CARTA DE AURELIO A LOS HERMANOS DE ASIA, setiembre 2016

Queridos hermanos de Asia,

después de nuestro encuentro de julio en Cebu, con la estimable hospitalidad de los hermanos de Filipinas, y el poder de la sencillez de una vida de fraternidad que es más importante que la organización, la metodología o los resultados -la convivencia humana-, os escribo para aseguraros mi apoyo en todo, mi persona a vuestro servicio y la resonancia que la Asamblea de Asia 2016 tiene en toda la fraternidad mundial.

asia_2016_01Gracias por estar allí, gracias a los hermanos de Filipinas, a Arthur CHARLES, nuestro responsable continental de Asia, a Eric LOZADA, responsable regional de la fraternidad filipina, y a las personas que hicieron posible la Asamblea en los pequeños detalles de acogida, traslados de aeropuerto, etc. Gracias a José PALMA, arzobispo de Cebu, hermano de la fraternidad, el obispo Angel LAGDAMEO, y a Gaudencio ROSALES, cardenal emérito de Manila, hermano de la fraternidad y fundador de ella en Filipinas, por estar y compartir esos días intensos de trabajo, oración, comunicación y de fiesta. Tenemos grandes tenores en la fraternidad… También felicitaciones a los grupos numerosos de Pakistán y Corea.

Gracias por la presencia y participación de las hermanitas y hermanitos de Jesús y las hermanas de la fraternidad secular. Pudimos vivir un ambiente de Familia.

Gracias por hacer un esfuerzo en entenderme por mi inglés tan reducido e imperfecto. Gracias por hablar el mensaje universal de la fraternidad, que es acogernos unos a otros como si nos conociéramos de toda la vida, experiencia que se repite en mi corazón con cada fraternidad del mundo.

asia_2016_02Creo que hemos vivido un Nazaret caluroso y húmedo, por el clima, pero rico en experiencia de fraternidad compartiendo un trabajo de reflexión y manual, sin que importara el origen de cada uno o su estatus eclesial: ser hermanos es ser iguales entre nosotros. Jesús así nos lo dejó bien claro en sus palabras y con su vida. Carlos de FOUCAULD tuvo esa intuición y vivencia a lo largo de su vida y de sus búsquedas. Puede parecer una obsesión en él a través de sus escritos y cartas, identificándose con la gente y sus problemas, buscando el lugar donde nadie quería estar, con el desafío continuo -alimentado por su fe y su amistad con Jesús- de ir más abajo, soñando con hacer realidad a Jesús entre los últimos. Pero es una llamada a nuestras vidas, a nuestras realidades, como Iglesia y como sacerdotes al servicio del pueblo, intentando que nuestro papel de “funcionarios” no atrape la vocación de servidores y anunciadores de la Buena Noticia.

asia_2016_03Las conclusiones de la Asamblea, expresadas en la Carta de Asia (Cfr Letter from Cebu, en www.iesuscaritas.org) nos animan a seguir trabajando cada uno en nuestras fraternidades y países. A vivir con el estilo de Nazaret junto a otras culturas, religiones o gente con un pensamiento distinto al nuestro, sean o no creyentes, mostrando quién es Jesús con nuestra vida. Para ello nos ayuda la fidelidad a varias cosas; a la fraternidad, en nuestros encuentros, con la Revisión de Vida, preparada adecuadamente; a la adoración diaria, como encuentro personal con Jesús, aunque sólo sea para sentir su presencia; al día de desierto mensual, con un ambiente de silencio desde el momento en que lo comenzamos, para dejarnos buscar y encontrar por Dios; a la profundización de la Palabra con una lectura orante y contemplativa, así como textos de la espiritualidad del hermano Carlos; a la entrega a los más desfavorecidos en nuestra pastoral y nuestra vida ordinaria; a vivir el estilo de Nazaret como sacerdotes diocesanos, sin hacer mucho ruido, compartiendo con la gente sus alegrías y preocupaciones, estando siempre a su lado. El hermano Carlos fue un inquieto buscador creyente que nos ayuda a vivir el Evangelio de Jesús con una espiritualidad de Nazaret que no es únicamente una espiritualidad, sino un espacio y tiempo de nuestra vida que nos hace felices al compartir en fraternidad nuestro interior.asia_2016_04

Recordamos los compromisos como fraternidades de Asia para los próximos años:

  • Semana de Espiritualidad en Pakistán, noviembre 2017
  • Mes de Nazaret en Filipinas, julio 2018
  • Asamblea Mundial en Bangalore, India, enero 2019
  • Asamblea de Asia en Corea, octubre 2019

Oramos ya al Señor por todo ello y por cada uno de los hermanos en el mundo.

asia_2016_05Un gran abrazo de vuestro hermano

Aurelio SANZ BAEZA, hermano responsable

Perín, Cartagena, Murcia, España, 4 de setiembre de 2016
(canonización de la Madre Teresa de Calcuta)

PDF: carta-de-aurelio-a-los-hermanos-de-asia-4-setiembre-2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*