La Encarnación del Verbo y la Revolución de la Ternura. Antonio LÓPEZ BAEZA

SUMARIO

LA ENCARNACIÓN DEL VERBO Y LA REVOLUCIÓN DE LA TERNURA

1.- Aproximación al contenido “REVOLUCIÓN DE LA TERNURA”

2.- Principio y fundamento de esta revolución: el valor absoluto de la vida humana

3.- Ternura como síntesis de todas las cualidades del amor humano

4.- La ternura como núcleo de la revelación cristiana

EL SUSTRATO DE TERNURA EN LA MISERICORDIA DIVINA

1.- La Ternura, ¿atributo de Dios?

2.- Valorar la Ternura para comprender mejor la Misericordia Divina

3.- Una Ternura que impregna toda la vida del Reino: acción y contemplación

LA REVOLUCIÓN DE LA TERNURA SEGÚN EL PAPA FRANCISCO

1.- Ternura en la búsqueda de soluciones reales al sufrimiento humano

2.- Tres rasgos de la ternura revolucionaria

3.- Descansar en la Ternura de los brazos del Padre

Documento completo en PDF: La Encarnación del Verbo y la Revolución de la Ternura. Antonio LÓPEZ BAEZA

Migrantes y refugiados, a la luz de la Biblia. Eleuterio RUIZ.

La historia del Pueblo de Dios en la Biblia empieza con un Abraham llamado a dejar su tierra y buscar una tierra distinta, de la que solo llega a poseer realmente un pequeño terreno –que compra a duras penas– en Macpelá para sepultar a su esposa (Gn 23,4), luego de declararse como “extranjero y refugiado”1; y termina con un pueblo que se reconoce también como constituido por “extranjeros y refugiados” (1Pe 2,11), convertidos en “extraños” en medio del mundo. En definitiva, la “extranjeridad” forma parte de nuestro “ADN” teológico, por así decirlo, y no es raro que atraviese todas las páginas de la Escritura. Desde ese lugar de extranjeros permanentes, vamos a reflexionar aquí acerca de este desafío enorme que es la realidad inmensa de los migrantes y refugiados en nuestro mundo actual.

Documento completo en PDF: Migrantes y refugiados. Eleuterio RUIZ

Carlos Roberto dos SANTOS: Iluminación bíblica y magisterial del papa Francisco sobre la cuestión del medio ambiente

Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra, la madre tierra, la cual nos sostiene, y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y hierba (…) Esta hermana clama por el daño que le provocamos a causa del uso irresponsable y del abuso de los bienes que Dios ha puesto en ella. Hemos crecido pensando que éramos sus propietarios y dominadores, autorizados a expoliarla. La violencia que hay en el corazón humano, herido por el pecado, también se manifiesta en los síntomas de enfermedad que advertimos en el suelo, en el agua, en el aire y en los seres vivientes.” (cf. LS n 1-2).

A pesar de la preocupación por el destino universal de los bienes y de la preocupación con los profundos y rápidos cambios que la inteligencia y las actividades humanas estaban provocando en el mundo y que se extendían progresivamente al universo entero, podemos percibir que los padres conciliares aún no percibieron la problemática de la ecología. Varios documentos retoman este principio del destino universal de los bienes:

Dios ha destinado la tierra, con todo lo que contiene, para el uso de todos los hombres y pueblos, de tal modo que los bienes creados deben bastar a todos, con equidad, bajo las reglas de la justicia, inseparable de la caridad” (GS n. 69).

Pero ya, sentaron bases para un futuro “desarrollo sostenible” donde los más ricos tienen la obligación moral de socorrer a los más pobres, no sólo con lo que les es superfluo. Esta perspectiva provocaría la necesidad de “prever el futuro, estableciendo justo equilibrio entr las necesidades actuales de consumo, individual y colectivo, y las exigencias de inversión de bienes para las generaciones futuras” (GS nº 70).

Leer el documento completo en PDF: Iluminación bíblica y magisterial del Papa Francisco sobre la cuestión del medio ambiente

Fernando TAPIA. SEGUNDA MEDITACIÓN: NAZARET

El segundo misterio de la vida de Cristo que marcó profundamente la espiritualidad del Hno. Carlos fue Nazaret. Es un modo de vida coherente con el misterio de la encarnación entre los pobres: “Jesús fue a Nazaret, el lugar de la vida oculta, de la vida corriente, de la vida de familia, de oración, trabajo, oscuridad, virtudes silenciosas, practicadas teniendo como testigos sólo a Dios, a sus amigos y vecinos. Nazaret es el lugar donde transcurre la vida de la mayoría de la gente. Tenemos que respetar infinitamente a los más pequeños de nuestros hermanos…y mezclarnos con ellos. Seamos uno de ellos en la medida en que Dios quiera…y tratémoslos fraternalmente, a fin de tener el honor y la alegría de ser aceptados como uno de ellos”

Lee el documento completo en PDF: SEGUNDA MEDITACION

Fernando TAPIA. PRIMERA MEDITACIÓN: EL ÚLTIMO LUGAR

Charles de Foucauld fue un apasionado buscador de Dios después de su conversión a los 28 años. Alrededor de los 15 años había perdido la fe y tuvo una juventud muy desordenada. Fue expulsado del colegio de los jesuitas por mala conducta, más tarde fue expulsado del Ejército por no respetar las reglas militares. Malgastó su dinero en vino, mujeres y fiestas, estudió poco y vagaba sin rumbo por la vida. Este estilo de vida le dejaba un profundo vacío. Lo dice en una meditación varios años después recordando esta etapa de su vida: “El mal que hacía, no lo aprobaba, ni lo quería. Me hacías sentir un vacío doloroso, una tristeza que no he experimentado más que entonces; ésta volvía todas las noches cuando me encontraba en mi alojamiento. Me tenía mudo y abrumado durante lo que se llaman fiestas; las organizaba, pero, cuando llegaba el momento, las pasaba en un mutismo, una repugnancia y un fastidio inauditos”

Lee el documento completo en PDF: PRIMERA MEDITACION