Carta de Pascua de Jean-François y Aurelio, Perín, 23 marzo 2018

Destacado

Queridos hermanos,
os escribimos desde Perín, España, donde nos hemos reunido para preparar la Asamblea Mundial de la fraternidad sacerdotal Iesus Caritas en Cebu, Filipinas.

Estamos cerca de la Pascua, aún con frío, pero en primavera.

Hemos realizado la Carta de Convocatoria para esta asamblea, y junto a los 56 delegados o responsables que participarán, todos los hermanos de Iesus Caritas están implicados. Teniendo en cuenta la coyuntura de la vida del mundo y de la Iglesia, que subraya la actualidad de la espiritualidad de Carlos de FOUCAULD, por una parte la evolución del mundo: los cinco continentes son cada vez más interdependientes, el gran movimiento migratorio, la degradación del planeta se acentúa, mayores diferencias entre ricos y pobres, los conflictos locales con repercusión internacional (Siria, Yemen…), el dios dinero con tanto poder… Vemos a muchos países replegarse sobre sí mismos, con el proteccionismo y al mismo tiempo la desconfianza de unos y otros.

La evolución de la vida de la Iglesia: el papa Francisco, mirando esta situación mundial, nos presenta los desafíos en la misión de la Iglesia. En la exhortación apostólica Evangelii Gaudium llama a toda la Iglesia a retomar una dinámica de evangelización, centrados en Cristo, y saliendo al encuentro del hombre, particularmente a los más pobres, a las periferias. En Laudato si, nuevamente, nos pide movilizarnos en torno a la figura de Francisco de Asís para practicar una feliz sobriedad y una solidaridad con los más frágiles de nuestro mundo. Sentimos en nuestras comunidades y diócesis la resistencia a este movimiento de conversión a la que nos llama el papa Francisco. Nosotros, sacerdotes en fraternidad, discípulos del hermano Carlos, debemos comprometernos en esta situación motivados por las intuiciones de Carlos de FOUCAULD: gritar el evangelio con la vida, ser presencia del evangelio en el corazón del mundo que no conoce a Cristo; las llamadas a ser hermanos universales y hacer posible en nuestras comunidades una dinámica de salida y de diálogo; llamada a vivir la espiritualidad de Nazaret, es decir, la pobreza, la oración y la cercanía con los pobres. Por tanto, no ser una Iglesia narcisista que se mira sólo a sí misma.

En nuestra asamblea de Cebu, Filipinas, tendremos presente esta triple fidelidad: a Cristo, al hermano Carlos, al papa Francisco. Por eso es tan importante que cada hermano ponga de su parte en esta asamblea, por la oración asidua pidiendo la intercesión de Carlos de FOUCAULD, la comunión fraterna entre nosotros, por la comunicación de unas fraternidades y otras de todos los países… Para eso tenemos un medio de comunicación que es la página iesuscaritas.org Os invitamos a enviar vuestros artículos, reflexiones, noticias…

Gracias por todos los esfuerzos para preparar bien nuestra asamblea mundial, con el trabajo del Cuestionario de Filipinas, y por colaborar económicamente para ayudar en los viajes de hermanos que no pueden hacer frente a este gasto.

En estos días de trabajo hemos participado de la vida de muchas personas, de situaciones humanas agradables y otras más complicadas; hemos vivido la oración y la eucaristía pidiendo por todos vosotros y especialmente por Gianantonio, de Italia, operado de su cáncer en estos días.

Que la alegría de la Pascua nos salga de un convencimiento pleno de que Jesús está vivo en las personas, situaciones que nos rodean, en los movimientos del mundo a favor de los derechos del hombre y de la mujer, de tantos corazones buenos que encontramos cada día.

Un abrazo grande y fraternal.

Jean-François y Aurelio

Perín, Murcia, España, 23 de marzo 2018

PDF: Carta de Pascua de Jean-François y Aurelio, Perín, España, 23 marzo 2018, es

Carta de Aurelio a los hermanos americanos, 2 marzo 2018

Destacado

Queridos hermanos,

ha sido un gran gozo participar en la II Asamblea Panamericana de la fraternidad en Santo Domingo y compartir la vida y preocupaciones, las esperanzas y realidades de los hermanos presentes y de los ausentes. Junto con Mark, como equipo internacional, he sentido la universalidad de la vida de la fraternidad y el espíritu de Carlos de FOUCAULD tanto en los trayectos de vidas como en las respuestas a los desafíos de nuestro tiempo.

Gracias por todo lo que se ha trabajado, antes y durante la asamblea. Valoro el esfuerzo de todos: los responsables de cada país preparando las respuestas a los cuestionarios, el trabajo de Fernando con la coordinación, los hermanos dominicanos con la preparación de la asamblea y hacer que estuviéramos como en casa… Nuestro hermano Francisco, arzobispo de Santo Domingo, con su hospitalidad y cercanía… Nuestro hermano obispo Rafael, con su testimonio de fidelidad a la fraternidad y al pueblo… Son muchos los motivos para estar agradecidos.

Desde cada persona, los hermanos, la comunidad de hermanas carmelitas y los trabajadores de la casa donde estábamos, el trabajo de Raisa, la gente que conocimos en las parroquias y comunidades, se recibe un don. Es el ser humano que nos da lo mejor de sí mismo. Cuando vamos por la vida de peregrinos, cuando salimos de nuestro “yo” para encontrarnos con el “otro”, y nuestra actitud no es estar a la defensiva, sino de recibir y ser acogidos, sin juzgar, sin prejuicios, se hace posible la fraternidad, y se crea ese momento contemplativo de entre las personas, que es más profundo aún cuando hace tiempo que no nos hemos visto. Por eso, la gran alegría de encontrar de nuevo a hermanos y fundirse en el abrazo fraterno.

Gracias a Carlos Roberto y Eleuterio por sus dos ponencias tan interesantes e interpeladoras. Nos han ayudado a tener una opinión más justa, a profundizar en las llamadas desde la Biblia y la Laudato si del papa Francisco hacia la realidad del mundo de la migración y de la ecología, en el cuidado de la casa común. Esto ha supuesto una toma de conciencia sobre los desafíos que se presentan no sólo en América sino en todo el mundo. Nuestro hermano Carlos tuvo esa conciencia desde su viaje a Marruecos, como científico, y aprendió de la gente sencilla cómo valorar lo que se tiene, cómo valorar al extranjero; por qué su fe, su cultura, su color o pensamiento nos interroga, ya que es distinto a nosotros. El mensaje de fraternidad universal de Carlos de FOUCAULD queda una vez más en el presente, en nuestros “presupuestos” pastorales y personales.

Los tiempos de oración, en la adoración, en la celebración de la eucaristía, creo que nos han ayudado no sólo a pensar, sino a trabajar en equipo y hacer entre todos un buen trabajo que ayude a todos los hermanos de América.

Echamos de menos a los hermanos de México, pero valoramos sus aportaciones en el cuestionario. Nos sentimos cerca de Douglas, en Venezuela, que está intentando dar a conocer la fraternidad en su país, contactando con sacerdotes motivados por Nazaret y el estilo misionero del hermano Carlos.¡Bravo, Douglas! Y mucho ánimo a la fraternidad de Argentina en la preparación del Mes de Nazaret en el próximo julio.

Hoy escribo con el dolor y la preocupación por los ataques terroristas en Burkina Faso. Todo el día estoy pendiente de noticias. Me duele mucho que se ataque a cualquier persona, y más aún a un país que amo tanto. Pido oraciones.

Y le pido a Dios y a su Madre que nos bendigan, que ilumine con su Espíritu nuestras vidas, nuestras comunidades, nuestras familias. Que sepamos mirar a Jesús en la adoración con confianza plena de amigo, que escuchemos al Señor en el desierto, con sus largos silencios y esperas -los de Él, a la búsqueda de nosotros-, que pongamos nuestro corazón en la revisión de vida, como un libro abierto, real, no de ciencia ficción o de historia, que sean los más abandonados quienes nos motiven en el camino del Evangelio.

Un gran abrazo transoceánico.

Aurelio SANZ BAEZA, hermano responsable

Perín, Cartagena, España, 2 de marzo 2018

PDF: Carta de Aurelio a los hermanos americanos, 2 marzo 2018, esp

Carta de Santo Domingo, febrero 2018

II ASAMBLEA PANAMERICANA – 19 AL 24 DE FEBRERO 2018

Queridos hermanos,

reciban un cordial saludo en Cristo Jesús, y que el proceso cuaresmal que vivimos nos lleve por el camino de la conversión.

En un clima de oración, alegría y fraternidad compartidas, nos hemos reunido los responsables nacionales y delegados de Argentina, Chile, Brasil, Haití, República Dominicana, Estados Unidos y Québec-Acadie, junto a dos miembros del equipo internacional, Aurelio y Mark. Queremos destacar también la presencia del Obispo Emérito Mons. Rafael Felipe Núñez durante toda nuestra asamblea. Agradecemos a Dios y a todos los que colaboraron con su oración, su trabajo y su contribución económica para que este encuentro fuera posible, especialmente a nuestros hermanos de la República Dominicana. También a los sacerdotes y diáconos que nos reemplazaron en nuestras parroquias.

Nuestro día se iniciaba con la Adoración Eucarística y terminaba con la Eucaristía. Revisamos el caminar de nuestras fraternidades en los últimos dos años y comprobamos que muchas de las propuestas elaboradas en la anterior asamblea, fueron puestas en práctica. Quisiéramos destacar la celebración del centenario del nacimiento del hermano Carlos realizada en todos nuestros países a través de simposios, eucaristías, retiros, publicaciones, posters, etc. Esto nos permitió dar a conocer su figura y su espiritualidad a muchos hermanos sacerdotes, diáconos, laicos, religiosas y seminaristas.

Durante nuestra asamblea dos hechos relevantes que se dan en nuestros países centraron nuestra atención: Las migraciones y el maltrato a nuestra Madre Tierra. Son verdaderos signos de los tiempos que quisimos examinar a la luz de la Palabra de Dios, del magisterio social de la Iglesia, especialmente del Papa Francisco, y de la espiritualidad que hemos recibido del hermano Carlos de Foucauld. El objetivo de este discernimiento comunitario fue descubrir la voluntad de Dios y comprometernos más en una verdadera Pastoral de Migrantes y en el cuidado de nuestra Casa Común.

Al escuchar atentamente los informes de cada país comprobamos que de una u otra manera estamos comprometidos en estos dos campos, pero que necesitamos hacer mucho mas porque está en juego la vida de personas, familias y pueblos vulnerables. Son victimas del capitalismo salvaje que las destruye sin piedad con el fin de rendir culto al dios dinero.

Nos iluminaron las dos ponencias presentadas por nuestros hermanos Eleuterio Ruiz de Argentina “Extranjeros y refugiados. Reflexiones sobre un desafío de nuestro tiempo a la luz de la Escritura” y Carlos Roberto Dos Santos de Brasil “Iluminación bíblica y magisterial del Papa Francisco sobre la cuestión del medio ambiente”. Ambas estarán en la Pagina Web de nuestra fraternidad internacional.

Ha quedado claro para nosotros que el Señor nos pide “ir en busca de los más abandonados”, como hizo el hermano Carlos en su tiempo, que en este caso son los migrantes que llegan a nuestros países en situación de gran vulnerabilidad. La Palabra de Dios es taxativa: “como un nativo dentro de ustedes será para ustedes el extranjero que reside con ustedes; lo amarás como a ti mismo. Porque extranjeros fueron ustedes en Egipto. Yo soy el Señor su Dios” (Lev 19,34). Y el Papa Francisco nos muestra un camino muy concreto para expresar este amor: Acoger, proteger, promover e integrar a nuestros hermanos y hermanas migrantes.

También hemos sentido un fuerte llamado a cuidar la Casa Común y hacer nuestra la pregunta que hace el Papa a la humanidad en su Encíclica “Laudato Si”: “¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos van a suceder, a los niños que están creciendo?” (N.160).

Queremos reflexionar más sobre este tema en nuestras fraternidades y con nuestros presbiterios y tener una actitud profética. También trabajar en red con organismos de Iglesia y de la sociedad civil para proteger el medio ambiente, y preservar la belleza y la integridad de la creación, don de Dios a toda la humanidad. El estilo de vida no consumista del hermano Carlos nos impulsa a vivir en la sencillez, en la austeridad y en la armonía con la naturaleza.

La convocación del Sínodo de los Obispos para la región Pan-amazónica, nos llena de alegría y esperanza. Colaboraremos activamente en su preparación y posterior puesta en práctica.

Hacia la mitad de nuestra asamblea, hemos visitado las comunidades de una parroquia de la periferia pobre de Santo Domingo. Esta visita nos puso en contacto con el santo pueblo de Dios, que, desde su pobreza, nos muestra la urgencia de ser coherentes con los caminos de compromiso que Dios nos ha mostrado en esta asamblea y los cuales fueron retomados en nuestro día de desierto y en la Revisión de Vida que hicimos en pequeños grupos.

Pedimos al Espíritu Santo que nos haga cada día mas fieles al carisma de hermano Carlos, que lo podamos compartir con muchos miembros del pueblo de Dios y así seguir contribuyendo al surgimiento de una “Iglesia pobre y para los pobres”

Nuestro próximo encuentro será en Buenos Aires, Argentina del 20 al 24 de septiembre de 2021.

Sus hermanos de la II Asamblea Panamericana

Santo Domingo, República Dominicana, 24 de febrero 2018

PDF: Carta de Santo Domingo, febrero 2018, esp

Carta de Aurelio a los los hermanos de Italia, 10 diciembre 2017

Queridos hermanos,

estoy muy contento de haber compartido con vosotros, los hermanos de la fraternidad sacerdotal de Italia, y los hermanitos de Jesus Caritas en Sassovivo y Limiti, estos días pasados en retiro, asamblea y vida de fraternidad, en el silencio, la oración, el descanso, la asamblea… Todo es para bien y me llena el corazón la buena acogida de todos.

Primero, Andrea en Roma, que me acogió tan fraternalmente y me dio hospedaje en Misiones Africanas y después me acercó a Salci, en casa de Giovanni, con quien fui a Loreto -también Andrea lo hizo a mi regreso y me llevó al aeropuerto-, los hermanos italianos en Loreto -qué gran alegría encontrar de nuevo a tan buena gente y conocer a otros más-, los hermanitos de Jesus Caritas, quienes me acogieron en la abadía de Sassovivo y me trataron en familia… A Sassovivo me condujo Francesco y pudimos visitar en el cementerio de Spello la tumba de Carlo CARRETO. Fue un momento contemplativo, que resuena aún en mi interior. Todo ha sido para mí un gran regalo que no merezco.

Gracias a todos por vuestro estilo cercano, mediterráneo, tan semejante al nuestro, español. Gracias por cuidarme como hermano.

Aunque echamos de menos a Gianantonio, tuvimos buena relación telemática con él cada día. Con él comunico frecuentemente y sigo su momento, su Nazaret.

De la experiencia del retiro, doy gracias al Señor por el testimonio de nuestro hermano obispo Giuseppe ANFOSSI, y el de los hermanos mayores de la fraternidad, que siguen las huellas de Carlos de FOUCAULD, como las de Jesús, en su vida cotidiana y su incansable trabajo por el Reino.

Quiero dar las gracias a Secondo por todos sus esfuerzos por la fraternidad de Italia en estos años pasados de responsabilidad; gracias, Secondo, por ser como eres, por tu transparencia y entrega generosa, por tu paciencia y ser de hermano para quienes confían en ti. Gracias también a Gigi TOMA, al aceptar el servicio a la fraternidad como nuevo responsable de Italia. Estoy seguro de que no te va a faltar el apoyo y a ayuda de todos en esos próximos seis años. El desafío de la organización de un Mes de Nazaret, que será un tiempo de gracia muy grande para los hermanos que se animen a realizarlo, como el contacto con los sacerdotes de Albania, si Dios quiere, entra en tus objetivos en este espacio de amor fraterno y trabajo gratuito y desinteresado. Mucho ánimo en tu dedicación, y sabes que tienes el apoyo de la fraternidad internacional.

En estos días en Loreto he constatado la importancia y actualidad del mensaje y el camino del hermano Carlos. En el día de desierto me sentí peregrino junto a vosotros. Hubiera preferido un silencio completo desde la noche del día anterior, pero respeto el ritmo de la mayoría: somos curas diocesanos y no monjes de clausura. Aún así deberíamos plantearnos un desierto de casi 24 horas, donde el silencio y la nada nos ayuden a dejarnos encontrar por el Señor.

Valoro grandemente el testimonio y el servicio de nuestros dos hermanos diáconos, Michele y Sergio, no sólo en sus funciones en la eucaristía, sino por sus aportaciones, su vida como padres de familia y trabajadores en la vida. Gracias por dar tanto de vosotros al Reino, desde vuestra vocación de cristianos consagrados en la vida matrimonial y en la Iglesia. La fraternidad está siempre abierta a quienes encuentran en el hermano Carlos un referente para sus vidas, y no sólo espiritualmente, sino también en el trabajo, el cuidado de una familia. Esto nos enriquece a todos y nos libera del clericalismo, esa lacra que a veces nos puede convertir en una “casta” especial entre los hombres y mujeres de nuestras parroquias y comunidades.

Mi encuentro en Limiti y Sassovivo con los hermanitos de Jesus Caritas, en un tiempo de acogida fraternal y familiar, me dio a conocer esta congregación desde dentro. Hasta ahora sólo conocía a Piero y Giovanni Marco, y he tenido la ocasión de convivir con Gian Carlo, Leonardo, Wilfried, Paolo Maria y Jhonatan. Me trataron como a uno más de la familia y tuve el tiempo para orar con ellos, celebrar en la casa de Limiti la eucaristía dominical con Piero, a quien tenía muchas ganas de ver de nuevo, lo que fue una gran alegría para él y especialmente para mí, y dedicar mucho tiempo a la oración en ese espacio de la abadía de Sassovivo y su entorno natural de montaña. Como con los hermanos de la fraternidad de Italia, en compañía de estos hermanitos de Jesus Caritas he saboreado Nazaret y el estilo de misión y servicio a la Iglesia en las líneas de Carlos de FOUCAULD. Gracias a todos de corazón. Gracias porque sé que en medio de la gente laten otros corazones que me hacen sentir hijo de Dios y hermano de todos.

Un gran abrazo.

Aurelio SANZ BAEZA, hermano responsable
Perín, Cartagena, España, 10 de diciembre 2017,
domingo segundo de Adviento y fiesta de la Virgen de Loreto

PDF: Carta de Aurelio a los hermanos de Italia, 10 diciembre 2017

Carta de Adviento 2017, hermano responsable.

Queridos hermanos,

el Adviento nos acerca en estos cuatro domingos próximos a Jesús pequeño y frágil. Este Jesús que nace en la esperanza de mucha gente por un mundo mejor, más humano, donde los hombres y mujeres gocen de sus derechos. Un mundo necesitado de diálogo, de igualdad. Francisco nos anima en sus mensajes a salir de estructuras opresoras, dentro y fuera de la Iglesia, y abrirnos al mensaje de Jesús hecho hombre en las diversas formas culturales y sociales.

El hermano Carlos, cuya fiesta celebramos el 1 de diciembre, 101 años ya de su Pascua, es una de nuestras referencias para, desde Nazaret, abrirnos al mundo, frente a una larga lista de injusticias que se mantienen desde los intereses de los poderosos. Las mafias del narcotráfico, de los seres humanos, la amenaza nuclear, los fundamentalismos políticos, las causas del cambio climático, el terrorismo… y tantos contra-adornos de Navidad que nos avergüenzan, pero que siguen estando presentes en lo cotidiano. Cuando se manipula la información, la conciencia; cuando se intenta a costa de vidas humanas ganar poder, dinero, engañar a los pueblos… Creo que todos sabemos decir no a todo eso, pero en nuestra misión está ayudar a los demás a ser consecuentes con la fe y el Evangelio. Que nuestra oración, pastoral y misión, que nacen del amor al Señor y al prójimo, como nos anima Carlos de FOUCAULD, estén en la línea del trabajo por el Reino en este Adviento, donde los pobres nos enseñan a compartir lo pequeño e insignificante.

Hemos vivido con dolor las pérdidas de Félix, nuestro hermano de Madagascar, Howie, de Estados Unidos -de quienes hemos hecho referencia en nuestra página iesuscaritas.org- y Dominic, de Myanmar. Otros hermanos también han celebrado su Pascua. Todos ellos nos han enseñado con su fidelidad al Evangelio y a la fraternidad que merece la pena ser seguidor de Jesús.

Al morir Félix, miembro del equipo internacional y responsable africano, el equipo ha designado a Honoré SAWADOGO, de Burkina Faso, para ocupar su sitio y responsabilidad. Le daremos acogida en nuestro próximo encuentro como equipo en Bangalore, India, en enero de 2018, preparando la Asamblea General de enero de 2019. Honoré, Jean-François, Mark, Emmanuel, Mauricio y yo vamos a trabajar con ilusión en hacer posible una asamblea donde estén representados todos los hermanos del mundo, sus inquietudes, las realidades de las fraternidades, las llamadas a ser fieles a nuestra opción por el camino de Jesús como misioneros y presbíteros diocesanos, en el carisma del hermano Carlos. Espero todavía de algunos países las respuestas al cuestionario previo a la asamblea. El cuestionario está de manera permanente en nuestra página de Internet. Gracias. Esto va a facilitar nuestro trabajo en Bangalore.

En abril viví con mucha alegría nuestro encuentro de responsables y delegados de la Familia Espiritual de Carlos de FOUCAULD en Aquisgrán, Alemania. Compartimos la realidad de ser hermanos y hermanas marcados por un estilo de Iglesia en comunión con Francisco, con las dificultades de ser seres humanos imperfectos, pero abiertos al cambio personal y comunitario ante los desafíos de nuestras sociedades, de los problemas de los hombres, con el gozo de saber que no estamos solos en esta misión. Nos sentimos y somos familia, y nuestra fraternidad sacerdotal comparte en muchos lugares del mundo la vida y cercanía de las otras fraternidades en el carisma del hermano Carlos.

La fraternidad de Argentina celebró en junio su retiro anual. Tuve el gozo de participar en él y compartir con bastantes hermanos su pastoral, la profundidad de sus vidas y su compromiso con su pueblo y sus comunidades. Sólo tengo palabras de agradecimiento por todo lo que el Señor hace a través de estos hermanos y la cercanía y fraternidad con que me trataron. José María BALIÑA, obispo auxiliar de Buenos Aires, nos ayudó a profundizar a través de la Palabra de Dios en nuestras vidas y nuestra misión. (Ver Carta de Aurelio a la fraternidad de Argentina, en nuestra página, archivos de agosto 2017)

También las fraternidades de Estados Unidos celebraron en julio su asamblea en Camarillo, California. Nuestro hermano Fernando TAPIA, responsable panamericano, animó el encuentro. Jerry RAGAN, nuestro querido “Hap”, fue reelegido como responsable nacional.(Letter from Camarillo, en agosto 2017, en nuestra página) Con mucho gozo se constata la cercanía de las diversas fraternidades de toda América, especialmente en la preparación que se está haciendo para la II Asamblea Panamericana, en febrero 2018, en la República Dominicana, con la coordinación de Fernando y los hermanos caribeños Mártires y Abraham. La nueva fraternidad de Haití estará presente. Bienvenidos, Jonas y hermanos haitianos.

Nuestros hermanos de México tuvieron el Mes de Nazaret por primera vez en julio y agosto, animados también por Fernando, cerca de Puebla. La experiencia ha sido una semilla de auténtica fraternidad en este país donde la fraternidad crece y se enriquece con hermanos sacerdotes muy comprometidos social y pastoralmente con su pueblo. Se aprecia el trabajo de Nacho, anterior responsable, su dedicación incansable a la fraternidad, y actualmente la labor de José RENTERÍA. Gracias por ser como sois. Podéis ver un amplio pdf con el reporte del Mes de Nazaret también en nuestra página.

En julio celebramos nuestra asamblea europea de la fraternidad en Rudy, Polonia. En la Carta de Rudy tenéis un amplio resumen de las aportaciones de las fraternidades de Europa, resultado de nuestro trabajo coordinado por John Mc`EVOY, de Irlanda, nuestro responsable europeo, y los hermanos polacos, especialmente Andrzej y Rafael, que hicieron un gran esfuerzo por acogernos, darnos calor humano, y ofrecernos en las parroquias durante el fin de semana su hospitalidad y contacto con la gente. Elegimos a Kuno KHON, de Alemania, como nuevo responsable de la fraternidad en Europa, hasta la próxima asamblea en Inglaterra, en 2020. Nos surgen muchas llamadas ante una Iglesia europea que envejece, en una sociedad cada vez más desacralizada y laicista, y con una demografía cambiante y dependiente del gran número de inmigrantes y refugiados. Éstos no deben quedar fuera de nuestra misión.

Nuestro hermano Jean-Michel BORTHEIRIE animó el retiro de la fraternidad de Chad, en Bakara, en el mes de agosto, y con gran alegría me compartió esta experiencia africana de fraternidad. Él es buen conocedor de la realidad de África por su trabajo misionero en el continente. La fraternidad de Chad crece y Corentin se esfuerza por coordinar como responsable los encuentros, con grandes dificultades por las distancias, como ocurre en muchos países donde los hermanos se ven obligados a viajar mucho tiempo para encontrarse. Gracias, porque este esfuerzo hace posible también la fraternidad.

La fraternidad española tuvimos nuestro retiro de verano en la última semana de agosto, en Galapagar, Madrid, con las aportaciones de nuestro hermano Mateo CLARES sobre las líneas de espiritualidad y misión de Carlos de FOUCAULD. La adoración, la revisión de vida, el desierto y una tarde de asamblea, coordinados por nuestro responsable Leonardo, nos templaron el corazón y nos ayudaron a profundizar en nuestras vidas.

Los hermanos chilenos han celebrado su retiro y asamblea en estos días pasados, animados por Matías VALENZUELA, misionero de los Sagrados Corazones, especialista en temas de Carlos de FOUCAULD. ¡Qué alegría ver de nuevo a nuestro Mariano PUGA en esta foto de familia! Él y otros hermanos “históricos” cuya edad y experiencia nos dan un testimonio vivo de seguimiento de Jesús y de pastores y misioneros, reflejando con sus vidas que Dios les ama y que lo dan todo por Él.

En esta semana pasada se ha realizado en Pakistán la Semana de Espiritualidad de Asia, centrada en el mensaje de Carlos de FOUCAULD, con la participación de hermanos de casi todas las fraternidades asiáticas, y la coordinación de Arthur, responsable de Asia, y Emmanuel, de nuestro equipo internacional. En breve espero ofrecer un resumen e información de ellos en nuestra página de la fraternidad.

Y hoy viajo para Italia para participar en el retiro y asamblea de los hermanos italianos en Loreto. Secondo MARTIN finaliza su tarea como responsable y hay que elegir a un nuevo hermano. Tendremos en nuestro corazón siempre presente a Giuseppe COLAVERO, nuestro gran luchador por la fraternidad y por los más abandonados. También a Giovanni, el viejo hermano querido por todos.

Tengamos en nuestra oración a nuestros hermanos enfermos. Pienso especialmente en Aquileo, de México, que va a ser operado tras un accidente; en Gianantonio, de Italia; en algunos de los hermanos de España más próximos, con sus dificultades por la salud. Ellos son la presencia de Jesús, que estuvo siempre al lado de los doloridos. Nuestra oración también por los hermanos en países con problemas de inestabilidad política, seguridad, terrorismo, mafias, etc. Con ellos y por sus pueblos pidamos que Jesús nazca en los seres humanos que no tienen las facilidades que otros tenemos para vivir. Es uno de los propósitos, como fraternidad, que podemos tener en este Adviento.

Perdonad esta larga Carta de Adviento, que parece más bien un album familiar y noticiero. Lo hago con cariño, para que conozcamos los rostros de los hermanos en el mundo, sus alegrías, sus preocupaciones.

Buen Adviento a todos con la esperanza de que el trabajo aquí o allá, en la misión, los barrios, los hospitales, las cárceles, las parroquias, el trabajo manual, los excluidos por su condición, sea todo para gloria de Dios y para construir un mundo de hermanos.

Un gran abrazo.

Aurelio SANZ BAEZA, hermano responsable

Perín, Cartagena, Murcia, España, 19 de noviembre 2017,
Jornada Mundial de los Pobres, promovida por nuestro papa Francisco

PDF: Carta de Adviento 2017, hermano responsable, esp

Carlos BAZZARA, NÍGER, Una misión a la sombra de dos santos

Nací y crecí en Mina Clavero, en el Valle de Traslasierra (Córdoba-Argentina) hace 59 años. Toda esa región fue bendecida por quien será el primer santo argentino (nacido y muerto en el país), el Pbro. José Gabriel Brochero- canonizado el 16 de Octubre de 2017- un “pastor con olor a oveja” como lo definió el Papa Francisco. A los 27 años entré al Seminario Mayor de Córdoba. Allí conocí al hno. Carlos y también estudié paralelamente la teología de la liberación. Como diácono fui a una parroquia en la periferia pobre de la ciudad y comencé a participar de la fraternidad Iesus Caritas. Me ayudó mucho compartir con mis hermanos esa espiritualidad y las diferentes maneras de trabajar junto a los más pobres. Un año más tarde, el 13 de Noviembre de 1992, fui ordenado sacerdote (trece años después sería beatificado el hno. Carlos). Luego de una hermosa experiencia en esta parroquia, me hicieron párroco en un barrio popular. Después de la ordenación, le presenté sin demora al Cardenal Primatesta mi deseo de anunciar a Jesús en tierras donde todavía no lo conocen y pedí ir a Cuba. Me dijo que esperara, pero que piense más bien en África (él conocía muy bien los sacerdotes de la Sociedad de Misiones Africanas (SMA), presentes en la diócesis y los estimaba mucho).

Cada año le presentaba al Cardenal, una carta reiterando mi deseo de una Misión Ad Gentes. La figura del hno. Carlos era entonces muy importante y motivadora en mi vida espiritual y pastoral. Esperé durante cinco años y finalmente aterricé en Costa de Marfil en noviembre de 1998, como asociado a la SMA. Estuve en el Nord-este entre los hermanos “lobi” y los “kulango”. Con otros dos argentinos, Mario y Víctor, empezamos una nueva parroquia llamada San Pedro Claver. Una experiencia bellísima. Pronto hubo un golpe de estado y después empezó la guerra. Fueron tiempos difíciles para todos. Una parte de mi parroquia estaba del lado de los “rebeldes” y la otra, con las fuerzas leales al gobierno. A pesar de todo, pude sortear con alegría las dificultades y miedos, y recorrer con mi moto “Malacara” esa zona fronteriza anunciando el Reino de Dios.

En el 2005 regresé a Córdoba y el obispo me nombró responsable de la Animación Misionera de la diócesis, cargo que ejercí durante dos años. Pronto sentí en mi sangre, el deseo de regresar a ese continente fascinante y lleno de desafíos. Luego de un serio discernimiento pedí entrar a la SMA y después de un año de “espiritualidad internacional” en Italia, me enviaron al Níger donde estoy actualmente, comenzando mi décimo año pastoral, en esta tierra 98% musulmana y una de las más pobres del mundo.*

*(Níger es considerado el país más pobre del mundo, según su PIB. Nota de la página iesuscaritas.org)

Cuando entré en la SMA comenté a mis superiores mi espiritualidad “foucauldiana” y cómo soñaba con la posibilidad de trabajar cerca del desierto. Tuve la suerte de ser enviado al Níger, pero lejos de la zona soñada. Existía un serio impedimento para los misioneros “blancos” para ir al norte ya que había muchos raptos de la parte de grupos terroristas como Alqaeda y otros. Después de cuatro años en una parroquia pedí al obispo y mis superiores permiso para ir solo a una aldea y vivir de un modo más contemplativo y en diálogo con los hermanos musulmanes (es decir quería encarnar “algo” del hno. Carlos). La aldea se encontraba en la frontera … Pero hubo un cambio de programa y el obispo me pidió de comenzar una nueva parroquia más al sur en la frontera con el Burkina Faso. El misionero que la crea, tiene el derecho de proponer el nombre y yo propuse la de este beato amigo que murió no lejos de aquí.

Y aquí estoy feliz en medio de los hermanos gurmanché, en una sencilla y pobre aldea. Este es mi Nazaret concreto y profético. Los policías de la frontera no me conocen por mi nombre, pero me llaman “Kankani”, el nombre de mi aldea y suena a música en mis oídos. Aquí trato de vivir contemplativamente mi misión, encarnando el Evangelio hasta donde “me da el cuero”. Valoro mucho el simple hecho de “estar” aquí, el vivir en medio a ellos, en caminar junto a ellos, el compartir mi fe y la utopía. Son muchos los desafíos y personalmente me gustaría tener más “olor a oveja” … Es muy interesante cuestionar siempre la capacidad liberadora de la pastoral y de la promoción humana que desarrollamos; nuestra capacidad de humanizar la realidad. Acompañar procesos de cambios profundos exige mucha paciencia y silencio interior, sobre todo cuando se trabaja con medios austeros.

Cuando pienso en la vida del hno. Carlos y del Cura Brochero, me siento tan pequeño, tan pobre …pero lejos de perder entusiasmo lo renuevo meditando esas vidas “jugadas” totalmente por Jesús y el Reino de Dios en medio de los pobres… y me conformo simplemente con estar a la “sombra” de esos dos “santos amigos”.

Tenemos en Niamey una fraternidad Iesus Caritas, integrada por un francés (que vivió en Arlit), dos italianos, uno de Ruanda, y un argentino (ver foto en la capilla al lado del Rio Niger, con la visita de un padre del Prado). Contamos también con la presencia de tres hermanitas de Jesús, una de la cuales ha vivido mucho tiempo en el desierto con los tuaregs. La fraternidad laica camina muy bien y son numerosos.

En todas las Comunidades Cristianas de Base de la parroquia rezamos todos los días, en la lengua local, la “Oración del Abandono”. En cada Eucaristía cotidiana renuevo el llamado misionero y saboreo el vivir como en el tiempo de los apóstoles… el sabor desafiante y picante de una Primerísima Evangelización y de diálogo interreligioso.

Carlos BAZZARA sma -Kankani- NÍGER

Kankani, 20 de setiembre 2017

PDF: Carlos BAZZARA, NÍGER, Una misión a la sombra de dos santos

CARTA DE RUDY, Polonia, julio 2017

CARTA DE RUDY, FRATERNIDAD SACERDOTAL IESUS CARITAS
MENSAJE DE LA ASAMBLEA EUROPEA EN RUDY, POLONIA
12 – 19 de julio de 2017

« Czes’c’ » (pronunciado « Tchech’tch’ ») : con este saludo polaco queremos unirnos a vosotros, las fraternidades de Europa, y enviaros este mensaje, fruto de nuestros trabajos, y también de nuestra oración. Gracias a nuestros diálogos y a los encuentros en diversas parroquias nos hemos acercado a la realidad del país y de su Iglesia, y ha resonado el tema de nuestra asamblea : « Sacerdotes diocesanos misionaros, inspirados por el testimonio de Carlos de FOUCAULD ».

EN UN CONTEXTO EUROPEO DE SECULARIZACIÓN

El Evangelio de la segunda jornada de la Asamblea, propuesta por la liturgia, da el tono de nuestro mensaje: «He aquí que os mando como ovejas en medio de lobos… ser astutos como serpientes y sencillos como palomas…» (Mt 10,16)

Cada uno de nuestros países, con ritmos diferentes, constata el fenómeno de la secularización : disminuye el ir a la iglesia, la evolución de los valores, las leyes civiles que se distancian de la tradición cristiana… En una palabra : lo religioso no está de moda. ¿Las comunidades y los curas están comprometidos en esta tarea y deben situarse, aceptarla o rechazarla ? ¿Contemporizar o comprometerse ? El estatus del cura sufre : identidad que se trastorna, posición social desclasada, autoridad relativa… se comprende así por qué los jóvenes son reacios a participar de una manera tan insegura y comprometerse a largo plazo.

Como miembros de la Fraternidad Iesus Caritas no nos libramos de esta secularización, que marca hasta nuestro modo de vida y nuestra misión. Nos preguntamos : ¿cómo transmitir una tradición, una Palabra en el hoy secularizado ? Carlos de FOUCAULD, él mismo, fue más lejos, pero hoy nuestra misión comienza ante la puerta del vecino.

La astucia de la serpiente y el candor de la paloma son necesarios para la misión y hacer un camino de escucha y de preparación: “hacer su diccionario”, tomar en cuenta la cultura en su lugar lleva tiempo y no tenemos mucho…

SACERDOTES DIOCESANOS EN UNA IGLESIA MISIONERA

Nuestros intercambios nos hablan de que en la mayor parte de nuestros paises el desarrollo de la secularización, del consumismo y del individualismo hacen una evangelización difícil, al mismo tiempo que necesaria, y que muchas iniciativas surgieron alrededor del lugar de encuentro entorno a la Palabra de Dios, de una vida fraterna de la parroquia y de la preocupación por las “periferias”.

Reconocer y promover el papel de los laicos en la evangelización es una necesidad.

En algunas diócesis, los obispos alientan a la creación de grupos que tienen como primera tarea de promoción de la formación de los bautizados, para profundizar en su comprensión de la fe y su vida espiritual. A largo plazo, estos grupos de evangelización pueden centrarse en el objetivo de alcanzar una comunidad más amplia, especialmente con otros creyentes, no por proselitismo sino para promover comprensión recíproca, hospitalidad y así comunicar la alegría del Evangelio.

Como consecuencia de la falta de sacerdotes, llegaron en muchas de nuestras diócesis sacerdotes que vinieron de África o la India para trabajar en la evangelización. Con un buen apoyo para ayudarles a entender la cultura que les da la bienvenida, su presencia puede ser una gran bendición para la iglesia, en lugares donde las Asambleas ya son multiculturales.

Esta falta de sacerdotes también condujo a la fusión de las parroquias, que dan a las personas la oportunidad de asumir mayores responsabilidades en el campo de la evangelización, como también en los distintos servicios. Pero es necesario un esfuerzo para identificar mejor los talentos y los valores de unos y otros.

Muchos caminos fructíferos se han realizado con los jóvenes, como la Jornada Mundial de la Juventud u otras iniciativas en las diócesis. Vale la pena, sin duda, dedicar energía y tiempo en el servicio a los jóvenes, ayudándoles a discernir formas de afrontar la presión del consumismo. Pero eso no nos hace olvidar la necesidad de formar a adultos y darles mayor autonomía.

Somos cada vez más conscientes de que la evangelización no se produce para empezar en nuestras iglesias, sino en lugares públicos. Hay ejemplos que compartimos con iniciativas en centros comerciales o en otros espacios públicos, en la búsqueda de llegar a un público más amplio.

Las diversas intervenciones en nuestra Asamblea nos hablan de que los sacerdotes deben apoyar, capacitar a los fieles laicos en la obra de evangelización y colaborar con ellos. Del mismo modo, sacerdotes y laicos evangelizan más efectivamente cuando la alegría del Evangelio se refleja en nuestras propias vidas.

INSPIRADOS POR EL TESTIMONIO DEL HERMANO CARLOS

La radicalidad evangélica de Carlos de FOUCAULD, patente en la oración de contemplación y adoración, la opción por la pobreza, así como su deseo de ser como Jesús en Nazaret, nos pone frente a la “debilidad de Dios’ y y nos ayuda ante las llamadas pastorales.

El testimonio del hermano Carlos nos ayuda a ser curas

. que aprenden a volver al Evangelio para impregnarse del espíritu de Jesús

. que escogen la sencillez de vida hasta la pobreza para manifestar sobre todo el « trabajo » del grano de trigo que cae a tierra (cf Jn 12,24) : el verdadero éxito de Dios se muestra en su despojarse. La invitación a ir a las periferias existenciales, a hacerse solidario con los pobres, más cercanos a los pequeños y crucificados de la historia. La fraternidad universal tiene su raíz en la obediencia a Dios Padre y a los hermanos pobres que nos muestra Jesús ; el pobre es un verdadero « lugar teológico » de la proximidad de Dios y nos lleva hasta la adoración.

. que aprenden a escuchar : primero a Jesús, que nos habla en su Evangelio, en la eucaristía y en el silencio del desierto, y también en el hombre, para dejarse evangelizar en el encuentro con una humanidad marcada por la presencia del Espíritu. Nos podemos dejar convertir en este sentido por el icono de la Visitación. La escucha del otro y de su vida nos piden espera en el don recíproco de una presencia humana y amistosa. El tiempo de estar a la escucha y el encuentro en la amistad es un tiempo importante y precioso para despejar el terreno antes de echar la semilla del Evangelio. Con esta actitud tendremos un papel significativo ahora y en un futuro con los hermanos del Islam, muy presentes en la mayor parte de nuestros paises.

. que se comprometen a vivir una fraternidad sacerdotal como lugar providencial para discernir la voluntad de Dios (revisión de vida) y para ayudarse a vivir un apostolado discreto, despojado de grandes medios, poniendo toda la confianza en Jesús, y a aceptar el último lugar, el que Jesús habría escogido.

ANTE LA FALTA DE VOCACIONES

En la mayoría de los países de Europa, la disminución en el número de candidatos para el ministerio de los sacerdotes es muy importante. Se explica por el contexto general de secularización, como también desde una cultura de la inmediatez: libertad sin compromiso, la autonomía sin responsabilidad, la falta de silencio. También hay, sin embargo, muchos jóvenes con gran generosidad.

Nuestra respuesta para favorecer la acogida de la llamada de Dios pasa por el testimonio de nuestra propia vida de cura : ¿qué lugar hay en ella para el silencio, el desierto ? ¿Qué contacto y trato con los jóvenes tiene esa vida para una escucha y acompañamiento ?

Las comunidades que viven verdaderamente de la presencia del Señor resucitado son el mejor terreno para las vocaciones, y el ejemplo del bienaventurado Carlos de FOUCAULD, cuya vida fue fecundada durante mucho tiempo, un estímulo.

LLAMADOS A UNA VIDA SENCILLA

La encíclica del papa Francisco Laudato si tiene que ponerse en marcha. Frente a la tentación del consumismo y la acumulación, es necesaria una educación para el compartir. Para ser solidarios, nosotros, como curas, debemos llevar una vida si no de pobre de solemnidad, sí sencilla, que nos haga accesibles a todos.

Laudato si nos invita a una « sobriedad feliz » y nos anima a buenos gestos : reciclar, separar residuos, economizar el agua, la energía y las materias primas ; ir más en transportes públicos, comprar en comercio justo… Pero la encíclica quiere promover, sobre todo, una « ecología integral », que dé prioridad a los intereses de la « casa común ». En este sentido, la crisis actual y la acogida de refugiados nos interpela y no podemos quedarnos inactivos.

Nuestra Asamblea Europea ha tenido también la tarea de elegir por seis años al nuevo responsable : Kuno KOHN, de Hamburgo, en Alemania, que fue elegido, y él aceptó esta misión que le confiamos. Agradecimos a John McEVOY (de Irlanda) su responsabilidad durante los seis años anteriores.

Nuestra próxima Asamblea será en 2020 y tendrá lugar en Inglaterra.

PDF: CARTA DE RUDY, Polonia, julio 2017, esp