Andrea MANDONICO. «Dios mío, ¡qué bueno eres!». Salvatore SCIANNAMEA

Entre las diversas aportaciones que surgieron sobre la figura de Carlos de Foucauld, a la espera de su canonización, cabe destacar el texto Dios mío como eres bueno, ed. Vaticano, de Andrea Mandonico.

Sacerdote y teólogo de la SMA (Sociedad de Misiones Africanas), Mandonico es el postulador de la Causa de Canonización de la Hermanita Magdeleine, fundadora de las Hermanitas de Jesús y vicepostulador de la causa de Carlos de Foucauld. Precisamente sobre la figura de Carlos de Foucauld, el actual profesor de estudios interreligiosos de la Pontificia Universidad Gregoriana ha publicado ensayos, traducciones y artículos sobre el Hermano Universal, el próximo santo, Carlos de Foucauld.

El desafío del texto de Mandonico no fue sencillo. Para quien conoce la figura de Carlos de Foucauld, él sabe bien que su vida requeriría bibliotecas, por el solo hecho de que sintetiza diversas opciones existenciales y numerosas vocaciones.
Por lo tanto, el texto es objeto de un esfuerzo considerable, pero al mismo tiempo brillante por la armonía, la ligereza bíblica y la visión general en el tratamiento.
El libro va acompañado de la cronología del santo, muy útil para contextualizar los distintos capítulos y un excelente, a la par que muy elegante, prefacio de Mons. Ennio Apeciti.

Toda la escritura, incluso metodológicamente impecable, es un faro brillante que arroja al Beato Carlos algunos rasgos que ahora resaltan sus sentimientos, a veces sus emociones y elecciones. El autor es muy hábil para hacer hablar al próximo santo, a través de sus escritos, sus cartas y los testimonios de quienes han conocido al Hermano Universal. Compuesto por trece capítulos, cada uno se introduce con una cita, casi una antífona esencial sobre el contenido que se desarrollará.

Tras un primer repaso, a través de la introducción, la escritura de Mandonico amplía el campo a través de una contextualización histórica inteligente sobre la época vivida por Carlos de Foucauld. Dentro del panorama histórico. Mandonico aplica una visión general del contexto eclesial, destacando fortalezas y debilidades. Se detiene brevemente en el contexto social y político, con detalles fundamentales para comprender la biografía de los bienaventurados. Tras haber contextualizado el período histórico y la eclesiología actual, pasa al perfil de Carlos de Foucauld recorriendo, a vista de pájaro, detalles familiares, su nacimiento, adolescencia, su vida como soldado y luego como explorador. Así pasa a presentar su conversión, sus encuentros en París y el radicalismo que caracterizará al nuevo Carlos, creyente y «enfermo» de Jesús. A partir de la conversión, Mandonico presenta brevemente las diversas vidas del nuevo converso: primero Pellegrino en Tierra Santa, luego monje trapense. Venimos así a presentar la vida de Carlos en Nazaret, contratado por las Clarisas como criado. Es en este contexto donde se destaca la nueva vocación de Carlos, la sacerdotal, iluminada por la conversación que mantuvo con la madre Elisabeth du Calvaire, abadesa del convento de Jerusalén, una mujer que le ayudará a disipar sus dudas sobre el acceso al orden sagrado. Después de esta parte de su vida, el nuevo ministerio de Carlos de Foucauld se presenta en Beni-Abbès y Tamanrasset.

Es así como llegamos a uno de los pilares fundamentales que es también el verdadero corazón de la espiritualidad foucauldiana: Nazaret. Mandonico analiza cómo la gran novedad del Espíritu, provocada por la espiritualidad de Carlos de Foucauld, parte del escondite del Hijo de Dios y de sus treinta años de vida oculta en Nazaret que, amado después de su primera peregrinación a tierra santa, se convertirá en el principio arquitectónico sobre el que se construye la vida del Hermano Universal y, posteriormente, en la piedra angular sobre la que construir las espiritualidades que harán referencia al Beato Carlos.

Tras la gran novedad de Nazaret, como piedra angular de la espiritualidad de Carlos de Foucauld, Mandonico aprieta el campo sobre los dos grandes pilares que sostienen la arquitectura espiritual foucaultiana: la Palabra de Dios y la Eucaristía. Conocemos la importancia del culto eucarístico que tuvo el contexto histórico del que partió Carlos de Foucauld, especialmente para las prácticas de piedad, como la devoción al Sagrado Corazón y la ofrenda redentiva del sacrificio. Lo que llama la atención, junto a este elemento que también se puede encontrar en otras figuras, es el amor a la Palabra de Dios y el tiempo que dedica a la «lectio divina», con la metodología del amante. Mandonico destaca cuidadosamente la profecía y la gran novedad creativa en la interioridad del monje misionero, en una vida que se sorprende en el Espíritu entre jadeos contemplativos y anuncios misioneros.

Un capítulo adicional está dedicado al Misterio de la Visitación, criterio hermenéutico de todas las relaciones humanas de Carlos. Logra ir más allá de sus propios prejuicios coloniales, como sacerdote, imaginándose a sí mismo como un tabernáculo viviente que lleva a Jesús a los demás, como lo hace María con Santa Isabel, haciendo que el pequeño Juan se sobresalte en una danza de alegría en el seno materno por la presencia de el Hijo de Dios Es precisamente el Misterio de la Visitación el que se declinará en Beni-Abbès y en Tamanrasset de manera diferente, según las circunstancias lo requieran. El autor continúa analizando con detenimiento temas queridos por Carlos de Foucauld como el amor en la contemplación y la fecundidad del apostolado, la predicación del Evangelio con vida, la paternidad universal de Dios, el deseo de fraternidad universal, el anhelo del testimonio supremo del martirio y , en el último capítulo, una reflexión escatológica sobre ir al encuentro del Esposo que viene.
El texto termina con dos apéndices muy interesantes; en el primero hay analogías sobre el Papa Francisco y su Magisterio siguiendo los pasos del Beato Carlos de Foucauld, mientras que, en el segundo, los escritos del mismo Beato Carlos. Al final del texto se encuentra la bibliografía citada en el texto de las obras y correspondencia de Carlos de Foucauld.

La lectura de este texto es muy recomendable porque, de manera atenta y oportuna, ayuda a comprender la grandeza y la novedad de una nueva forma de vivir y pensar la santidad hoy, contemplativa en actividad, ecuménica e interreligiosa en nuestro mundo globalizado. El texto es un fraseo que hace hablar la vida y los textos de los bienaventurados, dentro de la gran sinfonía del Magisterio, orquestada por el Espíritu, teniendo como partitura el Evangelio y como escenografía insustituible el rostro y la vida del Modelo Único, el Amado. Señor Jesús.

Estoy seguro de que leer este libro traerá un gran beneficio humano y espiritual a todos.

Don Salvatore Sciannamea
Fraternidad Sacerdotal
Puglia

Leer en PDF: Andrea MANDONICO.DIOS MÍO, QUÉ BUENO ERES. Salvatore SCIANNAMEA es

La puerta abierta. Jesús CERVERA

LA PUERTA DE LA CASA

Al principio, durante los primeros meses de vivir en El Meniaa, Argelia, junto a la tumba de Carlos de FOUCAULD, yo dejaba abierta la puerta de la casa; la dejaba abierta unas horas por la mañana, con la finalidad de que los vecinos vieran que era una casa normal, sin secretos. Incluso al entrar el coche dejaba la puerta del garaje abierta con la misma finalidad.

Lo hacía también como signo de confianza en el vecindario. Y que cualquiera supiera que la antigua casa de los padres misioneros (Dar Leclerc) estaba otra vez habitada.

Algún vecino entraba, y me llamaba para advertirme que me había olvidado de cerrar la puerta; otros venían avisándome de que tuviese cuidado con los ladrones …

Después de algunos meses y hasta hoy, dejo la puerta abierta siempre que puedo, muchas horas al día, como signo de disponibilidad: mi puerta está abierta para quien me necesite!!!

Y algunos entran y saludan, otros me piden algo: limosna, alimentos… Incluso alguien al ver la puerta abierta entran a pedir información de donde vive fulano o zutano, o dónde está la

oficina de Enseñanza para recoger los diplomas de bachillerato y F P (muy cerquita de casa)

También me ha ocurrido que alguien ha entrado a obsequiarme con alguna fruta (limones o dátiles) … he ganado mucho con la puerta abierta … salgo ganando yo.

LAS LLAMADAS A LA ORACIÓN DE LA MEZQUITA

Desde que empezó el cobid (marzo 2020) cuando oigo esta llamada del Almuecin, de la noche (ahora comienzos de noviembre es sobre las 20’30h) me pongo en silencio y oración, y leo el evangelio del día siguiente.

También por la mañana, me levanto con la llamada a la oración antes del amanecer (ahora es unos minutos antes de las 06h).

Es una forma de estar más unido y en comunión con este pueblo que reza al único Dios.

SER HARRAGA

Hay algunos jóvenes que me comentan y me preguntan para ir España o Europa. A todos les digo que no es un buen momento para convertirse en “Harraga” (la palabra que usan para los jóvenes que van en pateras), ya que eso es una aventura de muerte. Les advierto que las leyes de Europa y España no ayudan a entrar y vivir en Europa a los jóvenes trabajadores pobres, y que si consiguen entrar no van a poder trabajar e integrarse en esa sociedad en varios años.

La mayoría insiste en que no tienen otro camino que salir de Argelia para labrarse un futuro. Y yo les insisto en que todo lo que planean, el tiempo que dedican a soñar sueños imposibles lejos de aquí, así como el dinero que se van a gastar en ese arriesgado viaje, Todos los recursos deberían intentar invertirlos en su futuro aquí mismo.

El tiempo planificando los sueños y el dinero en su propia formación.

Pensar y planificar su futuro aquí, acompañados por su familia y sus amigos.

Jesús CERVERA, fraternidad sacerdotal de Valencia

Leer en PDF: La puerta abierta. Jesús CERVERA

Revista Horeb – Carlos de Foucauld, noviembre 2021.

SUMARIO

  • Candor Lucis Aeternae – Papa Francisco – Pág. 03
  • Encontrar al Dios coherente de Jesús – Jairo del Agua – Pág. 07
  • Proyecto (s) Pedagógico (s) – Jaume Patuel Puig – Pág. 13
  • El simbolismo de los indios norteamericanos – José Luis Vazquez Borau – Pág. 16
  • IX Jornadas de desierto «online»: Espiritualidad evangelizadora en Carlos de Foucauld – Pág. 19
  • Desde la ermita: En torno a la fe – Emili M. Boïls – Pág. 20
  • Textos de Carlos de Foucauld – Pág. 23
  • Libro: «La tradición cristiana» – Pág. 26

Lee el documento completo en PDF: Horeb Ekumene noviembre 2021

Noticias y Comunicaciones n° 304. La comunión de los santos

¿Qué implicaciones tiene profesar la fe en la «comunión de los santos»?

Cuando nos disponemos a celebrar la festividad de «Todos los santos» el próximo 1 de octubre 2021, está bien hacer atención a la fe que profesamos. Esta expresión aparece
poco antes del año 400 en el Símbolo de los apóstoles o credo de los apóstoles, declaración dogmática de los contenidos de la fe cristiana. Se trata del antiguo símbolo bautismal
de la Iglesia de Roma: «Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia Católica (en algunos casos las confesiones protestantes, suelen cambiar la palabra católica por cristiana o universal), la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.».

Leer el documento completo en PDF: BNC 304

Noticias y Comunicaciones nº 303

El discípulo de Jesús, el testigo del Evangelio, la persona habitada por el Espíritu, ha hecho de Dios su absoluto, gracias a una experiencia personal y transformadora de su vida. De ahí que sea una persona abierta, acogedora, clarividente, reconciliada con las cosas, con los demás y con el mismo, libre de todo aquello que hace inhumano a nuestro mundo y a nuestra vida. Así, ver desde la fe, es vivir en una actitud contemplativa. Es buscar siempre lo esencial de las cosas y no perderse en la superficialidad de los detalles, sintonizando con el fondo de las situaciones y de las personas.

Lee el boletín completo en PDF: BNC 303

Boletín Horeb-Ekumene, octubre 2021

SUMARIO

  • Un judeocristianismo contemporáneo. Lydia Morales Ripalda – Pág. 03
  • ¿Desde dónde miras?. Jaume Patiel Puig – Pág. 08
  • El «hueco» de Dios y el egoísmo religioso. Jairo del Agua – Pág. 11
  • Analogía. Pablo César Ghilini – Pág. 17
  • Roberto Bellarmino: la política de prudencia en tiempos de conflicto. Luca Arcangeli – Pág. 19
  • El simbolismo maya, azteca e inca. José Luis Vázquez Borau – Pág. 24
  • Desde la ermita: Fragmentos de una tarde de oración con jóvenes marginados. Emili M. Boïls – Pág. 27
  • Textos de Carlos de FoucauldPág. 28
  • Libro: «Una fe que encanta -y aunque duela no espanta» – Pág. 29
  • IX Jornadas de desierto «online»: Espiritualidad evangelizadora en Carlos de Foucauld – Pág. 31

Boletín en PDF: Horeb_Ekumene_octubre_2021

Noticias de la Familia Espiritual de Carlos de FOUCAULD, septiembre 2021

El viernes pasado, los miembros de la Secretaría se reunieron por primera vez después de las vacaciones de verano, por videoconferencia, por supuesto.

El día anterior, Giuliana participó en la reunión del grupo preparatorio italiano para la canonización del hermano Carlos. No hubo muchas noticias que informar. Todavía estamos esperando una fecha concre-ta. Sin embargo, probablemente no será este año, por lo que ahora lo esperamos durante la primavera de 2022

Leer el documento completo en PDF: 210929 NOTICIAS DE LA ASF