MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO PARA LA CUARESMA 2017 “LA PALABRA ES UN DON. EL OTRO ES UN DON”

Destacado

Queridos hermanos y hermanas:

La Cuaresma es un nuevo comienzo, un camino que nos lleva a un destino seguro: la Pascua de Resurrección, la victoria de Cristo sobre la muerte. Y en este tiempo recibimos siempre una fuerte llamada a la conversión: el cristiano está llamado a volver a Dios «de todo corazón» (Jl 2,12), a no contentarse con una vida mediocre, sino a crecer en la amistad con el Señor. Jesús es el amigo fiel que nunca nos abandona, porque incluso cuando pecamos espera pacientemente que volvamos a él y, con esta espera, manifiesta su voluntad de perdonar (cf. Homilía, 8 enero 2016).

La Cuaresma es un tiempo propicio para intensificar la vida del espíritu a través de los medios santos que la Iglesia nos ofrece: el ayuno, la oración y la limosna. En la base de todo está la Palabra de Dios, que en este tiempo se nos invita a escuchar y a meditar con mayor frecuencia. En concreto, quisiera centrarme aquí en la parábola del hombre rico y el pobre Lázaro (cf. Lc 16,19-31). Dejémonos guiar por este relato tan significativo, que nos da la clave para entender cómo hemos de comportarnos para alcanzar la verdadera felicidad y la vida eterna, exhortándonos a una sincera conversión.

Lee el documento completo en el siguiente enlace:

ISLA DE LESBOS, REFUGIO DE LA ESPERANZA. Carlos LLANO.

Destacado

Carlos LLANO es deportista, economista, fundador de la ONG Chilhood Smile y voluntario y colaborador de la Fundación Tienda Asilo de San Pedro de Cartagena, España, en el proyecto WEND BE NE DO de Burkina Faso. Ha estado recientemente de voluntario en la isla de Lesbos, en Grecia, con los refugiados. Ofrecemos su valioso testimonio. Gracias, Carlos.

Vivimos tan deprisa y tan apegados a nuestras mundanas necesidades del primer mundo que si fuéramos capaces de tomar distancia y observarnos con atención, sentiríamos rechazo por nosotros mismos. El mundo tiene graves problemas por resolver: se calcula que hay 300.000 niños soldados y que en 2016 son ya 5.000 los refugiados e inmigrantes que han muerto ahogados en el Mediterráneo, pero en general, nos preocupan más nuestros minúsculos problemas del primer mundo que aquello que pueda ocurrir fuera de nuestras fronteras, por terribles que sean esos acontecimientos.

Los vemos tan lejanos que por pensar que podemos hacer poco, acabamos por no hacer nada. Los problemas del mundo no se solucionan aceptándolos con resignación o indiferencia o culpando a los gobiernos. Los problemas del mundo son míos, son tuyos, son nuestros. El mundo se cambia contagiando e inspirando con nuestro comportamiento diario. Si no quiero ver ni un solo ahogado más, só,lo puedo tomar la firme decisión de ir a aportar mi minúsculo granito de arena, que por pequeño que sea, es gigante comparado con la inacción o los cientos de mensajes que podamos poner en el muro de nuestras redes sociales.

Lesbos es una pequeña isla griega en medio del mar Egeo muy cercana a las costas de Turquía. Allí se encuentran dos campos de refugiados: Karatepe, que aún guarda cierta dignidad, donde están las familias completas, mayoritariamente Sirias, pero podía haberlas incluso de República Dominicana. Sí, he dicho, de República Dominicana. Cuando no tienes nada, arriesgas incluso la vida, porque nada tienes que perder más que esta misma, y la desesperación puede llegar a ser tal que incluso la vida llega a no tener ningún valor.

En Karatepe cada familia tiene su propia carpa de Acnur, tienen mantas, tienen colchones y los voluntarios de Remar se encargan de llevarles dos comidas diarias hasta la misma puerta de la carpa. Los niños juegan en la “urbanización” de carpas, y la esperanza por una vida mejor parece que aún no se ha perdido del todo.

El otro campo de refugiados es Moria. Una antigua cárcel con capacidad para 2.000 personas donde se encuentran hacinados más de 5.000 en tiendas de campaña del Decathlon que flotan cuando llueve y el barro cae por el terraplén. La tensión es patente y se respira nada más cruzar esas altas vallas llenas de espinas. Aquí no hay familias, hay mucho chico joven, y alguna mujer con niños pequeños. Cada uno de un país, unas costumbres, un idioma, una cultura. Chicos de Nigeria que huyen porque Boko Haram asesina, secuestra y tortura a quien le da la gana. Adolescentes de Pakistán que no quieren seguir viviendo en un país donde el Isis llega a una aldea para degollar a todas las mujeres y disparar a todos los hombres hasta dejar esa aldea sin rastro de vida. Son historias reales que me han contado mientras ayudaba durante horas haciendo la trivialidad de cortar kilos y kilos de patatas para poder comer esos miles de chicos, mujeres y niños que les une la desesperanza por no ver salida al final del túnel, por ver que las autoridades les tienen allí olvidados y según pasa el tiempo su recuerdo se va diluyendo en nuestros pensamientos. La deshumanización es tal que las mafias han convertido este problema en un rentable negocio donde cobrar de 3.000 a 5.000 euros por persona por un bote sin seguridad ninguna, con sobrepeso. a base de aglomerar más y más personas sin espacio para apenas moverse, donde cada persona no puede llevar ningún equipaje, pues restaría espacio para otro refugiado al que cobrar, y con unos chalecos salvavidas rellenados de basura en lugar de aire que, en caso de necesidad y por su falta de flotabilidad, va ahacer perder una vida más, aumentando el número de las 5.000 personas que ya se han ahogado en el mar Mediterráneo durante 2016. Queda nuestra inquietud o nuestra indiferencia ante este desastre humano que parece ser un callejón sin salida. En nuestras manos está cambiar este mundo.

Carlos LLANO FERNÁNDEZ

PDF: Isla de Lesbos, refugio de la esperanza, esp

IESUS CARITAS, FELIZ NAVIDAD

Destacado

Dios pequeño hecho hombre ocupe un lugar importante en nuestra casa y nuestro corazón.

Con este vídeo y canción de Navidad, os deseo de corazón Feliz Navidad.

Su autor, Kini FERRANDO, es un sacerdote de la diócesis de Cartagena, España, párroco de San Diego, Cartagena. Cantautor y buen pastor, un hombre entregado a la causa de los últimos.

Gracias, Kini, por esta canción que nos habla de la esperanza, la paz, el amor derramado en los corazones de quienes tienen necesidad de ser queridos.

Con la alegría de poder contemplar en el lugar de los pobres, en Belén, en el belén de nuestros barrios, pueblos y ciudades, al Dios hecho carne que acampa entre nosotros y nos ofrece también su pobre y humilde lugar, mi deseo de paz para todos los hermanos de las fraternidades de los cinco continentes.

Aurelio, hermano responsable

Perín, Cartagena, Murcia, España, 23 de diciembre de 2016

PDF: IESUS CARITAS, FELIZ NAVIDAD, esp

Carta de Adviento 2016, hermano responsable

Destacado

Queridos hermanos,

adviento_2016_001no es momento de hacer discursos, o dar brillantes ideas: el Adviento habla por sí mismo y es el tiempo de profundizar en nuestra esperanza. Jesús está cerca, el anunciado por los profetas y el esperado por un pueblo desesperado. Adviento es la palabra dada por los profetas al pueblo, la voz de Juan el Bautista, el mensaje de la vida de hombres y mujeres que, en muchas partes del mundo, dieron o están dando su vida por Jesús. Hoy también es la voz de quienes trabajan por un mundo en equilibrio y armonía.

Escuchemos siempre la voz del portador de buenas noticias, de los cambios que hacen de este mundo el lugar sagrado para todos: la Tierra, con todos los seres humanos, con sus derechos y libertades. La voz que nos transmiten los más pobres que esperan una solución a sus problemas, desde los exiliados por las guerras -inmigrantes adviento_2016_002a la fuerza-, hasta los hombres y mujeres que están en los campos de refugiados, hospitales, residencias de ancianos, casas de acogida… las personas que encontramos con problemas psíquicos, la gente que acude a nosotros en busca de consuelo: escuchemos su voz.

adviento_2016_003Escuchemos la voz desde la Palabra, el compromiso de Dios con el mundo. Los textos de cada uno de los domingos de Adviento son una llamada a profundizar en el deseo de Dios, que no deja de encender velas en nuestro corazón.

Escuchemos a los hermanos y hermanas de la Familia de Carlos de FOUCAULD en todo el mundo celebrando estos días el Centenario. Un gozo, otra buena noticia para la Iglesia y para quienes, sin considerarse Iglesia, conviven con nosotros, comparten nuestra mesa, nuestra calle o nuestra amistad: el hermano Carlos es maestro de amistad y de vecindad -misionero pobre entre los pobres-. El Centenario de su Pascua adviento_2016_004el próximo 1 de diciembre es momento para dar gracias al Señor por este hombre inquieto y buscador de su Voluntad. La semilla que cayó en tierra y germinó y dio fruto, y un fruto que permanece y da más semillas, es pura vida. Cada uno de nosotros, como fraternidad sacerdotal, tenemos que sembrar no consignas religiosas, sino nuestra vida de hermanos entre hermanos, entre la gente a quienes servimos o somos llamados a estar con ellos. La universalidad de su testimonio nos desafía a salir de nuestros esquemas prefabricados y volver a Nazaret: volver siempre al Evangelio como forma de vida, de pensamiento y de amor. La muerte de Carlos de FOUCAULD fue la manifestación de su amor a Jesús hasta el extremo, sin desearla, sin hacer planes sobre su final; simplemente fue un morir para Dios y en el camino de una búsqueda que nunca cesó hasta ese momento, enviado a los últimos, como misionero atípico.

adviento_2016_005Para la Familia Carlos de FOUCAULD celebrar el Centenario durante este 2016 es recordar el triunfo de Jesús sobre la muerte y compartir la alegría de su resurrección. Nos sentimos inmersos en su Pascua, dentro de este Adviento donde escuchamos también su voz, que en cualquier idioma y diversidad de lenguajes -el de la oración, el de la esperanza, el de la paz, el de la humildad…-, nos recuerda que somos pequeños. Su amistad e identificación con Jesús es una llamada a potenciar en nosotros esa identidad (adoración, desierto, escucha y compartir en la revisión de vida, trabajar para y con los más pobres, su vida en Nazaret, ser hermano…)

adviento_2016_006Finalizado el Año Jubilar de la Misericordia, el papa Francisco nos anima a seguir construyendo un mundo fuerte frente al mal que hace daño al corazón del ser humano en su Carta Apostólica Misericordia et misera, repartiendo paz, recordando por su título que por Jesús somos perdonados de nuestros “adulterios” e infidelidades a ser hermano de todos, sembradores de paz y de alegría, transmisores del perdón y del amor de Dios. adviento_2016_007Que nos equivocamos y que somos pecadores -ni mucho más ni mucho menos que la mujer adúltera de Juan 8,1-11-, es evidente si escuchamos nuestro corazón y hacemos un buen examen de conciencia. Pero no es el pecado, la infidelidad o el “adulterio” lo que tenemos que depurar para sentirnos liberados de una culpa: es más importante no tirar piedras, no juzgar, y dedicar toda la energía a construir el Reino y, como fraternidad y grupo de hermanos, poner nuestros esfuerzos a la luz del Evangelio y aprovechar la sinergia de confiar los unos en los otros para hacer algo bueno, que ayude a los demás.

adviento_2016_008Recordando nuestro compromiso como equipo internacional de la fraternidad, como escribimos en la Carta de Kansas City, recuerdo a todos la importancia de realizar el CUESTIONARIO de Bangalore, enviado a todos los responsables y permanentemente expuesto en nuestra página iesuscaritas.org Es tarea de cada fraternidad preparar la asamblea mundial en enero 2019, con aportaciones desde la vida, para tener una buena base de trabajo, realista, sin teorías, que hable de nuestra identidad, de nuestra misión como presbíteros diocesanos, a quienes el testimonio de vida de Carlos de FOUCAULD ha dado un sentido y una luz como regalo de Dios, como muestra de amor del corazón generoso y sensible de Jesús que late en cada eucaristía que celebramos, que late en el seno de las familias, de los enfermos, de los más mayores, de los pobres, de los oprimidos. Queremos escuchar en Bangalore el latido de cada hermano, de cada fraternidad.

Quiero invitar, una vez más, a la colaboración con nuestra página iesuscaritas.org que es el medio de comunicación de todas las fraternidades. Enviadme vuestras noticias, artículos, alegrías… También es importante comunicar los eventos para la AGENDA (retiros, encuentros, Mes de Nazaret, experiencias interfamiliares o interreligiosas…) Gracias.

Que en este Adviento 2016, finalizando el Año Jubilar de la Misericordia y el Centenario de la Pascua del hermano Carlos, Jesús nos bendiga y nos llene el corazón de alegría, paz y esperanza.

adviento_2016_009Así os lo deseo con un gran abrazo fraterno y confiado.

Aurelio SANZ BAEZA, hermano responsable

Perín, Cartagena, Murcia, España, 27 noviembre2016,
primer domingo de Adviento

PDF: carta-de-adviento-2016-hermano-responsable-esp

Inmigración clandestina, Jacques GAILLOT

Destacado

Europa ha llegado a ser el primer continente en llegada de inmigrantes. Se enfrenta a un movimiento sin precedentes desde la segunda guerra mundial.

Las tragedias humanas se suceden en el Mediterráneo. La solas sucesivas de inmigrantes hacen poner en cuestión a los países europeos política y jurídicamente. Vientos contrarios crean un clima de hostilidad a la inmigración.

inmigracion-001La inestabilidad política y las guerras en África y el Medio Oriente lanzan a los habitantes de estos estados a los caminos del exilio. ¡Observemos qué ha llegado a ocurrir en Siria y Libia!

Lo esencial de este éxodo Sur-Norte pasa por el Mediterráneo a través de los traficantes mafiosos.

Estos traficantes encaminan hacia Europa a decenas de miles de inmigrantes en condiciones dramáticas, después de haberles extorsionado con sumas de dinero que endeudan a familias enteras.

Estos negreros de los tiempos modernos no tienen el mínimo escrúpulo. Acumulan hombres, mujeres y niños en embarcaciones no aptas, provocando a veces ellos mismos el naufragio.

Estas tragedias son un inmenso desafío lanzado a la dignidad humana y a los valores fundadores de la Unión Europea.

Los muros de la vergüenza:

inmigracion-002Desde la caída del muro de Berlín en 1989, se creía que no iba a ver que alzar más muros en Europa. Pero la falta de seguridad y la estrategia del miedo hacen que se erijan muros anti inmigrantes, las alambradas, los muros de la vergüenza. No se protege a los inmigrantes, se protege a las fronteras.

El fortalecimiento querido por la Unión Europea para los medios de control no impide que olas migratorias continúen llegando a Europa. ¡Pero a qué precio ! Los riesgos se agrandan, las redes de traficantes se refuerzan, la situación humana se degrada…

Países como Hungría y Polonia invocan la “soberanía nacional”, pero la soberanía nacional no puede hacer cara a los problemas que conciernen a Europa como el de la inmigración o el del clima del planeta. La recesión es un callejón sin salida. Es ilusorio pensar que una soberanía nacional pueda permanecer en “solitario”. En la Unión Europea hace falta una soberanía “solidaria” donde cada estado asuma su parte de los intereses europeos y mundiales .

inmigracion-003El futuro está en la solidaridad y la fraternidad.

A pesar de este contexto difícil y de tan poca apertura, las iniciativas ponen lo humano por encima de todo.

Así, las ONG’s humanitarias se consagran al rescate de los refugiados en el Mediterráneo.

Pequeños países que pasan por dificultades políticas y económicas se muestran solidarios. El impulso de solidaridad del pueblo griego es ejemplar. La enorme afluencia de refugiados acogidos por Jordania y el Líbano debería interpelar a la política de cerrazón de la Unión Europea.

He regresado de Albania, donde en la capital, Tirana, han acogido unos 3.000 iraníes que se encontraban en peligro de muerte en Irak, en un campo próximo a Bagdad. Gracias a una intensa actividad diplomática, pudieron ser liberados para llegar a Europa, pero la mayor parte de los países europeos no ha querido correr el riego de acogerlos. Para no incomodar al gobierno de Teherán, Albania los ha recibido dignamente, poniendo a su disposición lo necesario para facilitar su inserción.

inmigracion-004Alemania se ha mostrado generosa para acoger inmigrantes.

El papa Francisco ha lanzado una llamada a los cristianos para abrir sus corazones y sus casas para acoger a refugiados. Esta llamada ha sido recibida. En la comunidad donde estoy hemos acogido para empezar a un afgano de Kabul y un kurdo de Mossul. Los dos, musulmanes. Su humanidad, su tolerancia, su sentido de los demás, han marcado a la comunidad. Los refugiados son una bendición para aquellos que los acogen.

Sobre el terreno existe una responsabilidad ciudadana importante. Numerosos municipios se comprometen con una política de de acogida y de hospitalidad de cara a los refugiados. Muchas redes de solidaridad muestran que la fraternidad es posible.

El futuro no está en la negación o exclusión del otro. Todos somos hermanos llamados a construir un mundo donde cada uno vive por el otro.

jacques-gaillotJacques GAILLOT,
obispo de Partenia.
fraternidad sacerdotal Iesus Caritas

PDF: inmigracion-clandestina-jacques-gaillot-esp

CARTA DE KANSAS CITY, EQUIPO INTERNACIONAL

Destacado

CARTA DE KANSAS CITY
EQUIPO INTERNACIONAL

FRATERNIDAD SACERDOTAL IESUS CARITAS
27 OCTUBRE 2016

Queridos hermanos,

iniciamos nuestro encuentro del equipo internacional con un especial recuerdo hacia Tony PHILPOT, que fue nuestro responsable internacional, y nuestros hermanos fallecidos Giuseppe COLAVERO y Hermann STEINERT.

Todos los hermanos del mundo habéis tenido un lugar en nuestra oración, nuestro pensamiento y nuestro corazón.

kansas-2016-001El primer tema fue dar un repaso a nuestras vidas: cómo hemos vivido y estado desde el último encuentro en Perín, España, en casa de Aurelio, como revisión de vida.

Estos días en Kansas City han sido muy ricos en contacto y convivencia con la gente de las tres parroquias de Mark; los diversos grupos de laicos, religiosos y religiosas; estudiantes de varias escuelas; la gente sencilla de la que Mark es un buen pastor; un conjunto multiétnico y variado. Esto nos ha llenado el corazón de humanidad. Haber vivido con los pequeños nos recuerda que también somos pequeños. Gracias, Mark, por todo el trabajo de acogida y por facilitarnos las cosas.

kansas-2016-002También el trato con los hermanos de las fraternidades de Estados Unidos, reunido el Consejo Nacional el 25 de octubre, en Kansas, y haber compartido con Jerry, Joe, Greg, Ron, John y Bob la oración, la eucaristía y la cena, nos ha hecho sentir su cercanía y amistad. Y nos hemos sentido tocados por el dolor de Tom, hermano de la fraternidad y compañero de Mark, de 82 años, atacado y robado al entrar en la casa durante nuestra estancia en Kansas City, y que se recupera en el hospital.

kansas-2016-003El lugar donde trabajamos, el Sanctuary of Hope, nos ha ayudado a ser fraternidad y trabajar en los diversos temas que llevábamos en agenda. La casa nos ha facilitado vivir en un clima de oración y de trabajo. La liturgia de las horas, la adoración y la eucaristía, y hasta media jornada de desierto, han hecho posible estar cerca de Dios y de vosotros.

kansas-2016-004El objetivo de nuestro encuentro ha sido tomarnos el pulso como fraternidad y estudiar las diversas realidades en los continentes, con los interrogantes que nos plantea el diálogo intercultural, interreligioso, y los desafíos como personas, como Iglesia y como fraternidad que vemos en un mundo amenazado y atacado por los fundamentalismos, el terrorismo, las crisis políticas en muchos países, la falta de respuesta en los gobiernos y el aumento de las políticas populistas: todo lo que hace que nuestras sociedades sean cada vez más cerradas y con miedo a los de fuera.

kansas-2016-005Repasando las dos asambleas continentales de este año, la primera Panamericana en Cuernavaca, México, y la asamblea de Asia en Cebu, Filipinas, y de cara a la próxima asamblea europea en Polonia, en julio 2017, recibimos y estudiamos todas las llamadas y propuestas hechas al equipo internacional, especialmente para el desarrollo de las fraternidades, nuestras vidas personales como presbíteros diocesanos que siguen el carisma de Carlos de FOUCAULD, profundizando en el carácter misionero y de ida a las periferias que el hermano Carlos nos muestra en la última etapa de su vida y antes de su muerte. De entre todas las reflexiones, estudio, diálogos, etc. podemos deciros que el tema de la próxima Asamblea Mundial en Bangalore, India, entre el 15 y 30 de enero 2019, será:

PRESBÍTEROS DIOCESANOS MISIONEROS INSPIRADOS POR EL TESTIMONIO DE CARLOS DE FOUCAULD.

kansas-2016-006Hemos elaborado un cuestionario previo para todas las fraternidades del mundo, que será enviado a los responsables regionales, y publicado en nuestra página iesuscaritas.org, para ser trabajado en las fraternidades locales. Escuchamos y consideramos las propuestas de la Asamblea Panamericana, que nos han dado mucha luz para todo esto.

kansas-2016-007Creemos que se ha encasillado a Carlos de FOUCAULD en un modelo monástico, y nos preocupa la identidad con su carisma desde nuestro ser de presbíteros diocesanos. Por ello queremos recobrar una identidad con su espíritu misionero, contemplativo, y de hombre de la calle, con los musulmanes, en su caso, y con las personas con quienes vivió su Nazaret. Esta reflexión nos da pistas para dar respuesta a la llamada de ser misioneros (en el marco de una Iglesia en Misión, de una Iglesia samaritana, que se baja del burro para ayudar y atender a los más necesitados, a un mundo herido, a una humanidad abandonada, a una gente sin esperanza) y en la línea de las intuiciones del hermano Carlos, en diálogo y encuentro con gente de otras religiones, culturas y sociedades.

Hemos visto la necesidad de crear un Directorio del Mes de Nazaret que sirva para un mejor desarrollo y vida de las fraternidades. Para eso, pedimos la colaboración de tres hermanos que han aceptado este trabajo, reuniéndose y formando pequeña fraternidad en febrero de 2017, en España: Manuel POZO (España), Fernando TAPIA (Chile, y responsable continental de América) y Jean Michel BORTHEIRIE (Francia). Gracias a ellos por este servicio a la fraternidad. El documento deberá ser aprobado en la Asamblea Mundial de Bangalore. Es necesario recuperar materiales de experiencias concretas, algunas expuestas en la última asamblea en Poissy.

kansas-2016-008Hemos recibido el eco de los diferentes eventos en el mundo con motivo del Centenario de la Pascua del hermano Carlos, en las fraternidades locales, los países, y en comunión con la Familia de Carlos de FOUCAULD -laicos, religiosos, comunidades…- Esto nos llena de alegría y de paz. También el nombramiento de dos miembros de la fraternidad sacerdotal en Asia como cardenales por el papa Francisco, en Myanmar y Malasia, nos alegra y nos fortalece.

Mark nos presenta el balance económico de la fraternidad mundial. Gracias a las fraternidades que apoyan económicamente cada año. También invitamos a las fraternidades que no colaboran a que hagan un esfuerzo para mantener entre todos lo que es de todos, aunque sea de una manera testimonial. Gracias. Desde este momento necesitamos ahorrar en gastos, por la próxima Asamblea de la India.

Nuestra próxima reunión del equipo internacional será en Bangalore, en enero 2018, para preparar, concretar y tomar conciencia sobre el terreno de dónde estamos, un año antes de la Asamblea Mundial, y dar cuerpo a esta asamblea que contenga todo lo que los hermanos del mundo quieren decir, proponer y apoyar, intentando ser muy concretos en las actividades, reflexiones y conclusiones que hayan.

kansas-2016-009Queremos deciros a todos que hoy, en el momento presente de nuestro mundo, con sus grandes interrogantes y desafíos, con las situaciones que se nos escapan de las manos y las que podemos abordar; en el momento presente de nuestra Iglesia, con Francisco al frente, como pastor y hombre de Dios, con unas líneas pastorales y espirituales tan distintas, y hasta a veces antagónicas, Carlos de FOUCAULD, a través de su Familia de fraternidades, de nuestras propias vidas, tiene mucho que decir y aportar, con su mensaje de encuentro entre personas y sociedades diferentes, con su llamada a la misión de ser presencia de Jesús, sin miedos, sin reservas, sin evadir responsabilidades, y con confianza abundante.

Por todo ello, confiamos en vosotros, en vuestro corazón grande y transparente, y os enviamos nuestro abrazo sincero y fraternal.

kansas-2016-010Emmanuel, Jean François, Félix, Mark, Mauricio y Aurelio
Sanctuary of Hope, Kansas City K., Estados Unidos, 27 de octubre de 2016.

PDF: carta-de-kansas-city-27octubre2016-esp

EQUIPO INTERNACIONAL, KANSAS 2016

Destacado

kansas_2016_01Entre los días 17 y 27 de octubre nuestro equipo internacional de la fraternidad sacerdotal Iesus Caritas estaremos reunidos en Kansas City, Estados Unidos, acogidos por Mark.

Vamos a trabajar los temas de la fraternidad que llevamos en agenda y tener a todos los hermanos y fraternidades en nuestra mesa de trabajo, nuestra oración y nuestro corazón.

Orad también por nosotros, y por los hermanos enfermos o con dificultades; por los hermanos de todos los continentes; por las nuevas fraternidades y los proyectos que debemos afrontar. Gracias a todos y cada uno de vosotros. Que Jesús nos bendiga a todos y el hermano Carlos ilumine  el camino.

kansas_2016_02PDF: equipo-internacional-kansas-2016-es

CARTA DE AURELIO A LOS HERMANOS DE ASIA, setiembre 2016

Destacado

Queridos hermanos de Asia,

después de nuestro encuentro de julio en Cebu, con la estimable hospitalidad de los hermanos de Filipinas, y el poder de la sencillez de una vida de fraternidad que es más importante que la organización, la metodología o los resultados -la convivencia humana-, os escribo para aseguraros mi apoyo en todo, mi persona a vuestro servicio y la resonancia que la Asamblea de Asia 2016 tiene en toda la fraternidad mundial.

asia_2016_01Gracias por estar allí, gracias a los hermanos de Filipinas, a Arthur CHARLES, nuestro responsable continental de Asia, a Eric LOZADA, responsable regional de la fraternidad filipina, y a las personas que hicieron posible la Asamblea en los pequeños detalles de acogida, traslados de aeropuerto, etc. Gracias a José PALMA, arzobispo de Cebu, hermano de la fraternidad, el obispo Angel LAGDAMEO, y a Gaudencio ROSALES, cardenal emérito de Manila, hermano de la fraternidad y fundador de ella en Filipinas, por estar y compartir esos días intensos de trabajo, oración, comunicación y de fiesta. Tenemos grandes tenores en la fraternidad… También felicitaciones a los grupos numerosos de Pakistán y Corea.

Gracias por la presencia y participación de las hermanitas y hermanitos de Jesús y las hermanas de la fraternidad secular. Pudimos vivir un ambiente de Familia.

Gracias por hacer un esfuerzo en entenderme por mi inglés tan reducido e imperfecto. Gracias por hablar el mensaje universal de la fraternidad, que es acogernos unos a otros como si nos conociéramos de toda la vida, experiencia que se repite en mi corazón con cada fraternidad del mundo.

asia_2016_02Creo que hemos vivido un Nazaret caluroso y húmedo, por el clima, pero rico en experiencia de fraternidad compartiendo un trabajo de reflexión y manual, sin que importara el origen de cada uno o su estatus eclesial: ser hermanos es ser iguales entre nosotros. Jesús así nos lo dejó bien claro en sus palabras y con su vida. Carlos de FOUCAULD tuvo esa intuición y vivencia a lo largo de su vida y de sus búsquedas. Puede parecer una obsesión en él a través de sus escritos y cartas, identificándose con la gente y sus problemas, buscando el lugar donde nadie quería estar, con el desafío continuo -alimentado por su fe y su amistad con Jesús- de ir más abajo, soñando con hacer realidad a Jesús entre los últimos. Pero es una llamada a nuestras vidas, a nuestras realidades, como Iglesia y como sacerdotes al servicio del pueblo, intentando que nuestro papel de “funcionarios” no atrape la vocación de servidores y anunciadores de la Buena Noticia.

asia_2016_03Las conclusiones de la Asamblea, expresadas en la Carta de Asia (Cfr Letter from Cebu, en www.iesuscaritas.org) nos animan a seguir trabajando cada uno en nuestras fraternidades y países. A vivir con el estilo de Nazaret junto a otras culturas, religiones o gente con un pensamiento distinto al nuestro, sean o no creyentes, mostrando quién es Jesús con nuestra vida. Para ello nos ayuda la fidelidad a varias cosas; a la fraternidad, en nuestros encuentros, con la Revisión de Vida, preparada adecuadamente; a la adoración diaria, como encuentro personal con Jesús, aunque sólo sea para sentir su presencia; al día de desierto mensual, con un ambiente de silencio desde el momento en que lo comenzamos, para dejarnos buscar y encontrar por Dios; a la profundización de la Palabra con una lectura orante y contemplativa, así como textos de la espiritualidad del hermano Carlos; a la entrega a los más desfavorecidos en nuestra pastoral y nuestra vida ordinaria; a vivir el estilo de Nazaret como sacerdotes diocesanos, sin hacer mucho ruido, compartiendo con la gente sus alegrías y preocupaciones, estando siempre a su lado. El hermano Carlos fue un inquieto buscador creyente que nos ayuda a vivir el Evangelio de Jesús con una espiritualidad de Nazaret que no es únicamente una espiritualidad, sino un espacio y tiempo de nuestra vida que nos hace felices al compartir en fraternidad nuestro interior.asia_2016_04

Recordamos los compromisos como fraternidades de Asia para los próximos años:

  • Semana de Espiritualidad en Pakistán, noviembre 2017
  • Mes de Nazaret en Filipinas, julio 2018
  • Asamblea Mundial en Bangalore, India, enero 2019
  • Asamblea de Asia en Corea, octubre 2019

Oramos ya al Señor por todo ello y por cada uno de los hermanos en el mundo.

asia_2016_05Un gran abrazo de vuestro hermano

Aurelio SANZ BAEZA, hermano responsable

Perín, Cartagena, Murcia, España, 4 de setiembre de 2016
(canonización de la Madre Teresa de Calcuta)

PDF: carta-de-aurelio-a-los-hermanos-de-asia-4-setiembre-2016

Nuestro hermano Abraham APOLINARIO, vicario general de Santo Domingo

Destacado

Abraham Apolinario

Abraham Apolinario

El arzobispo de Santo Domingo, la diócesis más antigua de América, en la República Dominicana, Francisco OZORIA, de nuestra fraternidad, ha nombrado a nuestro hermano Abraham APOLINARIO vicario general.

Para todos es una gran alegría, y le deseamos de todo corazón éxito en su trabajo y toda la ayuda de Dios.

¡Un abrazo de todos los hermanos del mundo!

santodomingo-republicadominicanaiesuscaritas-heartPDF: abraham-apolinario-vicario-general-de-sd-es

Víctor GODOY, Chile. Testimonio de la Semana de Nazaret, febrero 2017

LA ALEGRÍA DEL REENCUENTRO…
EL GOZO DEL NAZARET…
LA NOVEDAD DE FOUCAULD

Querid@s herman@s.

Con estas palabras quisiera transmitirles cómo se dio esta VI Semana de Nazaret realizada entre los días 11 al 18 de Febrero de 2017, en la hermosa localidad de Longotoma, V Región. Y como siempre decimos: todas las semanas son distintas y especiales. Ésta no fue la excepción.

San Pablo dice en su carta a los Efesios: “Siempre y por cualquier motivo, den gracias a Dios, nuestro Padre, en nombre de nuestro Señor Jesucristo” (Ef 5,20). Pues bien, estas palabras serán agradecimientos. Por eso, en primer lugar agradecer a todos los que hicimos posible esta hermosa semana. Si se trata de los que participamos, por primera vez se da que todos veníamos de la zona centro del país: Longotoma, Valparaíso, Viña y Santiago. En total, fuimos 15 personas (no podemos decir que todos éramos jóvenes…jejejejeje) que estuvimos en toda la experiencia. Pero también tuvimos agradables compañías como Gisella, Marco, Juan y Fernanda. Y por supuesto, la cálida y preocupada compañía y cercanía de nuestro hermano y párroco del lugar, Luis Felipe, miembro también de la Fraternidad Sacerdotal. Agradecer la alegría con la que se vivió esta Semana. Una alegría que se manifestaba en muuuuucccchaaasssss risas, un humor sano y juvenil, no excento de “algunos” garabatitos y tallas en doble sentido, pero que en el contexto de fraternidad y amistad, iban haciendo que diariamente tuviésemos un gran dolor de güata por tanto reírnos. Agradecer también los cantos y la música, pues en distintos momentos nos alegraban la estancia. Cómo no agradecer la noche de “karaoke acústico” donde entre celulares e instrumentos repasamos enormes repertorios de éxitos de ayer y hoy…¡¡¡Romántico pero le metemos brutallll!!! ¡¡¡Qué pachanga más grande, Dios de mi arrrrmaaaaa!!! También, como no agradecer la fiesta final, donde entre performance y doblajes, nos íbamos contagiando de la alegría juvenil. Realmente muy entretenido. Por último, cómo no agradecer la diversión por el fútbol y el juego del “Farkle” y del “UNO”, con las apuestas respectivas que nos dieron tanto tema para seguir compartiendo y riendo. En definitiva, se experimentó la alegría juvenil, la alegría del Evangelio. ¡¡¡Gracias, Señor, por esto!!!

También es justo y necesario agradecer el hermoso paisaje que nos regaló Longotoma. Por un lado, las pozas que refrescaron las tardes calurosas y que fueron un lugar de compartir y de disfrutar. Por otro, nuestro “Lugar del Desierto”, una geografía conformada de distintas zonas (2 ríos, el mar, las inmensas dunas y un bosque). Todo esto fue el mejor panorama para contemplar y admirar la belleza de lo natural y que, en ocasiones, supera la técnica o la tecnología. Personalmente, en lugares como éste se me olvida la necesidad o importancia que le doy muchas veces al celular, computador, a lo “extraordinario” de lo artificial o virtual, pues todo lo bonito, natural y llenador del paisaje, minimiza lo anterior. Agradecer también a las personas que nos permitieron compartir su trabajo o espacio de encuentro. Tuvimos dos experiencias de trabajo manual, aunque fueron 3 los lugares en los que estuvimos. Por un lado, el trabajo con las flores (específicamente los claveles), al cual fueron dos grupos. Por el otro, el pintar una sede de un grupo de Adulto Mayor. Ambas labores fueron un hermoso espacio de encuentro entre los que estábamos viviendo la Semana, como también de encuentro con las personas de la zona. Por nuestra parte -a los que pintamos la sede- fue de mucha alegría y de recepción del cariño la riquísima once que nos prepararon las señoras del grupo. Además, sus muestras de cariño y delicadeza, al llevarnos los 3 días que dura el trabajo manual, algo para beber y comer. ¡¡¡Definitivamente regaloneados!!!

Por último, agradecer a la Iglesia de Jesús -de la cual somos hijos y hemos sido engendrados para mostrar el Reino en lo cotidiano y sencillo de la vida- que nos regala a modelos como Carlos de Foucauld. Después de esta sexta Semana de Nazaret, nos convencemos y reconvencemos que la espiritualidad de Foucauld responde a nuestro tiempo. ¡¡¡Cómo no va a ser liberador repetir junto a Foucauld las ideas de la oración “Ámame tal como eres”, o cómo no liberarse de los agobios y cansancios al “reposar” en la Adoración Eucarística junto a ese Jesús que se queda en el pan consagrado y que se nos ofrece como alimento en SU CENA, o cómo no desafiarse al hacer de uno la “Oración de Abandono”!!!. Creo -y creemos- que hoy la experiencia profunda y real de la Fraternidad es una cualidad que se busca con deseos enormes, y que la espiritualidad del “hermanito Universal” tiene como uno de sus fundamentos. Por eso, el haber estado una semana compartiendo desde el cariño, la acogida, la escucha atenta y el respeto por el otro -especialmente en la Revisión de Vida-, entre otros momentos, son motivo de alegría y esperanza de estar en un camino que lleva al Amor Tierno del Padre.

Finalmente, unas de las ideas con la que terminamos esta semana fue la de volver a nuestros propios Nazaret. Para muchos de los que han participado en esta Semana de Nazaret, surge el deseo de que dure más días o que no termine. ¡¡¡Eso no es posible!!! Y no porque no se pueda gestionar, sino porque NO es nuestra cotidianidad. La Semana de Nazaret nos quiere brindar un espacio-tiempo, creado por Dios y por nosotros, para descubrir y redescubrir elementos necesarios para alcanzar lo que todos buscamos y anhelamos: la felicidad. Por eso, querid@s herman@s de la Semana de Nazaret, con lo que se nos ha compartido, busquemos la felicidad en nuestras vidas, en nuestra cotidianidad, en nuestro Nazaret.

¡¡Bendiciones para todos!!
Víctor Godoy Martínez

PDF: Víctor GODOY, Chile. Testimonio de la Semana de Nazaret, febrero 2017

Tenemos que convertir a los asesinos también. Mariano PUGA

Por Claudia Paz González – 17 January 2017
(Publicado en CARAS, Chile)

Seis meses antes de sumarse a la misa del perdón organizada por el jesuita Fernando Montes y algunos condenados por violaciones a los derechos humanos en Punta Peuco, fuimos tras sus pasos por primera vez. Ese fue el inicio de un largo viaje al corazón del hombre que encontró a Dios en la pobreza.

En su misa del pasado 8 de enero, el sacerdote Mariano Pugase sinceró ante sus fieles: “Me sentí basureado”. Se refería a la alta exposición mediática que logró tras haber asistido a la misa del perdón organizada por el jesuita Fernando Montes en vísperas de Navidad en el penal de Punta Peuco.

A las críticas de diversos sectores de la sociedad se sumó el ruego de sus colaboradores y vecinos de Villa Francia, donde vive, que día tras día, fueron a su casa para pedirle que no asistiera. Pero él entonces siguió adelante. Sin embargo, transcurrida una semana del hecho acusó recibo de la presión y se retiró a un monasterio, donde estuvo orando por tres días. Durante ese tiempo repasó varias veces la Carta de San Juan.

“El que odia a su hermano es un asesino. Verdad, justicia, reparación y conversión. Por eso les pedimos a esos asesinos que se conviertan…”, dice ahora a modo de explicación frente a los feligreses. Pero a estas alturas, esa visita a la cárcel, ya es una anécdota más de la incansable actividad del cura Puga.

Ni la tos impertinente que a ratos afecta la potencia de su voz. Tampoco los 85 años que está lejos de aparentar. Menos aún la apatía de los católicos que mundialmente han dejado de ir a misa. A Mariano Puga Concha no hay nada ni nadie que pueda detenerlo. Dueño de una energía desbordante, el creador de la Bolsa de Cesantes de la Vicaría de la Solidaridad que ayudó a miles a soportar la crisis económica de los ’80; sigue un ritmo de vida sorprendente. Su objetivo está a la altura de las grandes misiones que emprendió a lo largo de su vida, siempre al lado de los postergados. Por eso, cuando muchos pensaron que Chiloé sería la última de sus destinaciones, sorprendió a todos regresando a la emblemática Villa Francia, donde llegó a vivir en la misma casa que lo vio nacer como líder espiritual en los ’70.

Apenas un par de cuadras separan a la vivienda, cuya puerta siempre está abierta, de la parroquia Cristo Liberador. Ahí, en nuestro primer encuentro, somos testigos de su adrenalina en un gélido domingo de agosto. La noche anterior viajó en bus desde Puerto Montt a Santiago y aunque apenas dormitó en el trayecto, se mueve de un lado para otro de la iglesia supervisando los últimos detalles de la misa que empezará en dos horas.

“Aquí están todas las respuestas”, dice, mientras pone la Biblia sobre una mesa de madera. Al abrirla, aparece una foto de sus padres Mariano Puga Vega y Elena Concha Subercaseaux que por algunos segundos lo emociona. “Ellos fueron mi gran inspiración”, reflexiona susurrando.

Descendiente de Mateo de Toro y Zambrano, abandonó la carrera de arquitectura, una novia y una situación acomodada para vivir como un pobre más; no le gustan las entrevistas. Sin embargo, desde que regresó a la Villa, hace casi dos años, todas las semanas tiene una lista de peticiones que incluyen notas de prensa, seminarios de título, tesis e investigaciones. Algo que si bien habla de su legado pastoral, prefiere evitar a toda costa.

“Como soy el último sobreviviente de los curas obreros todos vienen a mí, pero hay que dejar que hablen otros, como Felipe Berrios que está haciendo un tremendo trabajo en el norte”, se justifica la mañana de la inauguración de la biblioteca Roberto Bolton, en honor al histórico párroco de Villa Francia. A pocos metros, un grupo de estudiantes, cámara en mano, lo espera para intentar convencerlo de participar en un documental y su hermana Josefina mira la escena emocionada.

“Desde pequeño tuvo una vocación muy profunda. Era el más entusiasta en ir a jugar con los niños del campamento. Aquí lo veo feliz”, comenta. Aunque encontró una Villa Francia muy distinta a la que dejó a fines de los ’80, sigue siendo el mismo. “Esta Iglesia en vez de ser la que une a las distintas capas sociales, se adaptó al sistema. Hay unas para los del barrio alto y otras para los pobres. Dejó de ser algo multirracial y cultural como Cristo quería. Es por eso que nuestro camino va en ese sentido. La intención es que Villa Francia con su propia historia pueda transformarse en un espacio de encuentro. Aquí lo que se está produciendo es una integración de realidades muy distintas. Jesús no vino para que nos juntáramos con nuestros pares sino para que aprendiéramos a compartir entre todos”.

No recuerda cuándo fue la última vez que usó zapatos o calcetines. Sus pies descalzos, apenas cubiertos por unas ligeras sandalias, son lo primero que llaman la atención entre quienes recién lo conocen. Sin embargo, pasan a segundo plano al verlo en acción. Vestido con hábito blanco y una colorida estola, toma el acordeón para dar inicio a una misa única en el mundo. Puede que los fieles no alcancen a llenar la iglesia y que el frío ahuyente a muchos, pero su entusiasmo no declina. Al contrario, va creciendo, al ritmo que los asistentes se van sumando a la ceremonia.

“Faltaba la presencia de ustedes aquí”, les canta a quienes asisten por primera vez y que por regla deben presentarse. Los minutos transcurren mientras unos niños revolotean alrededor y dos perros se acomodan en un rincón de la alfombra. Manano, como le dicen sus familiares y amigos, insiste en la importancia de traer la Biblia y bromea: “Por qué será que los que están a la izquierda son los que menos la traen”.

Después de leer la carta de los Efesios del Nuevo Testamento, pregunta quién fue a la marcha contra las AFP y pese a que más de la mitad de los cerca de 50 asistentes levanta la mano, en su rostro hay un dejo de decepción. “A qué creen que vino Jesús al mundo. ¡A hacer política!”, exclama. “Para cambiar las cosas hay que salir a la calle. Todos tenemos que movilizarnos, no puede ser que el sistema siga exprimiéndonos”, reflexiona. Entre cántico y cántico, invita a vivir el Padre Nuestro. “Es fácil rezarlo, repetirlo una y otra vez, pero como cuesta mucho vivirlo, hay que vivirlo”, cuestiona, mientras invita a la audiencia a rodear el altar.

Uno de los perros se ubica a su lado y él lo mira con cariño. Largos minutos de silencio que anteceden al momento de la paz y la comunión, donde no hay ostias sino un pan que se va repartiendo entre los fieles que beben de la misma copa de vino. Todo, tal y como Jesús les enseñó a sus apóstoles.

Como fundador de la parroquia Universitaria fue pionero en dejar de hacer la misa en latín y de espaldas para celebrarla en castellano y de cara a los fieles. Hoy, su meta es convertirla en una verdadera fiesta de Dios. Al terminar el desayuno comunitario que sigue a la misa, me atrevo a preguntarle si sus prédicas siempre fueron así. “Y por qué crees tú que me detuvieron”, responde, mientras bebe un té, y lanza una risa. Está cansado de hablar de esos años en que conoció “el lado más oscuro del ser humano”. Pero es evidente que si algo le dejó su paso por Villa Grimaldi y el campo de detención de Tres Alamos fue una convicción a prueba de balas.

Aunque él prefiera llamarla “porfía” y recuerde un episodio adolescente para explicar su origen: No tenía más de 15 años cuando su padre , destacado abogado, político y diplomático, le ordenó que fuera hasta La Moneda a conseguirle una audiencia con el presidente de la República. Al llegar, la guardia de palacio le dijo que el mandatario estaba muy ocupado para recibir a nadie, así que decidió regresar a su hogar con la respuesta. Su padre lo escuchó y lo mandó de regreso a palacio en busca de la cita. Tras el segundo intento no sólo logró su cometido sino que aprendió una lección que jamás olvidaría —ser perseverante—y que décadas después lo impulsaría a ir a pedirle explicaciones al general Augusto Pinochet por las muertes, desapariciones y torturas de la dictadura.

En uno de los innumerables domingos en Villa Francia, casi al final de la ceremonia, se tomó largos minutos para alabar la obra del Papa Francisco y pedir a todos que oren por él para que “avance en su camino de traer a la Iglesia de regreso a los pobres”. Su petición es recurrente, dicen quienes trabajan en la comunidad junto a él, muchos de los cuales han tenido acalorados debates en torno a la figura del Pontífice que Puga defiende a brazo partido. Para quien ha sido perseguido por su ideario progresista e incluso vetado en el Seminario Mayor, semillero de futuros sacerdotes; la llegada de Jorge Bergoglio fue una grata sorpresa.

—Después que el Papa tildó de ‘zurdos’ a los fieles de Osorno que cuestionaban el nombramiento de Juan Barros y se mostró partidario de la demanda marítima boliviana muchos empezaron a hablar de su actitud “antichilena”, e incluso le pidieron que no visite Chile.

—Hay que poner las cosas en su contexto. Yo al Papa le besaría los pies. Mira todo lo que está haciendo. Hay que rezar por él para que esté protegido de las fuerzas oscuras que rondan el Vaticano y pueda seguir recuperando esa Iglesia del Evangelio, cuadrada con los pobres. Esa es la verdadera. Me llama mucho la atención que todos dicen que lo admiran, pero nadie lo imita. Con respecto a Bolivia, pero obviamente hay que darles mar. Si hay que ver los términos de esa guerra de conquista en que los hermanos del altiplano perdieron la soberanía. Yo también los apoyo en su derecho que es absolutamente legítimo.

Días después estará tomando un avión a Cuba. Su quinta vez en la isla ocurre apenas días antes de la muerte de Fidel Castro. Para él que fue parte de los Cristianos por el Socialismo, la muerte del líder de la revolución es motivo de reflexión. “Alguien que gobierna más de cinco décadas y no es capaz de formar líderes sencillamente no está bien. Hay que combatir tanto el totalitarismo como el personalismo”.

Esa es la razón porque uno de sus objetivos es preparar a los laicos de la comunidad para que en el futuro, cuando escaseen los sacerdotes como anuncian varios estudiosos del clero; puedan ser ellos los que animen la fiesta dominical. Aunque entre los miembros activos de la comunidad hay quienes cuestionan la velocidad con que intenta implementar los cambios, todos consideran que el regreso de Mariano Puga es un regalo. Por eso, más de una vez le han pedido que cuide su salud. “Voy a morir cuando tenga que morir pero no voy a dejar de hacer nada”, les responde.

Aunque en ese momento no lo sabía, el viaje al Caribe fue como la calma que antecede al temporal. Al poco tiempo de regresar a Santiago, recibió el llamado del sacerdote Fernando Montes para asistir a una misa en Punta Peuco junto a diez condenados por delitos de lesa humanidad ocurridos en dictadura y su respuesta fue inmediata.

“Nunca pensé en decir que no ir”, reconoce 24 horas después de la polémica liturgia que lo enfrentó a algunos que fueron sus compañeros de curso en la Escuela Militar. El ruido del marcapaso delata la tensión que oculta tras su apariencia plácida, pero él no está dispuesto a detenerse. “No entiendo qué pasa en Chile que no somos capaces de creer en el perdón. ¡Qué nos ha pasado!”, reclama.

El primer domingo de enero lo pasó viajando al norte en camión, pero una semana después ya estaba de regreso en la parroquia. Fue el día en que abrió su corazón y confesó haberse sentido basureado. Luego de leer parte de la Carta de San Juan siguió con su prédica: “Ahora que vamos a comer el cuerpo y la sangre de Cristo, es un buen momento para recordar que si amas a Jesús tienes que convertirte. Por eso les estamos pidiendo a esos asesinos que se conviertan. Tenemos que convertir a los asesinos también. No podemos mirar hacia el lado. Hay que vivir el Padre Nuestro de verdad, no sólo recitarlo”.

A pocos metros, un grupo de niños juega debajo de la paloma de madera que cuelga del centro de la parroquia. En cada salto los pequeños tiran de una cadena y el símbolo de la resistencia pacífica de décadas pasadas, abre sus alas mientras en el altar el carismático cura bendice el pan y el vino de la comunión.

PDF: Tenemos que convertir a los asesinos también. Mariano PUGA

Con Carlos de FOUCAULD al encuentro del otro. Marc HAYET

Ponencia de Marc HAYET en el Encuentro Interfamiliar que se celebró en Ávila (España) para conmemorar el Centenario.

(Marc HAYET fue prior de los Hermanos de Jesús)

Quizás hay que comenzar recordando una cosa que todos conocemos, pero que es necesario insistir, porque todavía circula, en ciertos medios, una idea preconcebida sobre Carlos de Foucauld: Carlos no fue al desierto para responder a la “llamada del silencio” (1), para ser ermitaño perdido en la inmensidad del desierto del Sahara. ¡No! Carlos fue al Sahara para encontrarse con la gente que allí vivía y vivir con ellos. A menudo asociamos su nombre a paisajes del desierto de extraordinaria belleza, que sin duda le gustaron, pero no fue la razón para ir a vivir allí, la razón profunda fue por la gente que allí vivía.

Y es en este sentido, que quizás pueda decirnos algo hoy, a nosotros que no vivimos en el desierto, sino en medio de nuestras ciudades y pueblos.

Lee el documento completo: Con Carlos de FOUCAULD al encuentro del otro. Marc HAYET

Noticias y comunicaciones nº 171

La Cuaresma orienta nuestro pensamiento, en primer lugar, hacia la imagen del desierto, en el cual Jesús pasó cuarenta días de soledad, o aquel que el pueblo de Dios atravesó andando durante cuarenta años.

Al hermano Roger le gustaba recordar, cuando llegaban las semanas previas a la Pascua, que no era un tiempo de austeridad o de tristeza, ni un período para sentirse culpable, sino un momento para cantar la alegría del perdón. Veía la Cuaresma como cuarenta días de preparación para redescubrir pequeñas primaveras en nuestras existencias.

Al comienzo del evangelio de san Mateo, cuando Juan el Bautista proclama: “¡Arrepentíos!”, él quiere decir: “¡Volved a Dios!”. Sí, durante la Cuaresma, podríamos volvernos a Dios para acoger su perdón.

Cristo ha vencido el mal y su constante perdón nos permite renovar la vida interior. Nosotros estamos invitados a una conversión: no a volvernos hacia nosotros mismos en una introspección o un perfeccionismo individual, sino a buscar una comunión con Dios y también una comunión con los otros.

¡Volvernos a Dios! Es verdad que, en el mundo occidental, para algunos se ha vuelto más difícil creer en Dios. Ellos ven su existencia como una limitación a su libertad. Piensan que deben luchar solos para construir su vida. Que Dios los acompañe les parece inconcebible.

Un día, realicé una visita a nuestros hermanos que viven en Corea desde hace más de treinta años. En el camino, con otro hermano, tuvimos encuentros con jóvenes en varios países asiáticos. Lo que me ha impactado en Asia es que la oración parece algo natural. En las diferentes religiones, la gente tiene espontáneamente en la oración una actitud de respeto, incluso de adoración.

En estas sociedades no hay menos tensiones o violencia que en Occidente. Pero el sentido de la interioridad es quizás más accesible, un respeto ante el milagro de la vida, de la creación, un interés en el misterio, en el más allá.

¿Cómo renovar la vida interior descubriendo y redescubriendo una relación personal con Dios? Existe en todos nosotros una sed de infinito. Dios nos ha creado con ese deseo de lo absoluto. ¡Dejemos vivir en nosotros esa aspiración!

Entre los cantos de Taizé, hay uno que expresa esta espera. La letra es de un poeta español, Luis Rosales, inspirado en san Juan de la Cruz: “De noche iremos de noche, que para encontrar la fuente, solo la sed nos alumbra”. Para muchos el tiempo de la Cuaresma es tiempo de renuncia. No es que la ascesis tenga valor en sí misma. Pero la renuncia puede ayudarnos a ir por delante de nuestra espera más profunda, de nuestra sed de lo esencial, y esta sed iluminará nuestro camino.

Si a veces caminamos de noche, o a través de un desierto, no es por seguir un ideal; como creyentes seguimos a una persona, Cristo. No estamos solos, él nos precede. Seguirle supone un combate interior con decisiones que hay que tomar, con fidelidades para toda la vida. En esta lucha no nos apoyamos en nuestras fuerzas, sino que nos abandonamos a su presencia. El camino no está trazado de antemano e implica también acoger las sorpresas y crear con lo inesperado.

Y Dios no se cansa de retomar el camino con nosotros. Podemos creer que una comunión con él es posible y no cansarnos jamás, tampoco nosotros, de tener que retomar siempre el combate. No perseveramos en él para poder presentarnos ante Dios con nuestra mejor imagen. No, aceptamos avanzar como pobres del Evangelio, que confían en la misericordia de Dios.

La Cuaresma es un tiempo que nos invita al compartir. Nos conduce a aceptar que no hay crecimiento sin consentir las renuncias, y estas por amor. Cuando Jesús estaba en el desierto, movido por compasión hacia quienes le habían seguido, multiplicó cinco panes y dos peces para alimentar a cada uno. ¿Qué formas de compartir podemos llevar a cabo nosotros?

El Evangelio destaca el valor de la sencillez de vida. Nos empuja a un dominio de nuestros propios deseos para lograr limitarnos no por coerción, sino por elección. Es importante hacer una clasificación de nuestros deseos. No todos son malos, pero no todos son buenos. Se trata de aprender a discernir, pacientemente, a cuáles tenemos que dar prioridad y a cuáles dejar de lado. Esta llamada está de mucha actualidad hoy en día no únicamente en el plano personal, sino en la vida de las sociedades. La sencillez elegida libremente permite resistir al consumismo superfluo de los más ricos y contribuye a la lucha contra la pobreza impuesta a los más desfavorecidos.

Sí, el Evangelio nos llama a la sencillez. Elegir la sencillez abre nuestro corazón al compartir y a la alegría que viene de Dios. Durante este tiempo de Cuaresma, atrevámonos a revisar nuestro estilo de vida, no para crear mala conciencia a los que no dan lo suficiente, sino para solidarizar con los necesitados. El Evangelio nos anima a compartir libremente, disponiéndolo todo en la simple belleza de la creación.

(Hermano Alois, prior de Taizé, Atreverse a creer, Editorial perpetuo Socorro, Madrid 2016, 39-42)

LECTURA RECOMENDABLE PARA LA CUARESMA: El joven nabateo y el ermitaño de petra (Gratis en PDF)