Carta de Jean François y Aurelio, Vernon, marzo 2017

Queridos hermanos,

hemos trabajado esta semana sobre los asuntos de la fraternidad y, sobre todo, las personas que están en el corazón de nuestra preocupación y nos motivan, es decir, cada uno de vosotros. En este pequeño Nazaret de Vernon, en casa de nuestro hermano François MARIN, que nos acoge como a hijos suyos, os recordamos y damos gracias a Dios por que sois nuestros hermanos. Muchas gracias, François, por dar posada al peregrino y acoger a tus hermanos.

El trabajo lo hemos centrado en dar un repaso a temas pendientes de la fraternidad en un buen ambiente de diálogo y compartiendo ideas, opiniones y la preocupación por dar respuesta a asuntos pendientes y de un futuro inmediato para el funcionamiento de la fraternidad: los cuestionarios para la Asamblea Europea en este verano en Polonia, para la Asamblea Mundial en La India en enero de 2019, la economía de la fraternidad internacional, la previsión de la memoria 2016 de la fraternidad para ser enviada a la Congregación para el Clero en el Vaticano, la nueva fraternidad en Haití, las previsiones para el encuentro de responsables y delegados de la familia Carlos de FOUCAULD en abril, en Aquisgrán, los ecos del Centenario del hermanos Carlos que nos llegan de los diferentes países, nuestra inquietud por la salud de Félix, de Madagascar, la recuperación de Suso, de España, después de ser intervenido quirúrgicamente, etc.

El lunes, 6 de marzo, compartimos con los responsables de las regiones de Île de France y Normandía (Yves de MALLMANN, Joseph JOURJON, Louis YON y Xavier CHAVANE) un tiempo prolongado de diálogo y encuentro. Fue estupendo poder encontrarnos en fraternidad para poner en común las realidades de nuestras fraternidades y las preocupaciones. Creemos que estamos viviendo en Europa un tiempo de paso que es un Nazaret real por el envejecimiento de las fraternidades. Hay una llamada muy seria a vivir este espacio con optimismo y amando esta espiritualidad Nazaret de ser cada vez más mayores, con pocas entradas de gente joven. Viviendo con sencillez y al mismo tiempo el compromiso de fraternidad universal en esta Europa centrada en sí misma, replegada sobre sí, con el rechazo al extranjero, al refugiado, con miedos, que provocan el ascenso de las políticas populistas y las de corte reaccionario. Ante todo esto, y en la línea del papa Francisco, nos sentimos llamados a testimoniar y vivir el mensaje de fraternidad universal del hermano Carlos y el carácter misionero de nuestro carisma como fraternidad sacerdotal Iesus Caritas. El diálogo con los musulmanes en Europa creemos que es posible, y se da en bastantes comunidades cristianas, con gestos de acercamiento. Los prejuicios deben caer, y la tentación de mirar a otros dejar de ser una amenaza. Por ejemplo, en Francia, un tercio de los barrios populares es musulmán. Tendremos que aprender a diologar con esta realidad.

El martes, 7, recibimos la visita de Jacques GAILLOT, obispo de Partenia, de nuestra fraternidad, que vino desde París para compartir nuestro trabajo en casa de Jean François. Fue un gran regalo el tiempo vivido desde que lo acogimos en la estación de tren de Vernon hasta su partida. Pudimos aprender de la sabiduría de los sencillos cómo ser más humanitarios, cómo ser sacerdotes en un mundo difícil, cómo estar abiertos a la esperanza y a vivir fuera de las seguridades y comodidades de ser occidentales. Gracias, Jacques, por venir a estar con nosotros y por todos los testimonios a través de tu vida de una entrega a la causa de Jesús.

El miércoles, 8, trabajamos en la mañana, y en la tarde nos acercamos a Gouville, para estar con Michel PINCHON, a quien encontramos fuerte y sano. Su casa está abierta a numerosas visitas de gente de su población o de más lejos y que comparte con generosidad su experiencia y sabiduría. Tuvimos la cena con Jean Louis RATTIER y la reunión del taller de Biblia de su parroquia, en Damville, compartiendo su pastoral y su trabajo del día a día. Siempre es gratificante participar en el Nazaret de cada hermano, tanto el exterior como el interior. Nazaret es la experiencia viva de cómo nos situamos fraternalmente ante lo que nos rodea, en una unión cada vez más fuerte con Jesús.

Hemos valorado muy positivamente el trabajo de Fernando TAPIA, Jean Michel BORTHEIRIE y Manuel POZO en Almería, España, para elaborar un documento base sobre el Mes de Nazaret. Este documento será estudiado y aprobado en la Asamblea de Bangalore. Gracias a estos hermanos por haber respondido ante nuestra petición desde el equipo internacional.

Recordamos que debemos hacer un esfuerzo todas las regiones por colaborar con la caja internacional, especialmente porque la próxima Asamblea Mundial de Bangalore 2019 tiene ya un presupuesto y es necesario cubrir los gastos. Desde el equipo internacional procuramos ahorrar en recursos el máximo posible. Gracias a las fraternidades que ya han aportado su cotización con generosidad.

Nuestra página iesuscaritas.org está abierta a la colaboración de todas las fraternidades. Esperamos vuestros artículos, noticias y avisos de próximos eventos para anunciarlos en la agenda. Es un medio de comunicación que nos acerca los unos a los otros.

Nuestra reflexión ha tenido como nota importante la llamada a vivir, como fraternidad, nuestro ministerio como misioneros dentro del presbiterio diocesano, en el lugar que ocupamos, sea en la parroquia, o en el hospital, o en la prisión, o dentro de las organizaciones que ayudan a los refugiados, a los seres humanos desplazados por la guerra o la pobreza, los lugares de atención a los necesitados de nuestras sociedades, con la llamada de ir a los últimos, como Carlos de FOUCAULD, pues ahí encontramos a Cristo. Como el papa Francisco nos recuerda, no hay vida espiritual sin un corazón abierto, generoso y misericordioso. “Salgamos, salgamos a ofrecer a todos la vida de Jesucristo… Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una igesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades… Más que el temor a equivocarnos, espero que nos mueva el temor a encerrarnos en las estructuras que nos dan una falsa contención, en las normas que nos vuelven jueces implacables, en las costumbres donde nos sentimos tranquilos, mientras fuera hy una multitud hambrienta y Jesús nos repite sin cansarse: “¡Dadles vosotros de comer!” (Mc 6,37) (Evangelli Gaudium, 49)

Desde Vernon nos deseamos una santa Cuaresma y una ruta hacia la Pascua con Jesús y los hermanos y hermanas como compañeros de camino.

Un gran abrazo.

Jean François y Aurelio

Vernon, Normandía, Francia, 10 de marzo de 2017

PDF: Carta de Jean François y Aurelio, Vernon, marzo 2017, esp

One Reply to “Carta de Jean François y Aurelio, Vernon, marzo 2017”

  1. Acho que ser missionário dentro da diocese, como ele disse, é uma tarefa muito importante e necessária. Muitos almejam ir para a África e outras regiões, mas atualmente há tantas pessoas que vivem paganizadas ao nosso lado! Nas prisões, por exemplo, há muito mais evangélicos que católicos, e isso simplesmente porque faltam pessoas que se decidam a irem lá para um culto católico, por exemplo. Eu trabalhei numa prisão por 13 anos e sei o quanto é difícil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*