Carlos BAZZARA, NÍGER, Una misión a la sombra de dos santos

Nací y crecí en Mina Clavero, en el Valle de Traslasierra (Córdoba-Argentina) hace 59 años. Toda esa región fue bendecida por quien será el primer santo argentino (nacido y muerto en el país), el Pbro. José Gabriel Brochero- canonizado el 16 de Octubre de 2017- un “pastor con olor a oveja” como lo definió el Papa Francisco. A los 27 años entré al Seminario Mayor de Córdoba. Allí conocí al hno. Carlos y también estudié paralelamente la teología de la liberación. Como diácono fui a una parroquia en la periferia pobre de la ciudad y comencé a participar de la fraternidad Iesus Caritas. Me ayudó mucho compartir con mis hermanos esa espiritualidad y las diferentes maneras de trabajar junto a los más pobres. Un año más tarde, el 13 de Noviembre de 1992, fui ordenado sacerdote (trece años después sería beatificado el hno. Carlos). Luego de una hermosa experiencia en esta parroquia, me hicieron párroco en un barrio popular. Después de la ordenación, le presenté sin demora al Cardenal Primatesta mi deseo de anunciar a Jesús en tierras donde todavía no lo conocen y pedí ir a Cuba. Me dijo que esperara, pero que piense más bien en África (él conocía muy bien los sacerdotes de la Sociedad de Misiones Africanas (SMA), presentes en la diócesis y los estimaba mucho).

Cada año le presentaba al Cardenal, una carta reiterando mi deseo de una Misión Ad Gentes. La figura del hno. Carlos era entonces muy importante y motivadora en mi vida espiritual y pastoral. Esperé durante cinco años y finalmente aterricé en Costa de Marfil en noviembre de 1998, como asociado a la SMA. Estuve en el Nord-este entre los hermanos “lobi” y los “kulango”. Con otros dos argentinos, Mario y Víctor, empezamos una nueva parroquia llamada San Pedro Claver. Una experiencia bellísima. Pronto hubo un golpe de estado y después empezó la guerra. Fueron tiempos difíciles para todos. Una parte de mi parroquia estaba del lado de los “rebeldes” y la otra, con las fuerzas leales al gobierno. A pesar de todo, pude sortear con alegría las dificultades y miedos, y recorrer con mi moto “Malacara” esa zona fronteriza anunciando el Reino de Dios.

En el 2005 regresé a Córdoba y el obispo me nombró responsable de la Animación Misionera de la diócesis, cargo que ejercí durante dos años. Pronto sentí en mi sangre, el deseo de regresar a ese continente fascinante y lleno de desafíos. Luego de un serio discernimiento pedí entrar a la SMA y después de un año de “espiritualidad internacional” en Italia, me enviaron al Níger donde estoy actualmente, comenzando mi décimo año pastoral, en esta tierra 98% musulmana y una de las más pobres del mundo.*

*(Níger es considerado el país más pobre del mundo, según su PIB. Nota de la página iesuscaritas.org)

Cuando entré en la SMA comenté a mis superiores mi espiritualidad “foucauldiana” y cómo soñaba con la posibilidad de trabajar cerca del desierto. Tuve la suerte de ser enviado al Níger, pero lejos de la zona soñada. Existía un serio impedimento para los misioneros “blancos” para ir al norte ya que había muchos raptos de la parte de grupos terroristas como Alqaeda y otros. Después de cuatro años en una parroquia pedí al obispo y mis superiores permiso para ir solo a una aldea y vivir de un modo más contemplativo y en diálogo con los hermanos musulmanes (es decir quería encarnar “algo” del hno. Carlos). La aldea se encontraba en la frontera … Pero hubo un cambio de programa y el obispo me pidió de comenzar una nueva parroquia más al sur en la frontera con el Burkina Faso. El misionero que la crea, tiene el derecho de proponer el nombre y yo propuse la de este beato amigo que murió no lejos de aquí.

Y aquí estoy feliz en medio de los hermanos gurmanché, en una sencilla y pobre aldea. Este es mi Nazaret concreto y profético. Los policías de la frontera no me conocen por mi nombre, pero me llaman “Kankani”, el nombre de mi aldea y suena a música en mis oídos. Aquí trato de vivir contemplativamente mi misión, encarnando el Evangelio hasta donde “me da el cuero”. Valoro mucho el simple hecho de “estar” aquí, el vivir en medio a ellos, en caminar junto a ellos, el compartir mi fe y la utopía. Son muchos los desafíos y personalmente me gustaría tener más “olor a oveja” … Es muy interesante cuestionar siempre la capacidad liberadora de la pastoral y de la promoción humana que desarrollamos; nuestra capacidad de humanizar la realidad. Acompañar procesos de cambios profundos exige mucha paciencia y silencio interior, sobre todo cuando se trabaja con medios austeros.

Cuando pienso en la vida del hno. Carlos y del Cura Brochero, me siento tan pequeño, tan pobre …pero lejos de perder entusiasmo lo renuevo meditando esas vidas “jugadas” totalmente por Jesús y el Reino de Dios en medio de los pobres… y me conformo simplemente con estar a la “sombra” de esos dos “santos amigos”.

Tenemos en Niamey una fraternidad Iesus Caritas, integrada por un francés (que vivió en Arlit), dos italianos, uno de Ruanda, y un argentino (ver foto en la capilla al lado del Rio Niger, con la visita de un padre del Prado). Contamos también con la presencia de tres hermanitas de Jesús, una de la cuales ha vivido mucho tiempo en el desierto con los tuaregs. La fraternidad laica camina muy bien y son numerosos.

En todas las Comunidades Cristianas de Base de la parroquia rezamos todos los días, en la lengua local, la “Oración del Abandono”. En cada Eucaristía cotidiana renuevo el llamado misionero y saboreo el vivir como en el tiempo de los apóstoles… el sabor desafiante y picante de una Primerísima Evangelización y de diálogo interreligioso.

Carlos BAZZARA sma -Kankani- NÍGER

Kankani, 20 de setiembre 2017

PDF: Carlos BAZZARA, NÍGER, Una misión a la sombra de dos santos

CARTA DE RUDY, Polonia, julio 2017

CARTA DE RUDY, FRATERNIDAD SACERDOTAL IESUS CARITAS
MENSAJE DE LA ASAMBLEA EUROPEA EN RUDY, POLONIA
12 – 19 de julio de 2017

« Czes’c’ » (pronunciado « Tchech’tch’ ») : con este saludo polaco queremos unirnos a vosotros, las fraternidades de Europa, y enviaros este mensaje, fruto de nuestros trabajos, y también de nuestra oración. Gracias a nuestros diálogos y a los encuentros en diversas parroquias nos hemos acercado a la realidad del país y de su Iglesia, y ha resonado el tema de nuestra asamblea : « Sacerdotes diocesanos misionaros, inspirados por el testimonio de Carlos de FOUCAULD ».

EN UN CONTEXTO EUROPEO DE SECULARIZACIÓN

El Evangelio de la segunda jornada de la Asamblea, propuesta por la liturgia, da el tono de nuestro mensaje: «He aquí que os mando como ovejas en medio de lobos… ser astutos como serpientes y sencillos como palomas…» (Mt 10,16)

Cada uno de nuestros países, con ritmos diferentes, constata el fenómeno de la secularización : disminuye el ir a la iglesia, la evolución de los valores, las leyes civiles que se distancian de la tradición cristiana… En una palabra : lo religioso no está de moda. ¿Las comunidades y los curas están comprometidos en esta tarea y deben situarse, aceptarla o rechazarla ? ¿Contemporizar o comprometerse ? El estatus del cura sufre : identidad que se trastorna, posición social desclasada, autoridad relativa… se comprende así por qué los jóvenes son reacios a participar de una manera tan insegura y comprometerse a largo plazo.

Como miembros de la Fraternidad Iesus Caritas no nos libramos de esta secularización, que marca hasta nuestro modo de vida y nuestra misión. Nos preguntamos : ¿cómo transmitir una tradición, una Palabra en el hoy secularizado ? Carlos de FOUCAULD, él mismo, fue más lejos, pero hoy nuestra misión comienza ante la puerta del vecino.

La astucia de la serpiente y el candor de la paloma son necesarios para la misión y hacer un camino de escucha y de preparación: “hacer su diccionario”, tomar en cuenta la cultura en su lugar lleva tiempo y no tenemos mucho…

SACERDOTES DIOCESANOS EN UNA IGLESIA MISIONERA

Nuestros intercambios nos hablan de que en la mayor parte de nuestros paises el desarrollo de la secularización, del consumismo y del individualismo hacen una evangelización difícil, al mismo tiempo que necesaria, y que muchas iniciativas surgieron alrededor del lugar de encuentro entorno a la Palabra de Dios, de una vida fraterna de la parroquia y de la preocupación por las “periferias”.

Reconocer y promover el papel de los laicos en la evangelización es una necesidad.

En algunas diócesis, los obispos alientan a la creación de grupos que tienen como primera tarea de promoción de la formación de los bautizados, para profundizar en su comprensión de la fe y su vida espiritual. A largo plazo, estos grupos de evangelización pueden centrarse en el objetivo de alcanzar una comunidad más amplia, especialmente con otros creyentes, no por proselitismo sino para promover comprensión recíproca, hospitalidad y así comunicar la alegría del Evangelio.

Como consecuencia de la falta de sacerdotes, llegaron en muchas de nuestras diócesis sacerdotes que vinieron de África o la India para trabajar en la evangelización. Con un buen apoyo para ayudarles a entender la cultura que les da la bienvenida, su presencia puede ser una gran bendición para la iglesia, en lugares donde las Asambleas ya son multiculturales.

Esta falta de sacerdotes también condujo a la fusión de las parroquias, que dan a las personas la oportunidad de asumir mayores responsabilidades en el campo de la evangelización, como también en los distintos servicios. Pero es necesario un esfuerzo para identificar mejor los talentos y los valores de unos y otros.

Muchos caminos fructíferos se han realizado con los jóvenes, como la Jornada Mundial de la Juventud u otras iniciativas en las diócesis. Vale la pena, sin duda, dedicar energía y tiempo en el servicio a los jóvenes, ayudándoles a discernir formas de afrontar la presión del consumismo. Pero eso no nos hace olvidar la necesidad de formar a adultos y darles mayor autonomía.

Somos cada vez más conscientes de que la evangelización no se produce para empezar en nuestras iglesias, sino en lugares públicos. Hay ejemplos que compartimos con iniciativas en centros comerciales o en otros espacios públicos, en la búsqueda de llegar a un público más amplio.

Las diversas intervenciones en nuestra Asamblea nos hablan de que los sacerdotes deben apoyar, capacitar a los fieles laicos en la obra de evangelización y colaborar con ellos. Del mismo modo, sacerdotes y laicos evangelizan más efectivamente cuando la alegría del Evangelio se refleja en nuestras propias vidas.

INSPIRADOS POR EL TESTIMONIO DEL HERMANO CARLOS

La radicalidad evangélica de Carlos de FOUCAULD, patente en la oración de contemplación y adoración, la opción por la pobreza, así como su deseo de ser como Jesús en Nazaret, nos pone frente a la “debilidad de Dios’ y y nos ayuda ante las llamadas pastorales.

El testimonio del hermano Carlos nos ayuda a ser curas

. que aprenden a volver al Evangelio para impregnarse del espíritu de Jesús

. que escogen la sencillez de vida hasta la pobreza para manifestar sobre todo el « trabajo » del grano de trigo que cae a tierra (cf Jn 12,24) : el verdadero éxito de Dios se muestra en su despojarse. La invitación a ir a las periferias existenciales, a hacerse solidario con los pobres, más cercanos a los pequeños y crucificados de la historia. La fraternidad universal tiene su raíz en la obediencia a Dios Padre y a los hermanos pobres que nos muestra Jesús ; el pobre es un verdadero « lugar teológico » de la proximidad de Dios y nos lleva hasta la adoración.

. que aprenden a escuchar : primero a Jesús, que nos habla en su Evangelio, en la eucaristía y en el silencio del desierto, y también en el hombre, para dejarse evangelizar en el encuentro con una humanidad marcada por la presencia del Espíritu. Nos podemos dejar convertir en este sentido por el icono de la Visitación. La escucha del otro y de su vida nos piden espera en el don recíproco de una presencia humana y amistosa. El tiempo de estar a la escucha y el encuentro en la amistad es un tiempo importante y precioso para despejar el terreno antes de echar la semilla del Evangelio. Con esta actitud tendremos un papel significativo ahora y en un futuro con los hermanos del Islam, muy presentes en la mayor parte de nuestros paises.

. que se comprometen a vivir una fraternidad sacerdotal como lugar providencial para discernir la voluntad de Dios (revisión de vida) y para ayudarse a vivir un apostolado discreto, despojado de grandes medios, poniendo toda la confianza en Jesús, y a aceptar el último lugar, el que Jesús habría escogido.

ANTE LA FALTA DE VOCACIONES

En la mayoría de los países de Europa, la disminución en el número de candidatos para el ministerio de los sacerdotes es muy importante. Se explica por el contexto general de secularización, como también desde una cultura de la inmediatez: libertad sin compromiso, la autonomía sin responsabilidad, la falta de silencio. También hay, sin embargo, muchos jóvenes con gran generosidad.

Nuestra respuesta para favorecer la acogida de la llamada de Dios pasa por el testimonio de nuestra propia vida de cura : ¿qué lugar hay en ella para el silencio, el desierto ? ¿Qué contacto y trato con los jóvenes tiene esa vida para una escucha y acompañamiento ?

Las comunidades que viven verdaderamente de la presencia del Señor resucitado son el mejor terreno para las vocaciones, y el ejemplo del bienaventurado Carlos de FOUCAULD, cuya vida fue fecundada durante mucho tiempo, un estímulo.

LLAMADOS A UNA VIDA SENCILLA

La encíclica del papa Francisco Laudato si tiene que ponerse en marcha. Frente a la tentación del consumismo y la acumulación, es necesaria una educación para el compartir. Para ser solidarios, nosotros, como curas, debemos llevar una vida si no de pobre de solemnidad, sí sencilla, que nos haga accesibles a todos.

Laudato si nos invita a una « sobriedad feliz » y nos anima a buenos gestos : reciclar, separar residuos, economizar el agua, la energía y las materias primas ; ir más en transportes públicos, comprar en comercio justo… Pero la encíclica quiere promover, sobre todo, una « ecología integral », que dé prioridad a los intereses de la « casa común ». En este sentido, la crisis actual y la acogida de refugiados nos interpela y no podemos quedarnos inactivos.

Nuestra Asamblea Europea ha tenido también la tarea de elegir por seis años al nuevo responsable : Kuno KOHN, de Hamburgo, en Alemania, que fue elegido, y él aceptó esta misión que le confiamos. Agradecimos a John McEVOY (de Irlanda) su responsabilidad durante los seis años anteriores.

Nuestra próxima Asamblea será en 2020 y tendrá lugar en Inglaterra.

PDF: CARTA DE RUDY, Polonia, julio 2017, esp

CARTA DE AURELIO A LAS FRATERNIDADES DE ARGENTINA, agosto 2017

Queridos hermanos,

esteeee, ha pasado un tiempo después de mi regreso de ashá, y llevo semanas deseando escribir, pero entre la asamblea europea de Polonia y los trabajos aquí, esteeee, que no he podido, vasha.

Ha sido una estancia en Argentina inolvidable para mí: el retiro en Unquillo, con la aportación sencilla y fraternal de nuestro querido José M.ª BALIÑA, y poder compartir el reencuentro con ustedes (vosotros) en ese ambiente de oración y fraternidad, donde se constata la amistad de las personas, el servicio a los demás en las cosas pequeñas, lo que nos aporta lo cotidiano de nuestra vida… todo un regalo del Señor y un refuerzo para seguir en el camino que el hermano Carlos nos muestra en su testimonio de seguidor de Jesús.

Gracias por acogerme tan fraternalmente; primero, Marcos, en Córdoba; la fraternidad en Villa Don Bosco; los hermanos en Buenos Aires, especialmente Tino y sus comunidades parroquiales de Boulogne; los hermanos Walter y Rubén, que me enseñaron el centro de la metrópoli y me dieron lo mejor de su hospitalidad, y la imagen de Nuestra Señora de Luján, que tenemos en nuestra capilla del Hogar Torre Nazaret, aquí, y los san Expeditos, (de vez en cuando me encomiendo a él para temas rapiditos); la fraternidad de San Isidro, con el encuentro en casa de Tino… No he podido ser mejor tratado por todos. La estancia en la parroquia de Eleuterio, compartiendo mesa y fiesta con Javier PINTO y familia, y las hermanitas Adriana y Paula… creo que voy a bailar una chacarera, oiga…

Gracias, porque vuestro testimonio y cercanía me ayudan en mi servicio a la fraternidad y me dan ánimos a creer aún más que el Reino se hace desde la gente sencilla y sin etiquetas, tal y como somos sin idealizar a nadie.

Me pareció una conclusión estupenda la decisión de celebrar el Mes de Nazaret en julio del próximo año; ese espacio abierto donde la fraternidad se hace más profunda y se descubre el valor de la persona como ser humano, como hermano y como creyente, donde Jesús de Nazaret vuelve a hacer familia, tanto en torno a su presencia eucarística (adoración y eucaristía), como la lectura del corazón y la vida de los demás (revisión de vida), como en el trabajo manual y distribución de tareas (fraternidad) y el tiempo de silencio y de dejarse buscar y encontrar por el Señor, escuchándolo sólo a él (desierto), y todo a pesar de nuestras miserias, o nuestro carácter, o nuestras manías, porque somos hombres, y no angelitos.

Sin ánimo de adoctrinar ni dogmatizar, creo que tanto el Mes de Nazaret como los encuentros de fraternidad hacen posible la fraternidad con la gente allí donde estamos, en el último lugar -como comentábamos en Unquillo-, el lugar que se nos da, el que nos da la vida, los acontecimientos o la decisión del obispo. La fraternidad nos evangeliza y nos lanza a anunciar la Buena Noticia de Jesús, si no se queda en un grupo de amigos solterones. En Polonia hablamos que la evangelización comienza en la puerta de nuestro vecino, no en la sacristía ni en el templo: la calle de Jesús es mi calle y la tuya, y la de los que son marcados como poco deseables o peligrosos; la calle del mundo con vecinos molestos, con vecinos prepotentes o arrogantes; con vecinos que se avergüenzan de sus vidas y de los suyos, los aplastados por la tragedia o el fracaso. En esas calles quiere vive Jesús.

En el día de desierto me sentí muy querido por Dios. Creo que esa fue la experiencia de todos. No se trataba de sacar conclusiones lógicas, ni determinantes para nuestra vida o nuestro ministerio pastoral. Os (les) animo a que el día de desierto sea mensualmente una prioridad, por respeto a uno mismo, para empezar, por la necesidad de escuchar el susurro o el vozarrón de Dios, su silencio, su cercanía. El desierto nos nutre, a pesar de la sequedad con que nos podemos encontrar, o las tentaciones de derivar nuestra atención a lamentaciones, o a programaciones pastorales. Siempre digo que las distracciones son divertidas en el corazón del Señor. Pienso que Carlos de FOUCAULD tuvo mucho tiempo para hacer sonreír a Dios.

De las intervenciones de José M.ª, sin dejar aparte ninguna, pues todas las charlas fueron muy iluminadoras, aún resuena en mí el texto citado de Mt 5, 8 “Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios”. ¿Tengo mi corazón limpio para valorar el corazón de los demás? ¿Miro con buenos ojos a personas que no me gustan, o de las cuales tengo prejuicios? ¿Cómo veo a Dios, o creo que lo percibo en la gente que me rodea, o a la que sirvo? Y me doy cuenta que estoy al comienzo del camino. Esto, junto con el testimonio de Jorge, en la eucaristía de inicio del retiro, que me puso los pelos de punta, y que a todos los agrandó el corazón y reforzó en nuestra vocación, -gracias, querido Jorge; no sabes tú el bien que nos hiciste- , me ha ayudado en la última semana a afrontar una dura realidad: la muerte en accidente de moto de un chaval de 17 años. Suponeos (supongan) qué trago más difícil y complicado con la familia, los amigos, su agrupación de fútbol, la repercusión mediática, etc. Me he sentido incapacitado para tener la palabra exacta. Me bloqueé pensando en el entierro y su preparación, pero el Señor me dio fuerza y buen hacer. Esta misma mañana he ido a visitar a su mamá. Sé que Mt 5,8, la bienaventuranza de Jesús que me ha tocado de lleno, es una semilla que crecerá y hará crecer a otros.

Hermanos, termino ya; basta de discursos. Os (les) expreso todo esto como hermano y con el reconocimiento en mi persona a todos vosotros (ustedes) y especialmente a Dany, por su trabajo por la fraternidad, por su dedicación y todas las preocupaciones para que todo vaya bien. Gracias por estar allí, a todos, gracias porque cuento con vuestra (su) oración y apoyo, como yo cada día les (os) presento ante Jesús, así como a todos los hermanos de las fraternidades del mundo.

Que el hermano Carlos y el Cura Brochero les (os) bendiga, y la Virgen, la Madre de América, nos lleve de su mano.

Un abrazo grande y fraterno.

Aurelio SANZ BAEZA, hermano responsable

Perín, Cartagena, Murcia, España, 10 agosto 2017,
San Lorenzo, ora pro nobis

PDF: Carta de Aurelio a las fraternidades de Argentina, agosto 2017

Carta de Mariano Puga: julio 2017

En el Chile de HOY ¡Nos estamos farreando a JESÚS!
Hace 2017 años estamos en la Era Cristiana. ¿Será la que inauguró Jesús de Nazaret?:

  •  “Haz con tu hermano lo que quisieras que tu hermano hiciera contigo” Mt 7, 12 (pasar del yo al nosotros)
  • “No se puede servir a Dios (el que se revela en mí) y a la riqueza (el dios de ustedes)” Mt 6, 24
  • “¡Vengan benditos de mi Padre! Me sirvieron a Mí en los pobres” ¡Apártense de mí malditos! NO me sirvieron en los pobres” Mt 25, 31-46 (Los pobres y Dios son inseparables)

“¡Tú eres Pedro, sobre esta piedra construiré mi Iglesia!” Mt 16, 18. Palabras de Pedro:

“Ustedes pidieron a sus autoridades que soltaran a Barrabás, un homicida, y mataron al AUTOR de la VIDA” Hch 3, 13-15

El papa Francisco, sucesor de Pedro nos visita:

  • ¿Denunciará al Barrabás que hay en cada uno de nosotros?
  • ¿Denunciará al Barrabás de nuestros proyectos sociales y políticos?
  • ¿Denunciará al Barrabás en la Iglesia en la que nos decimos discípulos de Jesús?
  • ¿Anunciará al AUTOR de la VIDA que vive en cada una y en cada uno de nosotros?
  • ¿Anunciará al AUTOR de la VIDA para construir una TIERRA NUEVA?
  • ¿Anunciará al AUTOR de la VIDA para que su Iglesia sea creíble por los pobres de hoy?…

Nos estamos farreando a Jesús.

Desde Ninhue.

Mariano Puga
Cura Obrero
Fiesta de Pedro y Pablo, “pencas” y pilares de la Iglesia de Cristo

Carta de Jean François y Aurelio, Vernon, marzo de 2017, en neerlandés

Lieve Broeders,

we zijn deze week samengekomen om te werken voor de Priesterfraterniteit die ons allen verbindt.

We hebben de personen opgeroepen die in het hart staan van onze bekommernissen en die ons motiveren voor de dienst die we samen aannemen: namelijk elkeen van jullie.

In dit kleine Nazareth Vernon, in het huis van onze broeder François MARIN, die ons ontvangt als een vader, brengen wij God dank voor de broeders die jullie voor ons zijn.

Dank, François voor de gastvrijheid die je broederlijk aanbiedt aan de pelgrims die wij zijn.

Dit werk hebben we toegespitst op het herlezen van het leven van onze fraterniteiten.

Wij hebben gedialogeerd en onze meningen en bekommernissen gedeeld om te pogen een antwoord te brengen omtrent de vragen die het leven van onze fraterniteit aanbelangen in de onmiddellijke toekomst:

– de Europese bijeenkomst van de fraterniteiten in Polen deze zomer (Rudy)
– de Wereldbijeenkomst in Indië januari 2019 (Bangalore)
– het bilan van onze activiteiten in 2016 voor de Congregatie van de Clerus in het Vaticaan
– het lanceren van de Fraterniteit in Haïti
– het project om de verantwoordelijken van de verschillende takken van de spirituele Foucauldfamilie te ontmoeten in Aachen, april 2017
– de echo’s van het Jubileumjaar t.g.v. de Honderdste verjaardag van de zalige Charles de FOUCAULD die ons bereiken uit verscheidene landen
– de zorgen omtrent de gezondheid van onze broeder uit Madagaskar Felix
– onze vreugde het herstel te zien bij het verlaten van het ziekenhuis van Suso (Fraterniteit van Madrid, Spanje) na zijn chirurgische ingreep

Maandag 6 maart hebben we een uitwisseling gehad met de verantwoordelijken van de regio Île de France en Normandië (Yves de MALLMANN, Joseph JOURJON, Louis YON en Xavier CHAVANE).

Het was goed elkaar te ontmoeten om de werkelijkheid van het leven en de zorgen van onze fraterniteiten centraal te plaatsen.

Wij erkennen dat wij de ‘doortocht’ in onze Europese Fraterniteiten die steeds maar verouderen, beleven als een echte ‘Nazareth’-tijd.

Het weze een krachtige oproep om deze ‘passage’ hoopvol door te maken om in liefde de tijd van verouderen te beleven in de spiritualiteit van Nazareth. En dit terwijl wij met realisme vaststellen dat er nog weinig jongeren tot onze fraterniteiten toetreden.

Deze tijd dienen wij in eenvoud te beleven en in trouw, om ten einde toe te getuigen van het geloof dat ons bezielt. En dit in een Europa dat de neiging heeft zich terug te plooien op zichzelf, dat weigert vreemdelingen en vluchtelingen te onthalen en dat bang is. Deze angsten vertalen zich in het stijgen van populistische en reactionaire bewegingen.

Vóór alles, in de lijn van paus Franciscus, zijn wij geroepen om door ons leven de universele broederschap te manifesteren die broeder Charles ons nalaat en het missionair charisma van onze priesterfraterniteit Jesus Caritas.

Wij geloven dat de dialoog met de moslims in Europa mogelijk is! Wij beleven die ook in verschillende christelijke gemeenschappen door concrete acties waarbij we elkaar ontmoeten en nabij zijn. De vooroordelen en de bekoringen om in de andere een bedreiging te zien, moeten een voor een vallen. Bijvoorbeeld, in Frankrijk, in sommige volksbuurten, zijn een derde van de inwoners moslim. Wij dienen te leren om samen te leven en om te dialogeren met de werkelijkheid zoals ze zich presenteert.

Dinsdag 7 maart hebben wij in het logement van Jean-François bezoek gekregen van Jacques Gaillot, bisschop van Partenia, lid van onze fraterniteit. Hij is van Parijs gekomen om te participeren aan ons werk. De tijd die we met hem mochten doorbrengen vanaf zijn komst in het station te Vernon tot aan zijn vertrek is een echt geschenk geweest. In de uitwisselingen hebben we kunnen profiteren van zijn wijsheid om te verdiepen hoe we priester kunnen zijn in deze moeilijke tijd, hoe we kunnen blijven openstaan voor hoopvolle dingen en hoe we ons bereid kunnen maken ons te bevrijden van onze zekerheden en van ons Westers comfort… Dank je wel, Jacques dat je er was om jouw levensgetuigenis en je gegeven zijn aan Christus met ons te delen.

Woensdag 8 maart in de namiddag zijn we naar Michel Pinchon getrokken in het pastorij van Gouville. We troffen hem sterk aan, in goede gezondheid. Wij hebben kunnen vaststellen dat zijn huis open blijft voor heel veel bezoeken van mensen uit zijn dorp en verder en dat hij op een edelmoedige wijze zijn ervaringen en wijsheid deelt. We hebben ’s avonds in Dammier het avondmaal genoten met Jan-Louis Rattier, lid van de fraterniteit met Jean-François en de hebben deelgenomen aan een bijeenkomst met mensen uit zijn parochie om na te denken over het Woord van God. Zo konden we delen in zijn dagelijkse pastorale ervaringen. Het is altijd een genade te mogen delen in de Nazareth-ervaring in een christelijke gemeenschap met een broeder van de Fraterniteit, om het leven te beluisteren van de christenen en hun gemeenschap met Christus.

We hebben ook het werk gewaardeerd van Fernando TAPIA, van Jean-Michel BORTHEIRIE en van Manuel POZO in Almera, Spanje, om een document te maken over de ‘Nazarethmaand’. Dit document zal bestudeerd worden en goedgekeurd in de Bijeenkomst van Bangalore. Dank aan deze broeders die op die wijze beantwoord hebben aan de vraag van de Internationale Equipe.

Wij herinneren er meteen nog eens aan dat wij rekenen op de bijdrage van alle regionen om het budget te spijzen voor de internationale Equipe en dit vooral met het oog op de Wereldbijeenkomst in Bangalore, januari 2019. Voor wie het aangaat, wil de Internationale Equipe deze ontmoeting voorzien tegen een betaalbare prijs.

Heel veel dank voor de fraterniteiten die hun bijdrage met edelmoedigheid reeds hebben in orde gebracht.

Onze webstek iesuscaritas.org staat open voor alle fraterniteiten. Wij hopen dat jullie artikelen sturen, nieuws en het aankondigen van de toekomstige initiatieven om ze in de ‘agenda’ aan te plaatsen. Het is een manier om elkaar wederzijds nabij te zijn. Wij vinden het belangrijk dat onze fraterniteiten plaatsen zijn waar wij vernemen hoe we missionair kunnen zijn binnen onze diocesane priestercorpsen.

Op deze plaatsen waar we parochies, hospitalen, gevangenissen, onthaal voor vreemdelingen (verjaagd uit hun landen door oorlog of armoede) en plaatsen van solidariteit met de meest bedreigden van onze samenleving terugvinden, bewaren wij de geest van het appel van Broeder Charles om de ‘laatsten’ te vervoegen. Want het is met hen dat wij de Christus ontmoeten. Er is geen open spiritueel leven mogelijk zonder een edelmoedig en barmhartig hart.

Paus Franciscus nodigt er ons dringend toe uit: « Laten naar buiten treden om aan allen het leven van Jezus Christus aan te bieden… Ik verkies een gehavende Kerk, gekneusd en vuil omdat ze de straat is opgegaan, eerder dan een Kerk die ziek is omdat ze in zichzelf zit opgesloten, gehecht aan het comfort van haar eigen zekerheden. … Meer dan de vrees ons te vergissen, hoop ik dat we bezield blijven door de vrees opgesloten te zitten in structuren die ons een valse bescherming geven, in normen die ons tot onverbiddelijke rechters maken, in gewoontes waarin we ons comfortabel voelen, terwijl er buiten een uitgehongerde menigte wacht en Jezus maar voor ons blijft herhalen: “Jullie moeten hun te eten geven” Mc 6,37).” (De Vreugde van het evangelie, nr. 49).

Vanuit Vernon wensen we jullie een heilzame vasten en een mooie weg naar Pasen toe met Jezus en met je broers en zussen waarmee je tocht bent.

Jean-François en Aurelio

Vernon, Normandië, Frankrijk, 10 maart 2017

PDF: Brief van Jean François en Aurelio, Vernon, maart 2017, neer