la Iglesia y la ley del celibato presbiteral; la postura a tomar con los miembros del colectivo LGTBIQ o la elección de los nuevos pastores, etc.

Perspectivas-Actitudes vitales

Diagnóstico global: O se da un cambio en los planteamientos de la Iglesia de manera real, visible y comprobable, o en el caso contrario, los fieles seguirán viendo a la Iglesia como presuntuosa, autoritaria y obsoleta.

Hay que confiar en la acción del Espíritu. Creer y esperar a pesar de todo.

Hay que dar primacía a los pobres. Una Iglesia pobre y para los pobres. Interesados en el cuidado de la creación, de la casa común.

Prestar atención al susurro del Espíritu en los acontecimientos.

Abiertos a nuevas ideas y nuevas propuestas, aun con el riesgo de equivocarnos.

Ser soñadores arriesgados. Los sueños soñados por muchos, tarde o temprano se hacen realidad.

Ser servidores esperanzados: Mediante nuestro interés e implicación personal todo este proceso sinodal, con nuestra oración y con nuestra participación en el ambiente donde nos encontramos, todos y cada uno de nosotros podemos contribuir a la renovación-reforma de la Iglesia según el Evangelio. Esta es la mejor manera de ser misioneros.


Leer en PDF: Sinodalidad y proceso sinodal, promesa para el Tercer Milenio. Fausto FRANCO MARTÍNEZ

Carta de Navidad 2023 a los hermanos del mundo. Eric LOZADA, responsable internacional

He aquí, la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emmanuel.” (que significa Dios-con-nosotros). (Mateo 1:23)

La Navidad siempre ha sido esto: contemplar la visita de Dios a su pueblo”. (Papa Francisco)

Nací, nací para ti, nací en una cueva, en diciembre, en el frío, en una noche de invierno, en la pobreza y en la soledad, desconocida incluso para los más pobres. ¿Por qué nací de esta manera? Para que creas en mi amor, ya que mi amor por ti no conoce límites. Como tanto os he amado, poned en mí toda vuestra esperanza. Te enseño a amarme… Desde mi nacimiento me he mostrado a ti y me he puesto enteramente en tus manos. … has podido verme, abrazarme, oírme, servirme, consolarme…. No me entregué a ti sólo al nacer, por unos días o años, sino que me entregué en tus manos para siempre, hasta el fin de los tiempos. (Meditación del hermano Carlos sobre el belén)

Queridos hermanos,

¡Saludos navideños a todos!

¿Cómo celebras tú y tu comunidad la Navidad este año? ¿Hay formas nuevas y creativas en tu celebración respecto a la del año pasado? ¿Sigue siendo la Navidad la presencia gentil, tranquila y humilde del Emmanuel en nuestro mundo ocupado y ruidoso? ¿O le damos al mercado, al turismo y al entretenimiento la licencia para planificar nuestras celebraciones navideñas? Sería bueno echar un vistazo a nuestras celebraciones navideñas de este año frente a la realidad de nuestro mundo actual con todas sus luces y sombras. Me pregunto cómo celebran la Navidad este año las familias en Gaza, Ucrania, Haití o cualquier lugar y las personas que sufren malestar social, pobreza extrema y desplazamiento. ¿Está más cerca de ellos la realidad del sufrimiento que la de la alegría navideña? Echamos una mirada reflexiva a nuestro mundo y, al interpretar los signos, celebramos la Navidad de una manera más receptiva y apropiada.

¿Y qué pasa con la madre tierra? La Navidad no es sólo para el mundo humano sino para todo el universo, incluido el entorno ecológico que se ve radicalmente alterado por el misterio de Dios encarnado. Me pregunto cómo celebran la estación la hermana agua, el hermano viento, el hermano pájaro, el hermano bosque. ¿Las quejas sobre la contaminación, el cambio climático, el desequilibrio del ecosistema los privan de alegría navideña? Para nosotros que podemos estar en el lado brillante del mundo, ¿cuál sería nuestra respuesta a la invitación a celebrar el Emmanuel en medio del ruido atronador de la violencia, la codicia y la apatía hacia la vida en todas las formas de nuestro mundo de hoy?

El nacimiento virginal no es sólo una persona sino un camino. Justo en el suelo mismo de nuestra esterilidad, vulnerabilidad, impotencia como personas y entorno, aparecen en el horizonte rastros de nueva vida, pequeñas manifestaciones del Emmanuel irrumpen en nuestra conciencia para dar origen a nuevas iniciativas y sueños compartidos. Como personas de esperanza, echamos una mirada larga y amorosa al mundo tal como lo ve el Padre cuando le dio al mundo su Mesías en la primera Navidad. El mundo no estaba preparado. Tiene que nacer en la pobreza del pesebre, en la periferia del pueblo. No se trata de una ilusión sentimental o de un deus ex machina, sino de una llamada a un cambio radical y paradigmático para el nacimiento de un nuevo cielo y una nueva tierra.

La Navidad es una llamada a la soledad del corazón. La verdadera soledad es reconocer, nombrar y reivindicar nuestra pobreza, nuestro vacío que es también nuestro espacio ilimitado para los demás. En el centro mismo de nuestra soledad, encontramos al Emmanuel en todos los hombres y mujeres como hermanos y hermanas, no sólo nuestros amigos sino también aquellos que matan, mienten, torturan, violan y libran guerras. Se convierten en nuestra carne y nuestra sangre. Cuando nuestros corazones están llenos de la bondad del Emmanuel y vacíos de miedo, ira, indiferencia y codicia, “nos convertimos en un hogar acogedor para Dios y para toda nuestra familia humana en la tierra”. (Henri JM Nouwen)

Lo nuestro es esperar, pero no pasivamente sino activamente. Cuando esperamos, sabemos que lo que estamos esperando: está creciendo desde el suelo sobre el que nos encontramos. Esperamos con la convicción de que hace dos mil años se plantó una semilla y que algo ya ha comenzado. Estamos llamados a estar presentes en el Kairós de la Navidad con la certeza de que algo está pasando donde estamos y que queremos estar presentes en este momento sin las características externas de la temporada. Dios ha plantado generosamente la semilla de la divinidad en cada corazón humano y en nuestro mundo y esperamos con firme convicción y gozosa esperanza con María, que cantó: “Grandes cosas ha hecho el Todopoderoso y santo es su nombre”. Bienaventurados somos cuando vemos lo que Dios quiere que veamos en este gran tiempo de Navidad.

Algunos anuncios:

Hay un Mes de Nazaret organizado en Filipinas del 1 al 26 de julio de 2024 para angloparlantes. La tarifa de inscripción es de $400/participante.

Están en camino los preparativos para nuestra Asamblea Mundial en Lulunta, Argentina, en enero de 2025. En las próximas semanas, estaréis recibiendo cartas del equipo internacional para que veamos, reflexionemos, discernamos y caminemos juntos la dirección, el contenido y el proceso de la Asamblea Mundial. Asamblea.

Hermanos, os agradezco mucho vuestro hermoso testimonio y vuestra firme decisión de seguir más de cerca a Jesús tras las huellas del hermano Carlos. Que nuestra fiel práctica de la espiritualidad libere tanto nuestros corazones que el Emmanuel pueda hacer nacer en nosotros y en nuestro ministerio nuevos y fervorosos modos de encontrar los múltiples rostros de los pobres de hoy.

Con mi cariño fraterno,
Eric


Leer en PDF: Carta de Navidad 2023 a los hermanos del mundo. Eric LOZADA, international responsible es