Convocatoria III Asamblea Panamericana

CORDOBA, 19 al 24 de septiembre de 2022

A los Responsables Nacionales de nuestra Fraternidad en Argentina, Chile, Brasil, República Dominicana, Haití, México, Estados Unidos y Quebec-Acadie.

Queridos hermanos:

¡Paz y gozo en nuestro bienamado hermano y Señor Jesús!

Me ha parecido oportuno iniciar el proceso de preparación de nuestra III Asamblea Panamericana con esta Convocatoria. Para diseñarla debemos tomar en cuenta tanto las Conclusiones de nuestra II Asamblea (Santo Domingo, febrero de 2018), como las Orientaciones que se desprenden de la Asamblea Mundial realizada en Cebú, Filipinas en enero de 2019.

En nuestra Asamblea de Santo Domingo hicimos varias propuestas para responder al desafío ecológico y al desafío migratorio y para mejorar la vida y misión de nuestras fraternidades. Creo que una lectura atenta de la “Carta de Santo Domingo” puede refrescar nuestra memoria y poner nuestra III Asamblea en continuidad con ella. También en Cebú fijamos ciertos acentos y prioridades que están recogidos en la “Carta de Cebú”. Adjunto ambos documentos como preparación a nuestra próxima Asamblea.

Podemos decir que la Asamblea Mundial enfatizó la dimensión misionera de nuestro ministerio presbiteral, a partir de la experiencia de misión del Hno. Carlos y de la insistente invitación del Papa Francisco a ser una Iglesia en salida hacia las periferias geográficas y existenciales. En una reunión que tuvimos los delegados de América durante el desarrollo de la Asamblea de Cebú, acordamos que éste debía ser el núcleo de nuestra III Asamblea Panamericana y que sería bueno abordarlo desde las experiencias misioneras que se podrían presentar en el campo migratorio, ecológico, o de la salud, en estos tiempos de pandemia.

Por otra parte, el Papa Francisco en su encíclica “Fratelli Tutti” coloca la gestación de la fraternidad universal como finalidad última de la misión y señala al hno. Carlos como inspirador de este horizonte evangelizador. (FT n. 286 y 287).

También me parece importante recoger, analizar y proyectar los datos respecto de nuestras Fraternidades en América, que nos arroja la Encuesta que el Equipo Internacional envió a todos los países.

(Ver documento completo en PDF: Convocatoria III Asamblea Panamericana)

Carta de Cebu, enero 2019, asamblea general

Del 15 al 29 de enero de 2019 hemos recibido del Señor un magnífico regalo : la asamblea internacional de la fraternidad Iesus Caritas en Filipinas. En Cebu, en la « House of Prayer » de Talavera, hemos vivido una bella experiencia de fraternidad universal a la luz de este tema : « Sacerdotes diocesanos misioneros inspirados por el testimonio de Carlos de FOUCAULD ».

Estamos muy agradecidos a las fraternidades sacerdotales Iesus Caritas de Filipinas, así como a la Iglesia diocesana de Cebu, representada por su pastor, monseñor José PALMA, que nos han acogido generosamente. Hemos sido 42 hermanos venidos de África, América, Asia y Europa, cada uno con su lengua, su cultura, su historia, sus experiencias, sus testimonios… Ha sido una preciosa manifestación del Espíritu de Pentecostés.

Hemos tenido la alegría de encontrar al pueblo de Dios en Cebu, a través de la participación en las celebraciones eucarísticas dominicales. Las fiestas del « Señor Santo Niño » y de « San Sebastián » nos han descubierto un pueblo de Dios entusiasta que celebra con una alegría contagiosa.

Dos acontecimientos nos han alegrado y entristecido durante la asamblea : la liberación de nuestro hermano Denis SEKAMANA, en Ruanda, después de una larga prisión, y el atentado el 27 de enero en la catedral de Jolo, con una veintena de muertos y más de 80 heridos. Rezamos por todas las víctimas y el progreso de la paz.

CONTEMPLACIÓN DE LA REALIDAD

El equipo internacional ha coordinado eficazmente las actividades de la asamblea a través de una metodología en tres etapas : contemplar la realidad, discernir y comprometerse. Hemos empezado por la escucha de las realidades que viven las fraternidades en sus países respectivos.

En la sociedad

  • La riqueza está siendo progresivamente peor repartida. Los ricos cada vez son más ricos, mientras que los pobres se quedan en la miseria.
  • Los pobres luchan por defender sus derechos, pero son las primeras víctimas de la violencia y de los tráficos de todas clases que surgen de la pobreza. El desprecio de los hombres por el medio ambiente y la explotación abusiva de los recursos del planeta han provocado una grave crisis ecológica donde los pobres son las principales víctimas.
  • Se desarrollan las migraciones causadas por la violencia y la inseguridad, mientras que los países ricos cierran sus fronteras.
  • En algunos países la aptitud de sus gobernantes para resolver los problemas de la sociedad se pone en duda, y los partidos nacionalistas y xenófobos van teniendo más poder,
  • En otros países, grupos extremistas han dividido las comunidades y extendido el miedo y la desconfianza en el corazón del pueblo.
  • El Islam está atravesado por corrientes contradictorias, y en ciertos países el integrismo y el terrorismo crece. Cristianos y musulmanes sufren.
  • Una creciente creatividad existe gracias a las ONG’s para responder a los grandes desafíos de la defensa de los Derechos Humanos, la inmigración, la ecología, la solidaridad con los pobres y vivir unidos en la diversidad de culturas.

En la Iglesia

  • En algunos países el número de cristianos disminuye y aumenta la indiferencia vis a vis de la religión y de la Iglesia. La secularización y el escándalo de los abusos a menores de sacerdotes y obispos han degradado aún más esta situación.
  • Pero muchos signos de esperanza han aparecido con la exhortación del papa Francisco « Evangelii Gaudium ».
  • Esta exhortación conduce a la Iglesia a un nuevo camino misionero más coherente con las esperanzas de la gente y más fiel al Evangelio.
  • Nos llama a vivir en la sencillez y en la proximidad con los pobres y a salir a « las periferias ».
  • Constatamos el aumento de laicos que están más comprometidos en su fe y que ellos mismos van siendo los evangelizadores.
  • Nos encontramos más abiertos al diálogo con los laicos y con los creyentes de otras confesiones y otras religiones,
  • Tenemos la necesidad de desarrollar iniciativas pastorales para formar pequeñas comunidades de base haciendo crecer la semilla del Evangelio en medio de los desafíos a los que el pueblo tiene que hacer frente.

En las fraternidades

  • Disminuye el número de miembros en algunas fraternidades por razón de la edad
  • En numerosas fraternidades la revisión de vida y la jornada de desierto no se practican. ¡Es un desafío que debemos tomar en serio !
  • Las fraternidades están creciendo en países del Sur.
  • Existe una buena comunicación entre las fraternidades del Norte y el Sur.
  • La vida de fraternidad se desarrolla gracias a los encuentros mensuales.
  • Las fraternidades viven parcialmente la adoración eucarística.
  • La voluntad de proximidad con los pobres es prioritaria en nuestros compromisos.

LOS CRITERIOS DE DISCERNIMIENTO

Las meditaciones de cada día, las conferencias y el compartir la experiencia nos han ayudado a profundizar en el discernimiento de todas las realidades contempladas.

Emmanuel ASI y Honoré SAVADOGO nos han facilitado meditar a diario el Evangelio del día y pensamientos del hermano Carlos. El primero nos ha invitado a acoger la llamada de Cristo a abrir nuestros corazones a nuestros hermanos y hermanas marginados y el segundo a seguir de cerca los pasos del hermano Carlos.

Las conferencias de Maurício da SILVA, de Jean François BERJONNEAU y de Manolo POZO OLLER nos han llevado a redescubrir los fundamentos de la misión y de la espiritualidad misionera del hermano Carlos y del papa Francisco. Esto ha sido una urgente llamada a asumir las convicciones misioneras para llegar a ser « Iglesia en salida » que anuncia la Buena Noticia a quienes se encuentran en las periferias geográficas y existenciales de la vida. Nos ha hecho resaltar algunos desafíos actuales en la misión : la degradación de nuestra « casa común », la emigración y el diálogo con los musulmanes.

En el capítulo de testimonios, nos hemos sentido muy motivados por el compartir de Mariano PUGA acerca de su experiencia pastoral con los pobres y oprimidos. También Fernando TAPIA nos ha presentado el documento sobre el Mes de Nazaret preparado por él, Jean-Michel BORTHEIRIE y Manolo POZO OLLER. Nos motivamos unos a otros para encontrar el tiempo necesario para este importante ejercicio de nuestra espiritualidad que nos facilita esta preciosa guía.

LAS LLAMADAS QUE ESCUCHAMOS

De cara a esta situación, y según los criterios enunciados, he aquí las llamadas para nuestra fraternidad :

En el corazón de nuestras sociedades

  • Queremos poner en práctica en nuestros países esta « fraternidad universal » a la que nos llama el hermano Carlos, poniéndonos al lado de los más pobres.
  • Para respetar con ellos este planeta que nos ha confiado el Creador,
  • Para luchar con ellos para que haya más justicia.
  • Para que la dignidad de cada persona sea respetada y cada uno pueda tener su parte de pan y de trabajo.

Al servicio de nuestras Iglesias

Hemos escuchado la llamada a :

  • Participar plenamente en esta « transformación misionera » a la que nos llama el papa Francisco en la « Evangelii Gaudium».
  • Consolidar las comunidades cristianas de base en torno a la Palabra de Dios.
  • Desarrollar la colaboración entre sacerdotes y laicos para comprometernos juntos en la misión, y luchar contra el clericalismo.
  • Ayudar a nuestras comunidades a estar « en salida hacia las periferias geográficas y existenciales ».
  • Hacer de la pobreza en nuestras comunidades un camino de solidaridad con los pobres.
  • Aprender a dialogar con los que creen o piensan de otra manera.
  • Contribuir a vivir con todos los grupos que componen la sociedad.
  • Invitar a nuestras Iglesias a acoger a los inmigrantes como hermanos y a Cristo mismo.

En nuestras fraternidades

Nos sentimos llamados a una conversión en la práctica de los medios de la fraternidad :

  • Hacer una auténtica « revisión de vida » como trampolín para la misión,
  • Respetar todos la adoración eucarística y los días de desierto indispensables parta seguir a Cristo en el camino hacia los otros.
  • Hacer del Mes de Nazaret una importante etapa para releer nuestro ministerio y ajustarlo al camino del hermano Carlos.
  • Desarrollar la relación entre las fraternidades de los diferentes continentes, gracias a la página « iesuscaritas.org ».
  • Dar a conocer la espiritualidad del hermano Carlos a las jóvenes generaciones.

LA ELECCIÓN DEL NUEVO RESPONSABLE INTERNACIONAL

Le agradecemos a Aurelio y a su equipo por el precioso trabajo llevado a cabo durante seis años.

Hemos elegido a Eric LOZADA, de Filipinas, como responsable internacional. Es el primer hermano de Asia en asumir esta responsabildad. Invocamos sobre él el soplo del Espíritu Santo para que sea fecunda su misión. Ha hecho su equipo de trabajo compuesto por Fernando TAPIA, Honoré SAVADOGO, Matthias KEIL y Tony LLANES.

Contamos con estos hermanos nuestros del nuevo equipo para que nos ayuden a « gritar el Evangelio con toda nuestra vida » y dar un nuevo aliento espiritual y misionero a nuestras fraternidades, pues como nos recuerda el papa Francisco, « Cristo resucitado y glorioso es la fuente profunda de nuestra esperanza, y su ayuda no nos faltará en el trabajo de la misión que nos confía », (Evangelii Gaudium N°275).

Los hermanos responsables y delegados en la asamblea general de Cebu,
Filipinas, enero 2019

PDF: Carta de Cebu, enero 2019, asamblea general, es

II Asamblea Panamericana: propuestas de compromiso misionero

Santo Domingo, República Dominicana, febrero 2018

Proponemos volver a estudiar el documento “Propuestas para el crecimiento de nuestras Fraternidades”, elaborado en nuestra primera Asamblea panamericana, México, febrero 2016. Creemos que está plenamente vigente.

PROPUESTAS PARA RESPONDER AL DESAFÍO MIGRATORIO

1. UN SIGNO DE LOS TIEMPOS

La presencia de grandes cantidades de inmigrantes y refugiados en nuestros países no puede dejarnos indiferentes. Son un verdadero signo de los tiempos, que debemos examinar continuamente para descubrir las llamadas que Dios nos hace.

En general, nos hemos sensibilizado al respecto de la discriminación que sufren los inmigrantes, y frente a políticas que favorecen a los más poderosos; los “dueños de casa” hacen sentir su poder a los que vienen de fuera. En varios países, por miedo, se adoptan políticas de “derecha”, que rechazan al extranjero. Dada la masividad del fenómeno migratorio, en ciertos países hay temor de que lleguen a tomar el poder.

Las causas por las que se emigra son variadas, no solo la injusticia, sino también la búsqueda de una mejor calidad de vida. Detrás de esto está el capitalismo cruel y la desigualdad que genera.

En cuanto a la actuación de la Iglesia, en muchos países falta una palabra más clara y fuerte de parte de la Iglesia, y acciones concretas. Algunos de los hermanos de nuestra fraternidad están presentes en zonas donde se defienden los derechos de los inmigrantes, pero a veces no cuentan con el apoyo del mismo presbiterio o de los obispos.

2. ILUMINACIÓN

La Palabra de Dios y la espiritualidad del hno. Carlos nos interpelan a tratar a cada inmigrante y refugiado como un hermano. “Ya no hay judío ni griego, esclavo ni libre, varón ni mujer, porque todos ustedes son uno en Cristo Jesús” (Gal 3,28).

Valoramos en el testimonio del hno. Carlos el entregarse a todos y especialmente a los más abandonados, siguiendo el ejemplo de Jesús, que vivió el último lugar. Vemos en él un ejemplo de integración con la cultura, y de ir al encuentro de los demás, sin esperar a que ellos vinieran, aprendiendo su lengua, valorando su religiosidad. Carlos de Foucauld trabajó por los últimos, siendo francés en un mundo árabe. No tenía miedo a las amenazas, asumió riesgos y regaló un testimonio de cercanía física, cultural, social y religiosa con los nuevos hermanos. Es una presencia gratuita, sin esperar retribución y siempre disponible, aunque le interrumpieran su oración. Vuelve al pobre como un camino de salvación.

3. PROPUESTAS CONCRETAS

A. Queremos ser Iglesia en salida. Por lo tanto, proponemos no solo acoger a los inmigrantes sino ir a su encuentro y ponernos a su servicio para descubrir sus necesidades y responder a ellas en la medida que podamos, para favorecer su integración: escuelas de idioma, asesoría legal, documentación, acompañamiento pastoral.

B. Formarnos como pastores, junto con nuestras comunidades, sobre el desafío de la inmigración, tanto a nivel nacional como regional.

C. Conocer los organismos sociales y eclesiales que trabajan con inmigrantes, para involucrarnos en lo que ya se está haciendo.

D. Favorecer los espacios para la expresión de la propia cultura, por ejemplo, la liturgia.

E. Desarrollar nuestra función profética de anuncio y denuncia de las situaciones de injusticia hacia los inmigrantes.

F. Tener una actitud de cercanía hacia los sacerdotes que vienen de otros países a nuestras diócesis, mostrándonos para ellos como hermanos universales.

PDF: Propuestas de compromiso misionero. II Asamblea Panamericana